Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'STEIG, William' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
s
Filtrar por países:
STEIG, William
Escritor e ilustrador norteamericano. 1907-2003. Nació en Nueva York, creció en el Bronx. Estudió Bellas Artes. Publicó relatos y caricaturas en el The New Yorker desde muy joven. Su primer libro para niños es de 1968, cuando ya era escritor, pintor y escultor famoso. Sus tres hermanos y sus tres hijos también se dedicaron a las Bellas Artes. Falleció en Boston.

SteigSylvester.jpg
Sylvester and the Magic Pebbles
(1969)
Nueva York: Little Simon, 1995; 32 pp.; ISBN: 0689804172. [Vista del libro en amazon.es]
Hay edición en castellano titulada Silvestre y la piedrecita mágica en Mineápolis: Sagebrush Education Resources, 1999; trad. de Teresa Mlawer; ISBN: 0613123697. [Vista de esta edición en amazon.es]
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Sylvester es un borrico que colecciona guijarros. Un día encuentra uno muy bonito y descubre que, cuando lo tiene en la mano, se cumplen los deseos que formula. Cuando vuelve a casa tan contento, le amenaza un león y no se le ocurre más que pensar que ojalá fuera una piedra. Y así ocurre. Sus padres lo buscan desesperados pero no lo encuentran. Hasta que, pasado el tiempo, un día van de picnic al campo y se ponen a comer justo encima del Sylvester-piedra, y cuando su padre ve allí cerca un precioso guijarro, lo coge, recuerda que su hijo los coleccionaba, y lo pone justo encima de la piedra grande.
Dominico
(Dominic, 1972)
Madrid: Austral, 1986; 191 pp.; col. Austral Juvenil; ilust. del autor; trad. de María Luisa Balseiro; ISBN: 84-239-2751-2.
9 años: lectores niños.
Narrativa: Fantasía.
Dominico es un perro en busca de aventuras. Una cocodrila-bruja le orienta por el camino adecuado; un barbo le regala una lanza; tiene su primer encuentro victorioso con la Banda Funesta; libera a una avispa capturada por una araña; atiende a un cerdo moribundo, de nombre Bartolomé Tejón, que le da en herencia un fabuloso tesoro. Dominico vuelve a ser atacado por la Banda Funesta, pero es ayudado por una horda de avispas vengadoras. Va repartiendo el tesoro con generosidad: con el burro Elías Gorrino, con la tortuga Leandro Canguro, con el jabalí Bernardo de la Cerda, con la gansa Matilde Raposa y sus cinco gansitos... Conoce al ratón pintor Manfredo León, a la cabra Ramiro Montañés, al elefante pigmeo Muana Boomba... Une a todos los animales contra la Banda Funesta y termina con sus fechorías. Por último, encuentra a una hermosa Perra Durmiente a la que desencanta...
Steig-Irene2.jpg
Irene, la valiente
(Brave Irene, 1998)
Nueva York: Farrar, Straus and Giroux, 1993; 32 pp.; Mirasol; trad. de Teresa Mlawer; ISBN: 0-374-43620-7.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
La señora Buendía es costurera y acaba de terminar un traje para la duquesa. Pero enferma y no puede llevárselo. Como corre prisa, su hija Irene se ofrece y, a pesar del viento, el frío, la nieve, que se tuerce un tobillo..., acaba llegando y entregando el traje. La duquesa se admira de que, con ese tiempo de perros, haya conseguido siquiera llegar.
Steig confiesa que no puede concebir un libro para niños que no sea optimista. Y, en efecto, sus libros protagonizados por animales humanizados son siempre positivos y divertidos, y tienen unos finales gozosos para el lector pequeño. Su estilo es directo, su humor parece ingenuo pero es incisivo, y sus ilustraciones son sencillas y eficaces.

Quizá sea Silvestre y la piedrecita mágica, un relato con animales humanizados como protagonistas y un indudable carácter de cuento tradicional con transformación mágica, el más popular de los muchos cuentos de su autor (dejando de lado las críticas que se le han hecho debido a que los policías a los que piden ayuda los padres de Silvestre sean cerdos). Pero también Dominico es una historia de lo más entusiasta. E Irene la valiente cuenta con una protagonista de coraje inolvidable y es una bonita historia de amor entre padres e hijos.
Un luchador animoso

Dominico es el primer libro «largo» de Steig y un ejemplo representativo del tono de sus relatos. Así, al principio se nos dice que a Dominico «le encantaban las situaciones dificultosas. Te pusieras como te pusieras, todo lo que la vida te ofrecía eran ocasiones para poner a prueba tus capacidades, tus facultades; y él disfrutaba superando esa clase de pruebas». Sus éxitos continuos le llevan a preguntarse «¿cómo se las arreglaría el mundo sin mí antes de que yo naciera? [...]. ¿No les parecería que faltaba algo?». Y, al final de sus aventuras, el narrador señala los pensamientos de Dominico: «La vida no era aburrida por aquel camino. Luchar contra los malos del mundo era una experiencia necesaria y gratificante. Ser feliz entre los buenos era, claro está, todavía más gratificante. Pero no se podía ser feliz entre los buenos si no se luchaba contra los malos».
Más libros

—La isla de Abel (Abel´s Island, 1976); Madrid: Alfaguara, 1981, 3ª ed.; 123 pp.; col. Juvenil Alfaguara; trad. de María Luisa Balseiro; ISBN: 8420432008.

Relato simpático sobre un joven ratón recién casado, aislado en medio del río después de una inundación, se verá en la situación de un nuevo Robinson Crusoe, pero «era tradicional en su familia no darse nunca por vencido, sino roer los problemas hasta resolverlos», así que no parará hasta reunirse con su mujer.

—Doctor De Soto (1982); Madrid: Altea, 1990; 32 pp.; col. Los álbumes Altea; trad. de María Puncel; ISBN: 84-372-6616-5.

Álbum ilustrado que trata sobre un matrimonio de ratones dentistas, muy amables, que un día, por compasión, rompen la regla que tienen de no atender a gatos y a otros animales peligrosos, y reciben en su consulta a un zorro con aviesas intenciones.

Shrek.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo