Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'BACH, Richard' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
BACH, Richard
Escritor norteamericano.1936-. Nació en Oak Park, Illinois. Antiguo piloto de las fuerzas aéreas de su país. Experto en vuelo acrobático.

Juan Salvador Gaviota
(Jonathan Livingston Seagull, 1971)
Barcelona: Ediciones B, 2003; 96 pp.; col. Vergara millenium; trad. de Carol y Frederick Howell; ISBN: 84-666-1249-1.
18 años: lectores expertos.
Narrativa: Fantasía.
Una gaviota que disfruta con planear y volar a gran altura, con descubrir nuevos horizontes para su vida y transmitirlos a otras gaviotas, con aprender acrobacias aéreas y romper límites no alcanzados antes por las gaviotas que se limitan a vuelos cortos, es expulsada de la bandada. Así accede al cielo de las gaviotas, donde aprende vuelo acrobático y el Mayor le dice que «el cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto». Luego vuelve con las demás gaviotas y, obrando milagros, va llevando a gaviotas incrédulas a un estado de felicidad supersónica.
Esta especie de parábola en torno a la superación personal y al valor de la libertad tuvo un gran éxito cuando se publicó, a pesar de una inconsistencia que, a veces, raya en la estupidez. Su capacidad de sugestión procede, por una parte, de que contiene algunas excelentes descripciones de momentos vitales clave, de la fuerza con la que se rechaza el gregarismo, de la incitación que contiene a vivir con un sentido de libertad y un espíritu de autoperfeccionismo supuestamente sin límite. El autor predica un misticismo de base cristiana con influencias orientales, que permite muchas interpretaciones, pero es obvio que para él lo espiritual no es lo sobrenatural y que no cree que haya ninguna trascendencia real. Y si algunas máximas son realmente felices, otras son bastante cómicas: «Tienes la libertad de ser tú mismo [...]. Es la ley de la Gran Gaviota, la ley que Es».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo