Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'TAYLOR, Theodore' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
TAYLOR, Theodore
Escritor norteamericano. 1921-2006. Autor de medio centenar de libros. Falleció en Laguna Beach, California.

TaylorCayo.jpg
El cayo
(The Cay, 1969)
Barcelona: Noguer, 2011; 139 pp.; col. Noguer juvenil; trad. de Gabriel Pérez Sevilla; ISBN: 978-84-279-0129-2. [Vista del libro en amazon.es]
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Aventura.
1942. Debido a que su madre desea volver a los Estados Unidos, Phillip embarca con ella en un carguero holandés que les llevará de Curaçao a Miami. Pero, poco después de que el barco dejara Panamá, un submarino alemán lo torpedea y, al intentar llegar al bote de salvamento, Phillip siente un golpe fuerte y pierde el conocimiento. Cuando despierta está en un bote junto con un viejo negro antillano, Timothy. Este es amable con él pero Phillip no le ve con especial simpatía. Acaban llegando a un cayo, una pequeña isla deshabitada y Phillip, como consecuencia del golpe, se queda ciego.
Buena narración cuyo interés es, aparte del cómo se las arreglan para sobrevivir los náufragos, la evolución de la relación entre los dos protagonistas, y cómo la ceguera de Phillip lo condiciona todo y, al final, él mismo la ve como un importante factor de supervivencia: «si me hubiera sido posible ver, tal vez no hubiese podido aceptar todo lo que pasó. Pero, sorprendentemente, la oscuridad me mantenía separado de la mayor parte de las cosas. Era como si mi ceguera me protegiera del miedo».

Al principio Phillip siente desconfianza de Timothy por ser negro pero éste, una persona muy amable, no sólo acaba ganándoselo sino preparándolo para que pueda sobrevivir si él faltase. También en este aspecto la ceguera de Phillip le hace apreciar cosas que antes no se había planteado: cuando Timothy enferma dice que «en mi mundo de oscuridad, había aprendido que tomar una mano podía ser una gran medicina». Hay momentos de tensión, como cuando Timothy piensa que el gato de Phillip es el culpable de su mala fortuna y piensa practicar vudú con él: «el vudú era algo idiota y yo lo sabía, pero atemorizaba», recuerda Phillip. Y son especialmente intensos los momentos en los que los dos protagonistas sufren una tormenta huracanada.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo