Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'LASKY, Kathryn' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
LASKY, Kathryn
Escritora norteamericana. 1944-. Nació en Indianápolis. Estudió Literatura Inglesa. Es autora de una notable producción de novelas, y también de libros informativos que ha ilustrado su marido, fotógrafo.

La huida
(The Night Journey, 1981)
Madrid: SM, 1985, 2ª ed.; 160 pp.; col. Gran Angular. trad. de Pedro B. Gómez; ISBN: 8434815346.
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Vida diaria.
Aunque los padres de Rache no quieren que pregunte a la bisabuela Sashie por su pasado, Rache termina por hacerlo. Y descubre que la bisabuela está encantada de contarle cómo, en 1900, cuando tenía nueve años, tuvo la idea que permitió a toda su familia huir de Rusia en la época de los pogromos del zar Nicolás II. Rache querrá escuchar, paso a paso, todos los pormenores de un relato asombroso: los disfraces, la providencial intervención de un hombre desesperado, los encuentros con los soldados del zar...
En la historia del pueblo judío abundan las persecuciones y las huidas, no siempre tan felices como la de la familia de Rache. De la multitud de novelas con este tema, la de Kathryn Lasky sobresale por su modo de integrar pasado y presente al alternar tramos de la historia y descripciones de costumbres judías, con los episodios de la escapada de la Rusia zarista de la bisabuela Sashie, y con escenas de la vida actual de Rache y sus reacciones al ir conociendo su historia familiar. Así, al descubrir Rache que sus tatarabuelos fueron asesinados en un pogromo, el narrador señala que «le resultaba difícil imaginarse que era la tataranieta de gente que había sido “asesinada”. Era horrible, fantástico. No se suponía que los abuelos fueran asesinados. Sufrían ataques al corazón y se morían». Y en contraste no faltan reflexiones atinadas sobre los valores del mundo en el que viven los chicos, como cuando Rache intenta convencer a su amiga Amy de que acuda al consejero social de la escuela, y Amy explota: «—¡Consejero social! ¡Parece un chiste! ¡Tompkins acaba de separarse de su segunda mujer, ve a sus hijos en fines de semana alternos y le pagan para que nos aconseje! ¡El y sus malditos esquemas! ¡No hay quien lo entienda! Yo aumento su confianza en los demás. Soy una de las pocas personas sin divorciar que conoce».
Otros libros: El pirata Bob, álbum ilustrado por David Clark.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo