Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'MÜHLENWEG, Fritz' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MÜHLENWEG, Fritz
Escritor alemán. 1898-1961. Nació en Constanza. Cuando tenía 28 años, acompañó al sueco Sven Hadin en su expedición a Mongolia el año 1927 y buena parte de su trabajo allí consistió en resolver dificultades logísticas: encontrar el modo de alimentar a doscientos camellos, llegar a los oasis, eludir bandas de ladrones, etc. Apoyado en esa experiencia escribió años más tarde su novela En misión secreta a través del desierto de Gobi.

En misión secreta a través del desierto de Gobi
(In geheimer Mission durch die Wüste Gobi, 1950)
Barcelona: Herder, 1956. Son 4 volúmenes titulados:
—Monte-de-Brújula y Gran-Tigre; 316 pp.; trad. de Juan Godó Costa; nota preliminar de Sven Hedin;
—Hacia El Edsin-Gol; 260 pp.; trad. de Juan Godó Costa;
—Dampignak; 348 pp.; trad. de José María Balil Giró;
—Hacia Urumchi; 271 pp.; trad. de José María Balil Giró; agotados.
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Aventura.
Año 1922, Pekín. Los protagonistas son dos amigos de doce años, uno chino llamado Gran Tigre, y uno americano llamado Christian, o Kwi-Shan, como le llama Gran Tigre, expresión que se traduce como Monte-de-Brújula. Lo que comienza como una escapada inocente por la ciudad se complica debido a que montan en un tren y se ven arrastrados por los acontecimientos. En consecuencia, emprenden un largo y laborioso viaje de Pekín a Sinkiang primero, y de regreso después a través del desierto de Gobi, en camión, en caballo, en camello. Y en su camino encontrarán amigos pero también algunos tipos un tanto turbios a los que deberán esquivar.
Relato de aventuras juveniles uno de cuyos puntos fuertes es la buena definición de los personajes: los dos chicos son avispados y pícaros, y tanto sus recursos como la compenetración entre ambos va en aumento a lo largo de su periplo. Otro aspecto destacable es que ofrece abundante información sobre la vida de los nómadas mogoles, algo que se hace con simpatía, gradualmente y sin descripciones largas. Para esto el narrador usa los relatos que cuentan distintos personajes o añade historias que aclaran el pasado de quienes van apareciendo y, sobre todo, se apoya en muchos diálogos ceremoniosos, a veces francamente divertidos, en los que abundan sentencias sabias que con frecuencia pronuncia Gran Tigre: «Abrir la boca es peligroso, mantenerla cerrada no lo es en modo alguno». Además, a pesar de que casi no se detalla el mundo interior de los protagonistas, sí hay en ellos evolución y aprendizaje: Christian y Gran Tigre sellan un pacto por el que si uno dice una frase de desánimo el otro debe a continuación decir una de aliento, se dan cuenta de la importancia de no tener prisa, se hacen cargo de que no hay «nada prohibido en Mongolia, pero algunas cosas no se permiten porque se consideran una descortesía»...

Una futura edición de la novela debería renovar algunas expresiones de la traducción, añadir un buen mapa de todo el recorrido, e incluir una breve nota histórica que ayude a situarse al lector.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo