Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'JANOSCH' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
j
Filtrar por países:
JANOSCH
Firma del escritor e ilustrador alemán Eckert Horst Janosch. 1931-. Nació en Hindenburg, Alta Silesia, que hoy se llama Zabrze y pertenece a Polonia. Fue obrero en su juventud. A los 23 años fue a Múnich, donde comenzó a estudiar arte y a escribir relatos y realizar ilustraciones para periódicos. Autor de muchos libros infantiles.

El hombrecillo de la manzana
(Das Apfelmänchen, 1965)
Barcelona: Lumen, 1987, 2ª ed.; 29 pp.; trad. de Humpty Dumpty; ISBN: 84-264-3523-8.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Un hombre muy pobre tiene un manzano que, cuando llega el momento de florecer, sólo da una manzana... pero gigante. Orgulloso de ella, se convierte sin embargo en una gran preocupación tener que vigilarla primero e intentar venderla después...
JanoschPanamá.jpg
¡Qué bonito es Panamá!
(Ob, Wie Schon ist Panama, 1978)
Madrid: Alfaguara, 1991, 8ª reimpr.; 50 pp.; col. Infantil Alfaguara; trad. de Ana Pérez; ISBN: 84-204-3733-6. Nueva edición en Pontevedra: Kalandraka, 2010; 52 pp.; ISBN: 978-84-92608-09-6.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Un osito y un tigre que viven junto a un río, encuentran una caja con olor a plátanos y con un rótulo que pone: «Panamá». Salen con la intención de llegar a ese lugar mágico, «el país de los sueños», y van preguntando en su camino a distintos animales: unos les ayudan, otros les despistan...
Janosch es un autor e ilustrador prolífico que suele contar historias disparatadas o de animales humanizados con las que busca nuevos enfoques y perspectivas de cuestiones ordinarias.

El hombrecillo de la manzana pertenece a su primera época, cuando en sus libros predominaba más la imagen que el texto. Sus ilustraciones, en la línea del expresionismo centroeuropeo, con la ingenuidad aparente de unas pinturas como las de los niños, le sirven para componer un relato sobre las ilusiones humanas y los deseos insatisfechos, a veces como consecuencia de la vida misma, y otras a causa de la torpeza o la maldad de otros...

En ¡Qué bonito es Panamá!, un libro que hizo de Janosch un autor popular y quizá el libro más representativo de su segunda época, las ilustraciones, lejos de cualquier estridencia, son coloristas y tienen un carácter más infantil, sin perder ni calidad en la composición ni sentido narrativo. Son también alegres y reconocibles, como corresponde a un texto con continuos toques de buen humor y muchos diálogos divertidos. Los mensajes de fondo son positivos y optimistas: el valor del hogar, al que terminan volviendo el osito y el tigre; el de la amistad que les permite superar las dificultades del camino; la importancia del camino mismo: si no hubieran emprendido su viaje, «no se hubieran encontrado ni al zorro ni a la Corneja. Y no se hubieran encontrado ni a la liebre ni al erizo. Y nunca hubieran sabido lo cómodo y blando que es un sofá de terciopelo».
Más libros

En varios libros con los mismos personajes de ¡Qué bonito es Panamá!, Janosch vuelve a los temas de amistad y convivencia de un modo parecido al de Arnold LOBEL en su serie de SAPO Y SEPO. Es el caso, por ejemplo, de:

—Vamos a buscar un tesoro (Komm, wir Finden einen Shatz, 1979). Madrid: Alfaguara, 2002, 2ª ed., 10ª reimpr.; 48 pp.; col. Infantil, amarilla; trad. de Ana Pérez; ISBN: 84-204-4845-1.

El pequeño oso y el pequeño tigre buscan la felicidad pensando que todo está en la riqueza, pero no encuentran ningún tesoro e, incluso, se pelean por su causa: al final descubren que el verdadero tesoro está en la amistad.

—Correo para el tigre (Post für den Tiger, 1980). Madrid: Alfaguara, 1987, 4ª reimpr.; 48 pp.; col. Infantil, amarilla; trad. de Ana Pérez; ISBN: 84-204-4845-1.

Osito se va a pescar y pequeño tigre le pide que le escriba una carta: así comienza un intercambio de cartas en el que poco a poco van participando todos los animales.

—Yo te curaré, dijo el pequeño oso (Ich mach dich gesund, sagte der Bär, 1985). Madrid: Alfaguara, 2003, 3ª ed., 3ª impr.; 48 pp.; col. Próxima parada Alfaguara, Amarilla; trad. de Regino García Badell; ISBN: 84-204-4834-6.

Cuando enferma el pequeño tigre, el pequeño oso lo cuida y se preocupa de que tenga todo lo que necesita para que se cure, hace que vengan sus amigos a visitarle, le lleva también al hospital...
En Janosch y la anarquía simpática, hay un comentario a otros relatos del autor, con acentos algo distintos, titulados Historia de Valek, el caballo, Valek y Jarosch y El tío Popoff se sube a los árboles.

Otro libro
más es Todos mis patitos.
Bibliografía:
Ana Garralón. El osito que leía a Bukowski. Revista PEONZA, n. 57, VII.2001.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo