Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Ficha del autor 'KLASSEN, Jon' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
KLASSEN, Jon
Ilustrador canadiense. 1981-. Nació en Winnipeg, Manitoba. Creció en Niagara Falls y Toronto, Ontario. Se graduó en animación y ha intervenido en películas famosas del género, como Coraline y Kung Fu Panda. Ha sido también director de arte de videos musicales. Empezó a ilustrar libros en 2010 y, en 2011, obtuvo el premio Caldecott por Yo quiero mi gorro.

KlassenGorro.JPG
Yo quiero mi gorro
(I Want my Hat Back, 2011)
Santander, Pepa Montano: Milrazones, 2012; 34 pp.; trad. de Jesús Ortiz Pérez del Molino; ISBN: 978-84-938927-3-9. [Vista del libro en amazon.es]
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
En la primera página vemos al oso protagonista en la izquierda y, en la derecha, las palabras: «Mi gorro ha desaparecido. Quiero tenerlo otra vez». En las siguientes dobles páginas se repite la estructura, con la imagen del oso preguntándole a un animal en la izquierda, y, en la derecha, las palabras del escueto diálogo entre los dos. El oso responde de modo inalterable cuando distintos animales le dicen que no han visto su gorro: «Bien, gracias de todos modos». Pero, cuando un ciervo le pregunta, «¿qué te pasa? ¿cómo es tu gorro?...», recuerda que uno de los animales a los que preguntó le respondió de manera distinta y, además, ¿no tenía un gorro puesto?
KlassenBombin.JPG
Este no es mi bombín
(This is not my Hat, 2012)
Santander: Milrazones, 2013; 34 pp.; trad. de Paz Gil Soto; ISBN: 978-84-940479-1-6. [Vista del libro en amazon.es]
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Un pececillo ha robado un bombín a un enorme pez. El pequeño pez va contando su hazaña al lector —por qué lo ha hecho, por qué piensa que el pez grande nunca le descubrirá, a dónde va, cómo piensa ocultarse, etc.—, mientras el lector también ve al pez grande despertarse y otras cosas que no imagina el confiado pececillo.
KlassBarnHilo2.jpg
Hilo sin fin
(Extra Yarn, 2012)
Texto de Mac BARNETT. Barcelona: Juventud, 2013; 37 pp.; trad. de Teresa Mlawer; ISBN: 978-84-261-4013-5. [Vista del libro en amazon.es]
6 años: primeros lectores.
Álbumes ilustrados.
Una niña, Anabel, encuentra una caja con hilos de lana de todos los colores. Empieza por tejer suéteres para sí misma y, como le sobra hilo, también para su perro Nic. Pero como le sigue sobrando hilo hace otro suéter para Marc y otro para su perro. Luego continúa haciendo suéteres, y gorros…, para todos: personas, perros, gatos, el oso de Yo quiero mi gorro, y para cosas que no lo necesitaban. Su pueblo cambia tanto que viene gente de todas partes del mundo para ver a Anabel. Hasta que aparece un malvado archiduque que desea comprar a toda costa la milagrosa caja de hilos.
Álbumes magistralmente confeccionados. Los textos están medidos, las ilustraciones son económicas y sugerentes, la secuencia de imágenes y el paso narrativo es perfecto. Los personajes tienen aires aparentemente impasibles pero las miradas y las posturas resultan significativas y transmiten bien las emociones correspondientes.

En Yo quiero mi gorro las letras que representan la voz de cada personaje tienen distinto color y la historia tiene un sentido del humor inteligente y sarcástico que algunos lectores no sobrellevarán bien.

El mismo tipo de humor, que pide al lector que comprenda tanto lo que se dice y se ve como lo que no se menciona y no se ve, tiene Este no es mi bombín. Pero si el álbum anterior se desarrollaba en presente y las ilustraciones mostraban las cosas que ocurrían en el momento que se contaban, este tiene momentos en los que vemos escenas que recuerda el narrador y también sucesos que ignora. Para los estudiosos de los álbumes vale la pena observar la forma en que las palabras o pensamientos del narrador, que a veces recuerdan algo y a veces adelantan algo, se combinan con las imágenes que contradicen lo que supone, y van alertando al lector.

En Hilo sin fin, aparte del toque que da usar un hilo real sobre los dibujos de formas geométricas, el ilustrador usa una paleta de colores limitada para mostrar cómo cambia la ciudad monocroma, en apagado blanco y negro, al entrar en acción el hilo de Anabel, una metáfora de cómo la felicidad basada en la generosidad crece cuanto más se comparte. Pero, esta vez, el talento del ilustrador se pone al servicio de un argumento nada satirico e incluso estimulante, pues habla de cómo las acciones pequeñas y las personas normales pueden cambiar muchas cosas alrededor o, en negativo, de cómo las realidades más valiosas no se pueden robar ni nadie se las puede apropiar sin más.
Otro álbum: Sam y Leo cavan un hoyo, con texto de de Mac BARNETTLa oscuridad, con texto de Lemony SNICKET.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo