Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
bienvenidosalafiesta: cuaderno de notas y diccionario de autores y obras de literatura infantil y juvenil    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
lunes, 10 de julio de 2017

En días sucesivos iré poniendo en la página varias selecciones de álbumes y libros que, meses pasados, había ido publicando en Medium. Son las mismas pero algo revisadas y, en algunos casos, un poco ampliadas. La primera es la presentación de unas selecciones de álbumes ilustrados (y algunos cómics).

Enviar Imprimir
domingo, 9 de julio de 2017

Un tercer aspecto de Yo no, de Joachim Fest, en el que me he fijado es el de su propia formación.

En primer lugar como lector. Habla de la biblioteca de su casa, cuenta que «mi padre amaba los libros», y rememora la importancia que, durante su niñez, tenían «las lecturas y las “historias contadas”, como decíamos nosotros», que «pasaron muy pronto a ser lo mejor de cada noche». Indica cuáles fueron sus lecturas infantiles y juveniles: «ya antes de ir al colegio nos habían leído el Struwwelpeter y sabíamos recitar de memoria sus versos moralmente intimidatorios»; más tarde llegó Wilhelm Busch con relatos como, sobre todos, Max y Moritz, que le producían una satisfacción literaria con la que no podían equipararse «ni el Dr. Dolittle, ni las leyendas germánicas ni La cabaña del tío Tom». Tom Sawyer y Huckleberry Finn, de Mark Twain, fueron «las otras dos grandes vivencias literarias de esos años»; tiempo después, «con trece o catorce años, leí Moby Dick, la historia de la ballena blanca». Su padre les daba, a él y a sus hermanos, «una propina de un marco por cada diez poemas que recitáramos sin cometer error alguno»...

En segundo lugar como alumno en dos colegios distintos: el primero, externo, en Berlín; el segundo, interno en un colegio católico al que tuvo que trasladarse por la presión del régimen sobre su familia. Señala que allí encontraron, él y su hermano, una «mayor franqueza por parte de los profesores a la hora de expresar opiniones políticas. Esto no había que atribuirlo solamente a la tradicional liberalidad de Baden, sino también al catolicismo consciente de ese Land, que constituía un respaldo para todos». Por ejemplo, «durante la clase de religión, y en relación con las pastorales del obispo Van Galen, se habló sin rodeos sobre los “asesinatos de la eutanasia”». Apunta cómo, en una conversación con un amigo, se dio cuenta de que «lo que la fe me proporcionaba en el fondo era el sentimiento de tener una especie de segunda casa que proporciona seguridad y que hace frente a todo». Con todo, en aquel colegio no encontró sustituto para su padre «a la hora de orientarme en la diversidad del pensamiento, ya se tratase de preguntas simples o rebuscadas, y fue entonces cuando fui consciente de esa carencia». En otro momento recuerda que su padre le dijo un día «que él solía dividir a las personas en los que preguntan y los que responden. Los nazis, por ejemplo, eran gente que siempre tenía una respuesta. Yo debía procurar estar siempre entre los que preguntan».

En tercer lugar, las lecciones de valor civil que aprendió de su padre. Así, recuerda lo que su padre «decía ante cualquier decisión arbitraria tomada por gente que no era nada y que de repente se había crecido: “Soporta a los clowns”. Muy pronto se convirtió en una máxima familiar que para nosotros adquirió un significado muy expresivo. En cualquier caso, y de acuerdo con su afición a utilizar máximas como guías para la vida, nos recomendó la expresión como axioma para los años siguientes y, a ser posible, para toda nuestra vida. Una vez le oí terminar un relato sobre la época nazi con las siguientes palabras: «En circunstancias como ésas, a veces hay que encoger el cuello. ¡Pero sin agachar la cabeza!».

También su hermano Winfried, decía que su padre les había «inculcado en nuestros años jóvenes una especie de orgullo por la discrepancia, algo que ninguno de estos “don nadies engrandecidos” vislumbraba, y que tampoco ninguno de ellos había llegado a conocer. Cada vez que alguien me preguntaba por los principios que me guiaban, yo decía que tenía que referirme a mi criterio escéptico y a mi aversión contra el espíritu de la época y sus simpatizantes. Nunca me había parecido cuestionable el “Ego non!” de aquel día inolvidable en que mi padre instituyó los dos turnos para cenar».

Así que, dice Fest, es cierto que «me educaron según los principios de un orden caduco. Ese orden me ha legado sus reglas y sus tradiciones y hasta su canon de poesía. Y todo eso me ha hecho apartarme un poco de mi tiempo, pero, a la vez, este orden me ha proporcionado una parcela de tierra firme que, en los años siguientes, me aportó cierta fuerza moral».

Joachim Fest. Yo no (Ich nicht, 2006). Madrid: Taurus, 2017; 296 pp.; col. Historia; trad. de Belén Bas Álvarez; ISBN: 978-8430618491. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
sábado, 8 de julio de 2017

Abro voces en el diccionario a Thornton Wilder y a Kazuo Ishiguro.

Enviar Imprimir
viernes, 7 de julio de 2017

Abro voces en el diccionario a Ngaio Marsh y Margery Allingham.

Enviar Imprimir
jueves, 6 de julio de 2017

Abro voces en el diccionario a Elmore Leonard y Edith Wharton.

Enviar Imprimir
miércoles, 5 de julio de 2017

Abro voces en el diccionario a Miguel Tanco y Lemniscates.

Enviar Imprimir
martes, 4 de julio de 2017

Una selección más estricta entre los libros mencionados días atrás sería esta:

—álbumes para prelectores y primeros lectores: Pregúntame, El atajo, Un camino de flores, Entrega especial;

—álbumes informativos: Peregrinar a Santiago en la Edad Media, Trazado. Un Atlas literario, Mundo natural;

—libros infantiles, dos ediciones de libros antiguos: Más allá del Viento del Norte, Heidi;

—un libro para todos los públicos: Pájaros en la cabeza;

—una gran novela gráfica de aventuras: La leyenda de Sally Jones;
   
—dos novelas: Se llamaba Carolina, Dulce hogar;

—libros de historia o periodísticos: Imperiofobia y leyenda negra, Havel, una vida, Yo no, Últimos testigos.

Además, a quienes conecten con sus contenidos lógicamente les recomiendo las nuevas ediciones revisadas de Formas de la felicidad y El secreto de la belleza, y Chesterton: un enamorado de la verdad.

Enviar Imprimir
lunes, 3 de julio de 2017

Las mejores novelas:

    Se llamaba Carolina. José Jiménez Lozano.
    La brigada de Anne Capestan. Sophie Hénaff.
    Será porque te amo. Luis Fernández Vaciero.
    Dulce hogar. Dorothy Canfield Fisher.
    Una voz escondida. Parinoush Saniee.
    El viejo Rivers. Thomas Wolfe.
    Bajo los montes de Kolima. Lionel Davidson.

Libros de historia:

    El corazón de todo lo existente. La historia jamás contada de Nube Roja. Tom Clavin y Bob Drury.
    Imperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea.
    Havel. Una vida. Michael Žantovský.
    Yo no. Joachim Fest.
    Una librería en Berlín. Françoise Frankel.
    Últimos testigos. Svetlana Alexiévich.

Otros libros de distinto tipo:

    Seis grandes escritores rusos. Mariano Fazio.
    Bresson por Bresson. Robert Bresson.
    Animales animados. Aleksandr Ródchenko y Serguëi Tretiakov.
    Un largo etcétera. Enrique García-Máiquez.

Ademas, Seis grandes escritores rusos me impulsó a leer por primera vez Del álbum de un cazador, y a leer bien Almas muertas, libros que he recomendado estos meses con frecuencia.

Enviar Imprimir
domingo, 2 de julio de 2017

Álbumes «para mayores», incluidas novelas gráficas, que más me han gustado en los últimos meses:

    Cuentos de osos. Gustavo Roldán.
    Última parada de la calle Market. Christian Robinson y Matt de la Peña.
    Los secretos del cole. Éric Veillé.
    Dédalo y Perdiz. Lemniscates.
    El mapa de los buenos momentos. Zuzanna Celej y Fran Nuño.
    Es tu turno, Adrián. Kristin Lidström y Helena Öberg.
    Jane, el zorro y yo. Isabelle Arsenault y Fanny Brit.
    Los cuentos entre bambalinas. Gilles Bachelet.
    Armstrong: el increíble viaje de un ratón a la luna. Torben Kuhlman.

Álbumes informativos:

    Peregrinar a Santiago en la Edad Media. Chema Román y Jaime Nuño.
    Monumental. Récords y maravillas de la arquitectura. Alexandre Verhille y Sarah Tavernier.
    Loco por los tiburones. Owen Davey.
    Trazado. Un Atlas literario. Andrew DeGraff.
    Botanicum. Katie Scott y Kathy Willis.
    Mundo natural. Amanda Wood, Mike Jolley, Owen Davey.

Libros infantiles y un poemario:

    El señor Zorro y el hilo rojo. Franziska Biermann.
    Los imaginarios. A. F. Harrold.
    Piratas del Mar Helado. Frida Nilsson.
    Yago. María Jesús Lorente y Antonio Lorente.
    Crenshaw. Katherine Applegate.
    Los fantastibulosos mundos de Roald Dahl. Stella Caldwell.
    Las ALAS del AVECEDARIO. Antonio Rubio y Rebeca Luciani.

Libros infantiles antiguos publicados en castellano por primera vez o reeditados:

    Más allá del Viento del Norte. George MacDonald.
    Heidi. Joanna Spiri.
    La ventana de Kenny. Maurice Sendak.
    El pequeño Brown. André François e Isobel Harris.

Libros juveniles, incluidas dos novelas gráficas:

    Pájaros en la cabeza. Ramón Homs y Xavier Fàbrega.
    La leyenda de Sally Jones. Jakob Wegelius.
    El barco escuela Tobermory. Alexander McCall Smith.
    Serafina y la capa negra. Robert Beatty.
    El árbol de las mentiras. Frances Hardinge.
    El piano oriental. Zeina Abirached.
    El tren de las 3:10 a Yuma y otros relatos del Oeste. Elmore Leonard.
    Muerte de un aviador. Christopher St. John Sprigg.
    Un asesino en escena. Ngaio Marsh.
    El tigre en la niebla. Margery Allingham.

Enviar Imprimir
sábado, 1 de julio de 2017

En bienvenidosalafiesta: notas del mes de junio.

Los mejores álbumes comentados en el mes: El atajo, Entrega especial, Espera.

Un extraordinario álbum enciclopédico: El curioso árbol prodigioso: Mundo natural.

En este mes hay también dos notas acerca de dos libros que me han parecido excelentes: Havel: una vida y Yo no (habrá una más en julio).

Como dije, ha salido este mes Chesterton: un enamorado de la verdad, en Ediciones Logos, Argentina.

Los días 1, 2, 3 y 4 de julio pondré varias notas con selecciones de los libros leídos y reseñados aquí en los útlimos seis meses.

Dedicaré julio y buena parte de agosto a poner orden en la página: en el diccionario incluiré voces de autores de los que ya he comentado dos o más libros; algunas selecciones de libros publicadas en Medium meses atrás también las iré incluyendo en la sección de Artículos, algo modificadas e incluyendo algunos libros más; ordenaré algunas secciones temáticas mejor.

Seguirá en pruebas este nuevo blog...

Enviar Imprimir
sábado, 1 de julio de 2017

Los mejores álbumes para prelectores leídos en los últimos meses:

    Cuéntame y Búscame. Ana Palmero.
    Ojo con los números. Aleksandra Mizielińska y Daniel Mizieliński.
    El abejoso. Nadia Shireen.
    Pregúntame. Suzy Lee y Bernard Waber.
    Mi amor. Pauline Martin y Astrid Desbordes.
    Minilibros Rey Rollo. David McKee.
    Lucy Goosey. Ann James y Margaret Wild.
    Comer un lobo. Vincent Bourgeau y Cédric Ramadier.
    ¡Mío! Emily Gravett.
    Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser.

Para primeros lectores:

    El atajo. David Macaulay.
    Pequeña en la jungla. Marta Altés.
    Matilde. Sozapato.
    Un camino de flores. Sydney Smith y JonArno Lawson.
    Tiempo libre. Lizi Boyd.
    Entrega especial. Matthew Cordell y Philip C. Stead.
    El guardián del árbol. Anja Klauss y Myriam Ouyessad.
    El jardín mágico. Lemniscates.
    ¡Qué ordenado! Emily Gravett.
    Cómo esconder un león en la escuela. Helen Stephens.
    Había una TRIBU. Lane Smith.
    Marta y la bicicleta. Albertine y Germano Zullo.
    Guisante. Sébastien Mourrain y Davide Cali.
    Esperando. Kevin Henkes.
    Tú y yo, yo y tú. Miguel Tanco.
    La increíblemente alucinante historia de Marcial, el niño normal. José Fragoso.
    Las aventuras de Beekle. Dan Santat.
    Un lobito muy educado. Matthieu Maudet y Jean Leroy.

Mañana pondré más álbumes: informativos y para lectores más mayores.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo