Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Indices: autor 'FREEMAN, Don' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
f
Filtrar por países:
FREEMAN, Don
Ilustrador norteamericano. 1908-1978. Nació en San Diego, California. Estudió Arte. Fue trompetista de jazz y tuvo varios trabajos antes de llegar a ser un ilustrador muy popular. Su primer libro ilustrado es de 1951. Falleció en Santa Bárbara, California.

FreemanCorduroy.JPG
Corduroy
(1968)
Nueva York: Viking Penguin - Puffin Books, 1988; 30 pp.; Corduroy Series; versión en español, no indica traductor; ISBN: 0-14-054252-3. [Vista de una edición, en inglés, en amazon.es]
3 años: prelectores.
Álbumes ilustrados.
Un osito lleva tiempo en la juguetería de una tienda grande. Hasta que una niña se fija en él por fin, pero no se lo lleva porque su madre dice que no tiene un botón y porque no tienen ya suficiente dinero. Corduroy se preocupa porque le falte un botón y lo busca esa noche por las distintas plantas de los grandes almacenes, y arma un estropicio. El guardia nocturno lo descubre y lo devuelve a su sitio. Al día siguiente la niña vuelve a por él.
Relato que podríamos encuadrar en distintos sub-subgéneros: ositos de peluche, juguetes que cobran vida cuando nadie los ve, relaciones de afecto entre propietario y juguete. Y que podríamos calificar de una sencillez engañosa: textos e ilustraciones están conjugados con gran naturalidad, las ilustraciones son clásicas y aparentemente sencillas pero transmiten excepcionalmente bien los sentimientos del osito. Y el resultado final es que pocos álbumes logran una conexión tan directa con el niño como éste.

La historia continuará, más adelante, con A pocket for Corduroy (1978); Nueva York: Viking Press, 1978; 30 pp.; ISBN: 0-14-050352-8. Esta vez el osito se perderá en la lavandería porque se da cuenta de que no tiene ningún bolsillo y se pone a buscarlo.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo