Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'VINCENT, Gabrielle' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
v
Filtrar por países:
VINCENT, Gabrielle
Ilustradora belga. 1928-2000. Nació y falleció en Bruselas. Estudió Bellas Artes. Pintora y acuarelista. Autora de muchos álbumes que a veces firmó con el seudónimo de Monique Martin, como en el caso de Un día, un perro.

Vincent00Perro.jpg
Un día, un perro
(Un jour, un chien, 1974)
Barcelona: Zendrera Zariquiey, 2004; 80 pp.; ISBN: 84-8418-198-7.
9 años: lectores niños.
Álbumes ilustrados.
Un perro abandonado en una carretera, el perro persigue al coche pero lo pierde, más adelante se cruza cuando pasa otro coche y provoca un accidente, el perro se va, llega a una ciudad, un hombre lo echa, un niño en la carretera lo acoge.
Vincent00PMar.jpg
La pequeña marioneta
(Le petite marionette, 1994)
Barcelona: Zendrera Zariquiey, 2002; 73 pp.; trad. de Sylvia Oussedik; ISBN: 84-8418-098-0.
9 años: lectores niños.
Álbumes ilustrados.
Un niño solo, delante de un teatrillo de marionetas, y el titiritero que, oculto, se da cuenta de su presencia y hace actuar una marioneta para él. El niño que, preocupado cuando ve que un lobo quiere comérsela, agarra la marioneta y sale corriendo con ella. El titiritero que repara entonces en que el niño cree firmemente que la marioneta es de verdad y sale corriendo detrás...
Historias llenas de bondad y ternura, pero con un fuerte vigor argumental, contadas casi exclusivamente con unos superexpresivos y económicos dibujos a carboncillo, que parecen hechos de primera intención y que alguien ha definido como «expresionismo minimalista». En Un día, un perro abundan las escenas en las que el perro, dibujado muy pequeño, se ve a lo lejos en la llanura: es extraordinaria la capacidad que tienen unos dibujos abocetados tan sobrios de sugerir soledad y tristeza, y compasión y ternura. En La pequeña marioneta se transmiten las emociones del protagonista y del titiritero tanto a través de las expresiones de las caras, a veces solo esbozadas, como por medio del movimiento que tienen las figuras.

Además, La pequeña marioneta es mucho más que una demostración de maestría de una gran dibujante: es también una historia de crecimiento formidablemente contada, podríamos decir que como lo haría un cuidado «storyboard» cinematográfico, con un comienzo engañosamente nostálgico y dulce que nos mete dentro de un mundo de fantasía inocente, luego roto cuando se averigua la realidad, y por último recompuesto con más solidez cuando tiene lugar el descubrimiento gozoso del afecto y la amistad. Es un ejemplo de álbum que funciona bien a todos los niveles: logra la identificación con el niño-lector y con el adulto que simplemente lo vean, y a los más reflexivos los deja boquiabiertos con el inteligente juego dentro-fuera, fantasía-realidad, niñez-madurez.
Ernesto y Celestina

La autora fue famosa por la serie de álbumes protagonizados por Ernesto y Celestina (Ernest et Célestine), relatos de vida cotidiana sobre un oso fuerte y paciente y una ratita mimosa e inquieta, con una composición de lo más clásica —una o dos ilustraciones por página, palabras en la franja blanca de abajo— y una calidad extraordinaria en los dibujos. Titulados en la década de los ochenta como César y Ernestina, se publicaron en castellano varios el año 2008: Ernesto y Celestina han perdido a Simeón, músicos de la calle, van de picnic, van al fotógrafo (Zaragoza: Marenostrum, 2008; 25 pp.; trad. de Pilar Pablos). Recientemente ha vuelto a publicarse Ernesto y Celestina, músicos callejeros: los protagonistas necesitan dinero para reparar su casa por lo que deciden salir a la calle, Ernesto a tocar el violín y Celestina a cantar; no les sale bien al principio pero uno anima al otro, mientras un público de osos y ratones los contempla y los aplaude.

Ernesto y Celestina, músicos callejeros (Ernest et Célestien, musiciens des rues, 1981). Pontevedra: Kalandraka, 2017; 26 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Juan Ramón Azaola; ISBN: 978-84-8464-285-5. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo