Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'ZEMACH, Margot' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ZEMACH, Margot
Ilustradora norteamericana. 1931-1989. Nació en Los Ángeles. Hija de un director teatral y una actriz, estudió Arte en Los Ángeles y Viena. Autora de más cuarenta álbumes. Falleció en Berkeley.

ZemachSiempre.JPG
Siempre puede ser peor
(It Could Always Be Worse: A Yiddish Folktale, 1976)
Nueva York: Farrar Straus Giroux – Mirasol Libros juveniles, 1999; 32 pp.; trad. de Aída E. Marcuse; ISBN: 0374369070.
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Un hombre que vive con su numerosa familia en una casa pequeña, un día no aguanta más y va en busca de su rabino para que le diga cómo resolverlo. El rabino le aconseja que meta en casa también un pollo, un ganso y un gallo. Lo hace, las cosas empeoran y repite la visita: esta vez el rabino le dice que meta la cabra. Se repite la situación, y el rabino le manda que meta la vaca. Como la vida entonces es espantosa, el hombre vuelve de nuevo junto al rabino.
Álbum a base de acuarelas en tonos marrones y verdes, bien compuestas, muy narrativas y bien secuenciadas, aunque quizá deberían haberse resuelto más equilibradamente algunas páginas que van en blanco con sólo una o dos líneas de texto en el centro. La autora, una especialista en adaptar cuentos populares clásicos y cuentos judíos centroeuropeos al formato de álbum ilustrado, decía que diseñaba sus libros como si fuera una obra de teatro para la que hay que pensar todo: escenarios, vestuarios, disposición de los actores... Y que, a la vez, procuraba dar a sus ilustraciones mucho movimiento y llenarlos de detalles, cualidades que los niños aprecian mucho. Estas pautas se reflejan en Siempre puede ser peor, no sólo en las escenas que cuentan directamente la historia de peleas y líos dentro de la casa, sino también en los decorados exteriores, tan identificables con un pueblo judío centroeuropeo.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo