Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'GATES, Doris' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
g
Filtrar por países:
GATES, Doris
Escritora norteamericana. 1901-1987. Nació en Mountain View, California. Fue bibliotecaria en Fresno, y trabajó en las escuelas para hijos de trabajadores temporales emigrantes, el ambiente que muestra en Sauce azul. Autora de varias novelas. Luego fue profesora universitaria y editora. Falleció en Carmel, California.

GatesSauceA.JPG
Sauce azul
(Blue Willow, 1940)
Madrid: Rialp, 2002, 5ª ed.; 176 pp.; col. El Roble Centenario, serie roja; ilust. de Juan Ramón ALONSO; trad. de Carmen Gómez de Agüero; ISBN: 84-321-2582-2. [Vista del libro en amazon.es]
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Vida diaria.
California, finales de los años 20. Para Janey Larkin, el plato de sauce azul que conserva de la madre que no recuerda, «era el eje de su universo, la roca sólida en medio de las arenas movedizas», como un tesoro que contenía también la promesa de futuros buenos tiempos. Su padre trabaja en los campos de algodón y Janey sueña con que puedan vivir en un lugar estable, más aún desde que hace amistad con Lupe Romero, una vecina de su misma edad.
Con personajes bien caracterizados, un lenguaje preciso y a veces poético, el relato se centra en las dificultades que tiene la familia Larkin a causa de una crisis social agravada en su caso por un explotador. La autora consigue hacer partícipe al lector de las emociones que brotan en Janey: su apego al plato azul —al ser azul se alude, seguramente, a un tipo de porcelana inglesa del siglo XVIII que fue muy popular—, los recuerdos y esperanzas que se despiertan en su interior. Con una sola pincelada, Gates enseña cómo nace la amistad: con ocasión de la frase de acogida de Lupe, «espero que te quedes mucho tiempo aquí», Janey experimenta una sacudida pues «era la primera vez que alguien le decía algo así a Janey. Un nuevo calor rodeó su corazón, esa clase de calor que uno siente sólo cuando sabe que ha encontrado un buen amigo. Janey se quedó muy quieta para dejar que toda la alegría que le había producido el descubrimiento llenase su cuerpo». Más adelante, Janey apreciará como una «inmensa suerte tener una amiga como Lupe», que con total naturalidad «sabía ponerse en el lugar de los demás».
Deseos de aventuras

Cuando caen en sus manos las aventuras del Rey Arturo, la mente y el corazón de Janey se trasladan a la Edad Media. Ante sus deseos de aventuras, su padre le comenta:

—«Algún día, Janey, cuando crezcas, comprenderás que todos y cada uno de los días que has vivido durante los últimos cinco años han sido una aventura. ¿Sabes?, una aventura es algo inesperado que aparece en tu vida y no sabes muy bien cómo va a terminar, y, a veces, incluso puede venir acompañada de peligros. Y no importa si sucedió hace mil años o ahora mismo, sigue siendo una aventura. Todos los días que vivimos hemos de entenderlos como aventuras, que pueden ser peligrosas porque no sabemos qué esperar de ellas. Tal vez me equivoque, pero creo que se necesita más valor para vivir como nosotros vivimos sin perder el ánimo, que para ponerte una armadura y marcharte a luchar con alguien que tiene algo contra ti.

Janey escuchó atentamente, meditó las palabras de su padre y las encontró algo extrañas; su idea de la aventura era muy distinta de la que tenía papá. Le miró con ojos escrutadores, intentando ver en su rostro bronceado y curtido el aspecto de un héroe, pero no lo consiguió».

La lucha de su madre contra la enfermedad y la mayor comprensión de los sucesos de su vida, irán ayudando a Janey a reconocer el verdadero significado del valor.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo