Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'SIEGEL, Jerry' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
s
Filtrar por países:
SIEGEL, Jerry
Guionista norteamericano. 1914-1996. Nació en Cleveland, Ohio. Falleció en Los Ángeles. Creador en 1938, junto con Joe SHUSTER, de SUPERMAN.  Ambos fueron responsables del personaje durante los primeros diez años de su existencia. Mantuvieron una batalla legal durante los siguientes cuarenta años para que su autoría les fuera mínimamente recompensada.

Siegel-Superman.jpg
SUPERMAN
(1938)
Las mejores historias de Superman jamás contadas (The Greatest Superman Stories Ever Told, 1987); Barcelona: Zinco, 1990; 333 pp.; trad. de Henry Bridges; ISBN: 84-86871-11-5.
12 años: lectores adolescentes.
Cómic.
Volumen que contiene algunos de los primeros relatos del personaje, así como información sobre la evolución de su historia y de su confección.
En los pequeños episodios recogidos en el libro citado se ve que ni los dibujos ni los desarrollos argumentales del comienzo tienen mucho valor, que lo importante de Superman es su condición de prototipo de superhéroe invulnerable, capaz de combatir cualquier amenaza, «un genio por su inteligencia, un Hércules por su fuerza, una Némesis para los malhechores: el Superman», se decía en la definición del personaje; pero mientras otros héroes anteriores escondían su verdadera identidad detrás de un disfraz o un antifaz, con Superman se invierte la situación: Clark Kent es su disfraz. Nació en el primer número de Action Comics, y su arrollador éxito consagró los llamados «cómic-books», revistas nacidas en la década de los treinta, que normalmente se dedicaban a un género (humor, policiaco, ciencia-ficción, etc.), y que contenían una o varias historias de distintos personajes. Aunque ya existían libros que recopilaban tiras ya publicadas, los nuevos «cómic-books» supusieron un cambio de orientación: sus características de precio, formato, periodicidad, etc., se adaptaban a una audiencia específica, un escalón más bajo que la propia de los «pulps» o novelas baratas, pues se suponía que una narrativa basada en los dibujos la podían leer las personas de menos cultura. Además, al depender de su propia venta y no del medio en que se publican, cultivaban hasta el límite la excitante ansiedad del «continuará». Y Superman los hizo triunfar en una escala sin precedentes.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo