Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'VASCO, Irene' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
VASCO, Irene
Escritora colombiana. Nació en Bogotá. Vivió en Venezuela y en los EE.UU. Regresó a Colombia en 1984. Coordinadora de programas infantiles de la fundación Rafael Pombo. Traductora. En 1989 publicó su primer relato para niños, al que han seguido muchos otros.

VascoPasoPaso.JPG
Paso a paso
(1995)
Bogotá: Editorial Panamericana, 1999, 2ª ed.; 80 pp.; ilust. de Natalia Tamayo; ISBN: 958-9044-98-0. Otra edición en 2003; ISBN: 978-9583003745.
15 años: lectores jóvenes.
Narrativa: Vida diaria.
Colombia, mediados de los años noventa. Una chica de quince años cuenta el secuestro de su padre y la evolución de las cosas durante los meses que siguen, su angustia, sus pensamientos sobre lo que les ocurre, su medio-enamoramiento de un profesor que las trata muy bien a ella y a sus hermanos en el colegio...
Relato con fuerza. La escritora pretende que los lectores conozcan mejor el dolor y el desconcierto que han sufrido y sufren tantas familias de su país, y se den cuenta del cambio de coordenadas vitales que algo así significa para todos: «Desde el secuestro de mi papá, ya ni los niños sienten miedo de las brujas, los fantasmas o los aparecidos. Ahora nos asustan los motociclistas, los encapuchados, los tuertos, y hasta los policías». Y, como sucede siempre que se compone un relato sobre un problema grave que se vive de cerca, no hay lugar para los comentarios frívolos ni para las soluciones fáciles. Así, la narradora señala cómo, para la prensa, «el secuestro de mi papá fue noticia importante durante dos días», en cambio, «para nosotros, ha sido la noticia más importante de toda la vida». Y explica que, aunque no sabe si rezar sirve o no para que las cosas pasen, «en esos días rezar el rosario me hacía sentir más segura», y, ante las sospechas fundadas que tienen acerca de quién ha facilitado el secuestro, indica que «ojalá que las oraciones de mi mamá y de mi abuelita algún día logren lo que las mías no han logrado: que mis hermanos y yo aprendamos a perdonar».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo