Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'MADRID, Juan' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MADRID, Juan
Escritor español. 1947-. Nació en Málaga. Licenciado en Historia. Profesor, periodista. Autor de varias decenas de novelas y libros de relatos desde 1980. Guionista de televisión y de cine. Profesor de guión en una Escuela de Cine en La Habana, Cuba.

MadridST2.jpg
Los senderos del tigre
(2005)
Madrid: Alfaguara, 2005; 217 pp.; col. Serie roja; ISBN: 84-204-6957-2.
15 años: lectores jóvenes.
Narrativa: Aventura.
Año 1905. El narrador y protagonista es Luis Santos Peregrino, un chico malagueño huérfano, que se ve arrastrado al Amazonas por un par de aventureros. Allí acaba siendo capturado por los indios xántis del Perú, con los que vive hasta 1912.
Narración que se sigue con gusto. Atrae por su ritmo aventurero, porque ofrece buenas descripciones ambientales y de costumbres, y por los acentos serenos del narrador.

Sin embargo, en unas pocas ocasiones, parece descuidar la perspectiva que cabría esperar de un hombre de su época y nos da las lecciones habituales en la narrativa infantil y juvenil de ahora. Algunas son verosímiles como cuando deja claro que siente una «natural aversión a la sangre y a la crueldad» hacia los animales. Otras no lo son tanto: cuando nota las dificultades que le causan sus ropas andrajosas al atravesar la selva, se percata de que «la desnudez de los indios no era un signo de salvajismo, como creí hasta ese momento, sino de inteligencia» (tampoco es que tuvieran otras opciones mejores...); el gran Jefe Xumu le adiestra y le indica que «ningún animal te hará daño si tú no traes malas intenciones» (resulta dudoso que creyeran esto los indígenas); el coronel Rondón, con el que trabajará un tiempo el protagonista le indica que su objetivo es que los indígenas «se desarrollen ellos mismos según sus costumbres y tradiciones. No deseamos imponerles ninguna civilización» (no sólo es que uno se puede preguntar si cualquier costumbre y cualquier tradición son lógicas e incluso legítimas..., sino que tal modo de pensar no era nada normal en aquella época).

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo