Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'GOODE, Diane' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
GOODE, Diane
Ilustradora norteamericana. Nació en Nueva York. Comenzó su carrera como ilustradora en 1974 y ha puesto imágenes a varias decenas de libros.

GoodeWhenYoung.jpg
When I Was Young in the Mountains
(1982)
Texto de Cynthia RYLANT. Nueva York: Puffin Books, 1982; 26 pp.; ISBN: 0-14-054875-0.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Una niña, a la que vemos en las imágenes, habla de la vida, suya y de su hermano, con sus abuelos, en los Apalaches. Sin otra intención que la de recordar un tiempo feliz, se van viendo escenas de su vida ordinaria: que su abuelo llega manchado del carbón de la mina, que se bañan en una poza, que van a la iglesia el domingo, etc.
GoodeMiraEstre.JPG
Mira cómo salen las estrellas
(Watch the Stars Come Out, 1985)
Texto de Riki Levinson. Madrid: Altea, 1987; 32 pp.; trad. de Juan Ramón Azaola; ISBN: 84-372-6607-6.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
En la primera imagen la abuela cuenta a su nieta lo que a ella le contaba su madre, cuando era una niña y, junto con su hermano mayor, de diez años, viajaron a América, en barco, para reunirse con sus padres y su hermana. Se ve la partida, distintas escenas en el barco, la llegada a Nueva York, los trámites para poder entrar en el país, el encuentro con sus padres…
Dos excelentes álbumes de memorias de infancia. El primero tiene un texto repetitivo y sonoro, que introduce las escenas casi siempre con la frase del título. El segundo, donde ningún personaje tiene nombre, es igualmente cálido y, sobre todo, acentúa la seguridad y esperanzas de la narradora, tranquilizada por su hermano mayor en el barco.

Las ilustraciones, que en los dos casos ocupan una sola o las dos páginas según convenga, están equilibradas y entonadas; son más precisas y no tienen marcos las del primer álbum, tal vez como corresponde a un ambiente natural; y tienen un aire un poco más desvaído y llevan marcos las del segundo, tal vez por ser una historia más antigua y por estar narrada por alguien a quien se la han contado también.

En los dos casos se puede destacar que, aunque desbordan nostalgia, no son relatos en absoluto sentimentales. En el primero basta ver cómo la abuela da con el azadón a la serpiente y el tipo de bromas propias de chicos rurales; y en el segundo, un álbum más acerca de la emigración de judíos centroeuropeos a los Estados Unidos, las imágenes respiran la inquietud que las palabras esconden.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo