Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'FOSTER, Harold' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
f
Filtrar por países:
FOSTER, Harold
Historietista canadiense. 1892-1982. Nació en Halifax. Fue obrero, boxeador, buscador de oro..., antes de trabajar en el mundo del cómic. En 1921 se trasladó a Chicago y allí estudió Arte. Empezó a dibujar historietas a finales de los años veinte. Dejó la serie de TARZÁN en 1936 e inició entonces la del PRÍNCIPE VALIENTE, la que le dará fama y de la que será responsable hasta 1971. Falleció en Spring Hill, Florida.

FosterPrincipeValiente.jpg
PRÍNCIPE VALIENTE
(Prince Valiant, 1937)
Barcelona: Ediciones B, 1992; 1822 pp.; trad. de Jaime Ribera Muntaña; ISBN: 84-406-2797-1. Una nueva edición de toda la colección comenzó en 2017 con volúmenes que contienen, cada uno, las planchas de dos años; los datos del primero, correspondiente a los años 1937-1938, son: Palma de Mallorca: Dolmen, 2017; 112 pp.; trad. de Rafael Marín; diseño y rotulación de Jesús Yugo; ISBN: 978-84-16961-59-7. [Vista del libro en amazon.es]
12 años: lectores adolescentes.
Cómic.
En un ambiente paramedieval, larga historia de un joven que se une a los caballeros de la Tabla Redonda y participa en muchos combates ganando cada vez más fama. Con el paso de los años se casará, tendrá varios hijos y el mayor, Arn, acabará teniendo un gran protagonismo.
Relato considerado por muchos, con razón, como la mejor serie de aventuras jamás dibujada en cómic, por el ritmo del relato, en el que sobresalen unas fastuosas viñetas-secuencia, y por la minuciosidad de orfebre con la que Foster reproduce armas, vestidos, edificios, decorados... Algunos críticos reprochan a Foster la artificiosidad de unas composiciones que a veces parecen murales, y una majestuosidad que puede resultar poco natural, pero que procede de los mitos artúricos, las fuentes en las que Foster bebe. Es también destacable su planteamiento de las aventuras como una larga narración cuyo hilo conductor es el crecimiento de un protagonista que ha de sufrir penalidades y envejecer.

El prólogo de Rafael Marín al primer volumen de la segunda edición mencionada —mucho mejor que las publicadas en castellano anteriormente— explica bien la importancia de Harold Foster y de Príncipe Valiente. Se detiene a comentar algunos momentos espectaculares del relato, que pasaron por derecho propio a la historia del cómic, y hace notar bien la seriedad y la originalidad del autor al confeccionar guión, secuencia y dibujos: «todo ello hace de Prince Valiant un águila que vuela muy por encima de los cómics al uso, entonces y ahora: un tóitulo que busca siempre la coherencia, el rigor, la diversión. La obra maestra del medio para la eternidad». En los igualmente valiosos prólogos a los volúmenes correspondientes a los años 39-40, 41-42 y 43-44 —que son los que conozco y se han editado cuando escribo esto, en noviembre de 2018—, comenta la evolución y distintas particularidades de la obra de Foster en general y de las aventuras que se cuentan en cada entrega.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo