Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'GIPSON, Fred' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
GIPSON, Fred
Escritor norteamericano. 1908-1973. Nació y falleció en Mason, Texas. Estudió en la Universidad de Austin. Fue periodista y escritor.

GipsonOldYeller.jpg
Mi compañero Gruñón
(Old Yeller, 1956)
San Sebastián: Dinor, 1958; 198 pp.; col. Prisma, serie azul; trad. de J. Fons Perales; agotado.
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Vida diaria.
1860. El narrador es Travis Coates, de catorce años. Su padre debe marcharse para realizar un traslado de ganado y él se queda con su madre y su hermano Arliss, de cinco años. Cuando su padre se ha ido, llega un perro amarillento, Gruñón, que al principio sólo parece ser un gorrón, pero luego acaba siendo una gran ayuda en multitud de faenas e incluso les salva la vida en varias ocasiones: ante un oso, ante unos cerdos salvajes... Pero, en una pelea con un lobo rabioso, Gruñón coge la misma enfermedad.
Una traducción antigua no resta vigor e interés a este relato, todo un hito dentro del sub-subgénero de amistad entre niño y perro. Se describen con precisión muchos incidentes de la vida en la granja. Está bien cogida la relación entre Travis y Arliss: de cansancio de Travis ante las cosas del pequeño, pero de cariño y preocupación por él. Destaca poderosamente la figura de Mamá, equilibrando siempre la balanza cuando hay conflictos entre sus hijos, y actuando con valor ejemplar en muchas ocasiones. Se hace notar cómo aumenta la seguridad en sí mismo de Travis según va logrando cosas él solo: cazar un gamo, alejar un oso de Arliss... Y, sobre todo, al ir consiguiendo dominar el miedo en las ocasiones peligrosas, algo tan posible como enseñar al brazo a tirar piedras según le decía su padre, y al ser capaz de resolver con fortaleza el doloroso dilema final, tan parecido al de Jody Baxter en El despertar, novela escrita casi dos décadas antes por Marjorie Kinnan RAWLINGS.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo