Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'LOPES, Baltasar' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
LOPES, Baltasar
Escritor caboverdiano. 1907-1989. Nació en Caleijao, isla de São Nicolau, Cabo Verde. Se licenció en Derecho y Filología Románica en la Universidad Clásica de Lisboa. En 1930 volvió a Cabo Verde, donde fue profesor y abogado. Escribió cuatro libros: Chiquinho, un ensayo en 1957, una recopilación de poemas en 1986, y una de cuentos en 1987. Fue pionero en el trabajo filológico sobre la lengua de Cabo Verde. Falleció en Lisboa.

Chiquinho
(1947)
Barcelona: El Cobre, 2003; 262 pp.; col. La diversidad; trad. de Lluis Agustí y Pere Comellas; ISBN: 84-96095-15-0.
18 años: lectores expertos.
Narrativa: Vida diaria.
En la primera parte, el narrador cuenta su infancia en la isla de São Nicolau a principios del siglo XX: la ausencia de su padre, trabajando en América; la vida con su madre, su abuela y sus hermanos; las historias que pueblan su imaginación; las vidas de sus amigos y vecinos, gentes pobres atadas al campo y al mar. En la segunda, sus estudios en el instituto de São Vicente, los primeros amores, los deseos de cambiar las cosas...; y luego el regreso a su isla desde dónde, ante la falta de horizontes, Chiquinho embarca rumbo a América.
Novela que pertenece a esa clase de relatos con acentos autobiográficos que respiran sinceridad y que, por tanto, permanecen como testimonios de un lugar y una cultura. Es una buena narración por la que desfilan personajes con fuerza e interés, y en la que abundan cuentos, anécdotas, historias y mornas, unas poesías características de aquellas tierras. Como en otros relatos de iniciación semejantes, no falta el paseo del protagonista por un prostíbulo, que aquí se presenta sin descripciones innecesarias. Aunque su nivel literario y su chispa son inferiores a Miguel Street (NAIPAUL), por citar una novela posterior que se le parece un poco, Chiquinho deja un buen sabor de boca porque, al hablar de otras gentes y otros ambientes, lo hace con calor pero sin énfasis innecesarios, con veracidad pero sin el rencor infantiloide que a veces asoma en obras semejantes, y así amplía los horizontes mentales y la capacidad de comprensión del lector.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo