Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'MARE, Walter de la' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MARE, Walter de la
Escritor inglés. 1873-1956. Nació en Charlton, Kent, ahora Londres. Trabajó como empleado de una compañía petrolífera durante dieciocho años. Publicó su primer libro de poemas para niños en 1902. Desde 1908 se dedicó a escribir. Poeta de los llamados georgianos, está considerado uno de los cultivadores de poesía infantil más importantes del siglo XX. En 1947 reunió sus relatos en el volumen Collected Stories for Children. Falleció en Twickenham, Middlesex.

Señor Pez
(The Lord Fish, 1933)
Barcelona: Alba, 1998; 123 pp.; col. Tesoros; ilust. de Patrick Benson; trad. de Elena Vilallonga Serra; ISBN: 84-89846-30-8. Hay edición en la red, en inglés.
9 años: lectores niños.
Narrativa: Fantasía.
Juan Remendón es un chico muy holgazán y soñador a quien solo le gusta pescar y que no acaba nunca las cosas. El deseo de pescar en un nuevo lugar le conduce a un extraño lugar dominado por el Señor Pez, y se ve metido en la difícil tarea de desencantar a una sirena. Al fin consigue su objetivo y, con él, una esposa y un tesoro.
Señor Pez es uno de los relatos más famosos del autor, representativo de categoría como narrador y de su prosa elegante y evocadora. Es un cuento basado en el folclore tradicional, con un protagonista típico: un chico bondadoso y vago pero que cuando llega el momento se comporta heroicamente y tiene premio. Walter de la Mare empieza por un clásico «Érase una vez» y narra su historia de modo pausado y convincente, con un humorismo sutil y sin dar explicaciones innecesarias ni poetizar más de la cuenta. Las ilustraciones de Patrick Benson complementan el texto a la perfección.
Obra poética

La relevancia del autor y su influencia sobre muchos escritores ingleses se debe, sobre todo, a su obra poética, no publicada en castellano.

Una recopilación de poemas de todos su libros es Rhymes and verses; New York: Holt, 2002; 351 pp.; ilust. por Elinore Blaisdell; ISBN: 0-8050-7192-X. En ella se contiene el que muchos consideran su libro de poemas más importante: Peacock pie (1913). Una edición de esa obra está en Londres: Faber and Faber, 2001; 108 pp.; ilust. de Edward ARDIZZONE; ISBN-10: 0571207510.

Además, publicó en 1923 una importante antología de poemas infantiles ingleses titulada Come Hither.
«Importante, si es cierto»

En un artículo dedicado a explicar la singularidad de Walter de la Mare, CHESTERTON señala que otros escritores, «ya sean de la escuela inglesa más antigua o de la victoriana de Lewis CARROLL y LEAR, o de la escuela escocesa posterior de STEVENSON y BARRIE», se dirigen a los niños con la intención de «crear una especie de cosmos dentro del cosmos, que será libre de males; una esfera de cristal en la cual no habrá ruidos, ni grietas, ni nubes de maldad». En cambio, hay poesías de Walter de la Mare, aun para niños, que se desarrollan en una atmósfera que no es sólo emocionante sino escalofriante pues «apoyan un dedo que no es carnal sobre un nervio que no es del cuerpo, en su manera de sugerir el escalofrío del cambio o de la muerte, o de la antigüedad». Es decir, unos autores parten de la idea de «hacer creer», y escriben para niños que, lógica y legítimamente», aceptan el «hacer creer», mientras De la Mare no habla de un mundo de ilusión sino de un mundo real cuya realidad sólo puede presentársenos en imágenes: los cuentos de hadas de los primeros son los propios del escéptico y los del segundo son los propios del místico.

Otra forma de verlo es comparar los animales que hablan en LA FONTAINE con los animales típicos de BLAKE: «La Fontaine no creía que los leones charlatanes se ponían a conversar con los zorros», «pero Blake sí creía que ciertas tremendas verdades, que sólo era posible mostrar como leones dorados, eran realmente ciertas» y, «lo que es más importante, no solamente estaban dentro de él, sino más allá de él mismo». De modo parecido «todo el rasgo característico de la mejor obra de Barrie, por ejemplo, es que alguien se está engañando, pero también que alguien está mirando a ese alguien que se está engañando; y si ambos están engañados, mucho mejor para el tercero que está mirando desde un tercer ángulo». Pero De la Mare sigue otro camino: su «escuela simbólica pertenece a otro mundo que, no puedo evitarlo, me parece más amplio. Es todo ese mundo de los poderes y los misterios del más allá de la humanidad, que hasta el escéptico consentiría en cubrir con el famoso rótulo "Importante, si es cierto"».
Bibliografía:
El artículo de Chesterton se titula «Walter de la Mare» y está contenido en El hombre común y otros ensayos sobre la modernidad (The Common Man, 1950). Buenos Aires: Lohlé-Lumen, 1996; 240 pp.; no conozco el traductor; ISBN: 950-724-589-8. En librodot.com.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo