Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'ROUNDS, Glen' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ROUNDS, Glen
Ilustrador norteamericano. 1906-2002. Nació en Wall, South Dakota. Creció en ranchos de South Dakota y Montana, donde pasaba buena parte de su tiempo dibujando animales y paisajes. Estudió Arte. Desempeñó variados trabajos antes de dedicarse a ilustrar libros de otros, y a escribir e ilustrar sus propios libros. Fue un ilustrador característico de la vida en el Oeste. Falleció en Pinehurst, North Carolina.

RoundsOnceHorse.jpg
Once We Had a Horse
(1969)
Nueva York: Holiday House, 1996; 62 pp.; ISBN: 0-8234-1243-1.
3 años: prelectores.
Álbumes ilustrados.
Dos niños pequeños de un rancho al que llevan un viejo caballo durante un verano, se pasan todo el tiempo intentando subirse al caballo y dar paseos en él, no siempre con éxito.
Wild Horses of the Red Desert
(1969)
Nueva York: Holiday House, 1969; 48 pp.; ISBN: 0823401464.
9 años: lectores niños.
Álbumes ilustrados.
Descripción de la vida de una manada de caballos salvajes en un lugar escarpado al que los cazadores no pueden llegar.
Álbumes sin más argumentos que la descripción de la vida de los caballos y que los recuerdos del niño narrador, y que ocupan un destacado puesto dentro del popular sub-subgénero de los libros sobre caballos.

Wild Horses of the Red Desert es como un resumen de todos los elementos típicos que aparecen en ellos y, por el contrario, Once We Had a Horse ofrece una visión complementaria y, en cierto modo, antitética. Lo jugoso en ellos son los dibujos esbozados a carboncillo, llenos de movimiento y expresividad. En el primer libro las figuras van coloreadas en el interior y el breve texto va debajo de las ilustraciones, en el segundo los dibujos no tienen color y cada ilustración ocupa una página completa mientras las frases del texto van en la opuesta.

En Once We Had a Horse podría prescindirse del texto pero, en cualquier caso, está medido para decir lo mínimo y dejar que los dibujos añadan lo que no se comenta. Ambos libros, aunque no son geniales, tienen la cualidad de que no son nada sentimentales, y precisamente porque se ciñen sólo a lo básico y cuentan las cosas sin ternurismos, y porque apoyan su fuerza en unos sobresalientes dibujos, conservarán su atractivo siempre.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo