Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'ANGELI, Marguerite de' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
a
Filtrar por países:
ANGELI, Marguerite de
Escritora e ilustradora norteamericana. 1889-1987. Nació en Lapeer, Michigan. Fue muy popular en su país durante las décadas de los cuarenta y cincuenta. Falleció en Filadelfia, Pensilvania.

Angeli-PM1.jpg
La puerta en la muralla
(The Door in the Wall, 1949)
Madrid: Rialp, 1992; 139 pp.; col. El Roble Centenario, serie roja; trad. de José Luis Haering y Therese Anne Keenan; ISBN: 84-321-2944-5. [Vista del libro en amazon.es]
La ilustración que figura a la derecha es de la misma autora y corresponde a la edición original.
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Aventura.
Edad Media, Inglaterra. Robin, hijo de un noble, está destinado a ser caballero del rey, como su padre. Obligado por las circunstancias a quedarse solo, durante los desórdenes que provoca la peste, sufre una enfermedad que le deja paralítico. Ayudado por un monje, el hermano Lucas, rehace su vida y marcha en busca de sus padres.
Los escenarios habituales de las novelas de la autora son norteamericanos, pero no es así en este caso, aunque su ambientación histórica y geográfica es la mínima para situar y conducir la narración. Su interés primordial se centra en las soluciones a la invalidez de Robin, «puertas en la muralla». A lo largo del relato, Robin ejercita distintas ocupaciones que, de uno u otro modo, le van ayudando: leer, nadar, andar con muletas, estudiar música, aprender la talla de madera, practicar el tiro con arco... «Cada uno tenemos un puesto en el mundo —le dirá Sir Peter—. Si no podemos servir de una manera, siempre existe otra. Si hacemos lo que podemos, siempre se abre una puerta que da entrada a otra cosa, a otra oportunidad. “Otra vez la puerta”, pensó Robin». La lección es evidente: «Esa es la vara que mide el éxito: lo que somos capaces de hacer con lo que tenemos», sentencia el monje.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo