Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'WEATHERBY, Mark Alan' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
WEATHERBY, Mark Alan
Ilustrador norteamericano. Creció en el estado de Washington, donde vive. Pintor. Autor de varios álbumes.

Weatherby-MD00#001.jpg
Mi dinosaurio
(My Dinosaur, 1997)
Madrid: Kókinos, 2002, 2ª impr.; 32 pp.; adaptación de Pepe Morán; ISBN: 84-88342-22-5.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Al acostarse, Sophi realiza con su amigo el dinosaurio fabulosos paseos nocturnos. Y, aunque su madre piensa que todo es un sueño, ¿cómo explicar las hojas de árboles que hay en su cama cuando se despierta por la mañana?
Álbum excepcional, gráfica y narrativamente, que transmite como pocos el sentido de maravilla y fascinación con que un niño puede vivir sus sueños. Las ilustraciones, como fotogramas, van en colores metálicos y recurren a luces muy acentuadas; son hiperrealistas en los primeros planos de la cara de la niña o al mostrar aspectos del dinosaurio; en los fondos difuminados se aprecian paredes empapeladas con dibujos de dinosaurios, o en una esquina se insinúa el canto de un libro sobre dinosaurios... Contar la historia desde la perspectiva de la chica y mostrar sólo detalles pequeños del dinosaurio, son elecciones perfectas para dar verosimilitud y misterio a la historia. Además, las escenas van unidas por un guión excelente donde todo encaja bien, y potenciadas por un texto que, a la vez, es sencillo para gustar al niño e intenso para despertar sentimientos quizá dormidos en el lector adulto: «Hay momentos especiales, no lo olvides...».

Y una reflexión al margen: una historia como ésta, que no tiene pudor ninguno en ser tan «literalmente realista» a pesar de que su tema sea fantasioso, sólo puede provenir de un heredero de PYLE, WYETH y otros ilustradores norteamericanos clásicos; sin embargo, es casi seguro que un autor europeo que deseara transmitir lo mismo se sentiría obligado a buscar caminos más oblicuos...

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo