Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'BERNER, Rotraut Suzanne' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
BERNER, Rotraut Suzanne
Ilustradora alemana. 1948-. Nació en Stuttgart. Estudió Diseño gráfico.  Ha puesto imágenes a libros de otros escritores y es autora de muchos álbumes propios. Premio Andersen 2016.


BernerPes.jpg
El pes
(Der Füsch, 1995)
Texto de Hanna JOHANSEN. Salamanca: Lóguez, 1997; 28 pp.; trad. de L. Rodríguez López; ISBN: 84-85334-99-X.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
La pequeña Dodo quiere «un pes» como regalo de cumpleaños. Sus padres le traen una pecera con un pequeño pececito. Dodo mira la pecera sin cansarse, y entabla una estrecha relación con el pez. El pez sale a correr con ella, ella se mete dentro de la pecera para vivir con el pez.
BernerPrincesa.jpg
La princesa viene a las cuatro
(Die prinzessin kommt um vier, 1959)
Texto de Wolfdietrich Schnurre. Salamanca: Lóguez, 2000; 30 pp.; trad. de Eduardo Rodríguez; ISBN: 84-89804-32-X.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
El narrador es un chico que, durante una visita al zoo, se apena de la hiena. Esta le asegura que su aspecto es tan lastimoso debido a un hechizo, y el chico la invita a comer. Ya en su casa, la hiena se comporta del modo asqueroso que se le supone y, al final, se sincera y le confiesa que realmente no estaba hechizada.
El pes está narrado con ilustraciones coloristas, picassianas, excelentemente compuestas, que añaden nuevas dimensiones al texto. En una ilustración inicial del interior de la casa, se ven todos los elementos decorativos que luego irán apareciendo en páginas sucesivas, al principio exactamente igual, y transformándose después poco a poco. Al actuar así, se da seguridad al lector pues se le sitúa en la historia; se le hace jugar durante su desarrollo, al proponerle reconocer las figuras anteriores; y se le hace pensar, pues las transformaciones que se van produciendo revelan el ensanchamiento mental que supone adquirir nuevas relaciones afectivas.

Las de La princesa viene a las cuatro, en ceras, son también planas en los fondos y subrayan levemente la perspectiva en las figuras más cercanas. El estilo limpio de la autora, comprensible para cualquiera y sin embargo con numerosas referencias, resulta narrativo y apropiado para dar atractivo a un personaje que no lo tiene. El relato no es una versión más de la transformación de un ser repulsivo gracias al amor, sino que más bien apunta en la dirección de saber aceptar a los otros como son. Lo que más destaca la historia, también gráficamente, es la buena voluntad del protagonista: un chico sencillo, generoso y hospitalario.
Otros álbumes: ¡Ay, no!, El perro y la liebre.

Otros libros ilustrados: Mi padre, de Toon TELLEGEN.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo