Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'RASKIN, Ellen' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
r
Filtrar por países:
RASKIN, Ellen
Ilustradora y escritora norteamericana. 1928-1984. Nació en Milwaukee, Wisconsin. Empezó Periodismo pero después se licenció en Bellas Artes. Trabajó en publicidad. Fue profesora de ilustración. Al principio ilustró libros de otros pero después publicó álbumes propios y escribió varias novelas. Falleció en Nueva York.

RaskinNH00.jpg
Nothing ever happens on my block
(1966)
Nueva York: Aladdin, 1989; 32 pp.; ISBN: 0689713355.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Chester Filbert es un chico que se queja de que nada ocurre nunca en su barrio. Lo cuenta él mismo, con cara de aburrido, mirando de frente al lector, mientras a sus espaldas ocurren muchísimas cosas.
RaskinWestingG.JPG
The Westing Game
(1978)
New York: Puffin Books, 1997; 217 pp.; ISBN: 0-14-038664-5.
15 años: lectores jóvenes.
Narrativa: Intriga y misterio.
En las Sunset Towers, un edificio de apartamentos situado a las orillas del lago Michigan, viven los dieciséis herederos del millonario Samuel Westing. Cuando los reúnen para la lectura del testamento los dividen en ocho parejas y, a cada pareja, le dan una clave distinta, que son unas palabras que forman parte de la letra de una canción, y les desafían a que averiguen quién asesinó a Westing. Cada heredero cobrará 10 mil dólares por participar en el juego y quien resuelva el caso heredará doscientos millones y dirigirá la compañía de Westing.
En Nothing ever happens on my block, a un mismo dibujo básico de Chester sentado en el bordillo de la acera con las casas de su barrio al fondo, se van añadiendo detalles y, según avanzan las páginas, se van desarrollando pequeñas historias que Chester no aprecia pero el lector sí: ladrones, bomberos, accidentes, etc. El texto, deliberadamente plano, contrasta con las trepidantes acciones que se ven detrás.

Es el primer álbum propio de la autora, un ejemplo paradigmático de cómo jugar con la ironía, y que desarrolla esa capacidad en el lector pequeño al ponerlo en ventaja sobre Chester; que habla con talento de la necesidad de saber mirar alrededor para poder apreciar claramente las cosas, y que sirve para que cualquier lector se interrogue si no será él mismo un Chester cualquiera.

The Westing Game es una curiosa novela cuyo interés principal está en el acertijo que propone y en los giros que la trama va dando según se acerca el final. Por un lado, el relato pide atención y puede desanimar porque pronto queda claro que todo es demasiado artificioso para ser creíble: a diferencia de Nothing ever happens on my block, en este caso el lector va siempre por detrás de los descubrimientos de los protagonistas y está por completo en manos del narrador de la historia. Pero, por otra parte, capta el interés, porque la narración está bien construida, respira buen humor, y los personajes tienen personalidades bien definidas y ocupaciones variadas: una modista, un recadero, una secretaria, un portero, una señora de la limpieza, una juez negra; el dueño de un restaurante chino, su segunda mujer, y su hijo; un podólogo y su mujer, sus hijas Alice y Turtle —que es la principal protagonista y es una lista y activa chica de trece años—, el médico novio de Alice; los hermanos Theodorakis, uno inválido y otro que cuida de él y desea ser escritor.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo