Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'MARTÍ, José' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MARTÍ, José
Escritor cubano. 1853-1895. Nació en La Habana. Su padre era un funcionario valenciano y su madre era canaria. Tuvo una vida muy agitada: periodista, condenado a trabajos forzados, desterrado a España, estudiante en Zaragoza, dramaturgo en París y México, catedrático en Guatemala, traductor y periodista en Nueva York, activista político por la independencia de Cuba. En febrero de 1895 desembarcó en Cuba, después de un levantamiento, y fue poco después herido de muerte en Dos Ríos. Fue uno de los iniciadores del movimiento poético modernista. Poeta y héroe nacional de Cuba.

MartiEO.jpg
La Edad de Oro
(1889)
Madrid: Mondadori, 1990; 226 pp.; col. Oscar Mondadori; introducción de Gastón Baquero; ISBN: 84-397-1661-3; agotado. Nueva edición titulada La edad de oro y otros relatos, en Madrid: Cátedra, 2006; 297 pp.; col. Letras hispánicas; edición de Ángel Esteban; ISBN: 84-376-2023-5. Hay también edición en la red.
18 años: lectores expertos.
Narrativa: Fantasía.
La Edad de Oro fue una revista para niños de la que José Martí publicó cuatro números. El libro del mismo título recoge los artículos que salieron en esa revista, escrita íntegramente por Martí. Son piezas de distinta clase: pequeños poemas, cuentos, narraciones semi-periodísticas, episodios de historia de América, etc.
El prologuista de la edición citada en primer lugar califica La edad de oro de «pieza fundamental en la literatura hispanoamericana», que, sin embargo, «al mismo tiempo es uno de los libros menos apreciados y menos difundidos en esa literatura». Esto es así por distintas razones. Una de ellas, y en ellas incide Gastón Baquero, es el calificativo «para niños», que a los ojos de muchos rebaja la categoría del libro. Otras son la heterogeneidad de los contenidos y el tono exhortativo, conmovedor pero lejano, de Martí. En cualquier caso, es admirable y permanente la prosa brillante y musical de Martí. Y no lo es menos su interés en tratar a los niños con altura literaria y humana: «Queremos que los niños de América sean hombres que digan lo que piensan y que lo digan bien: hombres elocuentes y sinceros», dirá en la presentación de su revista.

Para que no les salga la vida equivocada

En uno de sus reportajes, Martí explica del siguiente modo el espíritu que debe tener lo que se dirige a un público infantil: «A los niños no se les ha de decir más que la verdad, y nadie debe decirles lo que no sepa que es como se lo está diciendo, porque luego los niños viven creyendo lo que les dijo el libro o el profesor, y trabajan y piensan como si eso fuera verdad, de modo que si sucede que era falso lo que les decían, ya les sale la vida equivocada, y no pueden ser felices con ese modo de pensar, ni saben cómo son las cosas de veras, ni pueden volver a ser niños, y empezar a aprenderlo todo de nuevo».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo