Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'MOLESWORTH, Mary Louisa' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MOLESWORTH, Mary Louisa
Escritora escocesa. 1839-1921. Nació en Rotterdam. Estudió en Inglaterra y en Suiza. Vivió muchos años en Manchester. Escribió muchos relatos para niños que tuvieron gran éxito en su época. Falleció en Londres.

The Cuckoo Clock
(1877)
En la red se puede leer la edición original en inglés.
6 años: primeros lectores.
Narrativa: Fantasía.
La pequeña huérfana Griselda tiene que vivir con sus dos tías mayores en una vieja casa en el campo. En su primera noche oye un débil sonido que parece proceder del cuco de un reloj. Más tarde, el cuco se convertirá en su guía: no sólo le enseñará lugares desconocidos para ella sino que también le dará lecciones más que útiles. Tiempo después aparecerá un niño vecino, de cinco años, que se convertirá en su compañero de juegos, y su relación con el cuco cambiará.
De los muchos relatos de la autora, el más duradero es The Cuckoo Clock, una historia sobre juguetes que cobran vida.

Está bien escrito, es cuidadoso en la descripción de los detalles, presenta bien el vaivén de sentimientos de la protagonista, consigue ser convincente a la hora de mostrar cómo Griselda entra y sale de los lugares fantásticos a los que le lleva el cuco. Además, deja de manifiesto la educación tan estricta propia de algunos ambientes victorianos: los modales exquisitos que debe mostrar Griselda en todo momento y la dureza compasiva de las tías cuando ha cometido alguna falta levísima.

Es magnífico, sobre todo, el cuco, un antecedente claro de algunos seres mágicos que aparecerán en las novelas de Edith NESBIT. Pues, como ellos, tiene un modo directo y casi insolente de corregir a la protagonista: «Nonsense», le responde una vez a un comentario que le hace, «tienes muchas cosas que aprender y una de ellas es no discutir; nadie debería discutir, es una costumbre molesta y mala, y además arruina la digestión».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo