Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'SERRAILLER, Ian' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
SERRAILLER, Ian
Escritor británico. 1912-1994. Nació en Londres. Fue profesor de inglés. Publicó su primera novela infantil en 1946 y fue autor de versiones populares de leyendas clásicas. Su obra más famosa fue The Silver Sword. Falleció en Londres.

SerraillerSilverSw.JPG
The Silver Sword
(1956)
Londres: Puffin Books, 1970; 159 pp.; ilust. by C. Walter Hodges; ISBN: 0-140-30146-1. Edición para Kindle, 2012; ASIN: B00702LTMY.
12 años: lectores adolescentes.
Narrativa: Aventura.
Varsovia, segunda Guerra Mundial. La familia Belicki la forman los padres y tres hijos, Ruth, la mayor, de 13 años, Edek, de 11, y Bronia, de 3. Cuando el padre, Joseph, logra escapar de prisión y vuelve a Varsovia, encuentra que su casa está derruida. Averigua que su mujer fue trasladada por los nazis y, merodeando por allí, entabla relación con un pilluelo huérfano, Jan, deseoso de quedarse con un cortapapeles (la Espada de Plata) que había pertenecido a su esposa. Cuando se separan, Joseph le dice que va en busca de su mujer y que, si ve a sus hijos, se lo diga y, además, que, si pueden, que vayan a Suiza, a casa de sus abuelos: enseñarles el cortapapeles será su garantía. La novela cuenta entonces la supervivencia de los hermanos en Varsovia durante unos años, la desaparición de Edek después, el encuentro de Jan con Ruth y Bronia, y, cuando Varsovia es liberada en 1944, el largo viaje de Ruth, Bronia y Jan, para localizar a Edek y para ir a Suiza y encontrarse con sus padres.
Relato emotivo y tenso basado, no sé hasta qué punto, en hechos reales. Están bien perfilados los chicos y bien descritas las peripecias. La perspectiva que se transmite al lector es la de los chicos, en especial la de Ruth. El autor, pacifista convencido, evitó narrar maldades de nadie y acciones violentas o de combate que sonaran heroicas, y puso el acento en el mérito de la generosidad y de la preocupación por los demás, sobre todo por medio de Ruth, una heroína muy consistente que va ganando madurez según progresa la historia. El relato que cito tiene unos excelentes dibujos de C. Walter Hodges.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo