Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (pedagógicos)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
UrberuagaSandovArbol.jpg
martes, 15 de noviembre de 2016

El árbol de la escuela, de Emilio Urberuaga y Antonio Sandoval, tiene un tono didáctico explícito —igual que dije días atrás de otro álbum—. Su protagonista es un niño, Pedro que, al ver un árbol en el patio de su escuela, decide cuidarlo y, gracias a su ejemplo, sus compañeros e incluso su profesora también lo hacen. Y todo se transforma. La intención del álbum es animar a pensar mejor los patios escolares y a incluir en los proyectos educativos más actividades de cuidado de la naturaleza y de los árboles. La historia se cuenta con amenidad y las imágenes presentan bien, como es habitual en el ilustrador, a los niños «frente al mundo». Para quienes se fijen en esas cosas, es obvio que lo que se cuenta está condensado y el árbol crece demasiado rápido. Esta es una reseña más extensa.

Emilio Urberuaga. El árbol de la escuela (2016). Texto de Antonio Sandoval. Pontevedra: Kalandraka, 2016; 36 pp.; col. Libros para soñar; ISBN: 978-84-8464-258-9. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
MazaliArellanoKena.jpg
lunes, 7 de noviembre de 2016

Kena, la Hiena Buena. Ser el Mejor, de Gustavo Mazali y Gabriela Arellano, es el primero de una serie de libros que, tanto por su contenido como por su confección bilingüe, tienen una clara intención educativa. Con ese punto de vista, el álbum cumple bien su función: el argumento es sencillo y los lectores pequeños comprenderán, como Kena, que no tiene sentido presumir de ser el mejor y burlarse de los amigos. A eso también contriburiá la buena confección del álbum: resultan atractivos el texto, las figuras simpáticas y dinámicas de los héroes, y la calidad de las ilustraciones, que son alegres, tienen mucho colorido, y están compuestas de modo cinematográfico.

Gustavo Mazali. Kena la Hiena Buena. Ser el Mejor (2016). Libro bilingüe español-inglés. Texto de Gabriela Arellano. Createspace, 2016; 28 pp.; ISBN: 978-1523804009. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
DuthMartLoQueT.JPG
jueves, 8 de septiembre de 2016

Después de Mundo Cruel, dos nuevos álbumes-estuches de Ellen Duthie y Daniela Martagón: Yo persona y Lo que tú quieras. El primero hace preguntas sobre qué es exactamente una persona, por ejemplo, «¿cómo sabes que en realidad no eres un robot?» El segundo hace preguntas sobre la libertad, por ejemplo, «¿Podemos todas las personas hacer lo que nos da la gana al mismo tiempo?»

Igual que había en el primero, en estos hay inteligencia e ingenio en la composición, en la elaboración de los textos y en las imágenes que los acompañan. No son historias, sino textos abiertos, con preguntas que, a los lectores que se acerquen a ellos en solitario, les harán pensar; y a un grupo de lectores que los compartan, les harán opinar y reflexionar. Las grandes posibilidades que ofrecen dependen, luego, de la persona que dirija o active la conversación y sepa conducir los comentarios que surjan a un nivel superior y a lecturas posteriores.

En esta entrevista la ilustradora habla del origen y la confección de estos libros. Es interesante pensar que si un proyecto editorial puede mejorar o empeorar según los libros que vayan incorporándose a su catálogo, en este caso cada libro nuevo mejora el proyecto, que no sólo se enriquece sino que también adquiere cada vez mayor consistencia. Por otro lado, así como decía en mi comentario a Mundo Cruel que se me hacía difícil imaginar la opción de convertir sus contenidos en un juego de mesa (más bien la opción de ponerme yo, o de proponerle a alguien, jugar con ellos), no me sucede lo mismo, por ejemplo, con Lo que tú quieras: a fin de cuentas, cualquier juego de mesa combina siempre libertad, talento, práctica y azar.

Ellen Duthrie y Daniela Martagón. Yo persona. Filosofía visual para niños (2016). Madrid: Traje de lobo, 2015; 40 pp., 20 tarjetas, un póster; ISBN: 978-84-943167-2-2. [Vista del libro en amazon.es]
Ellen Duthrie y Daniela Martagón. Lo que tú quieras. Filosofía visual para niños (2016). Madrid: Traje de Lobo, 2016; 40 pp., 20 tarjetas, un póster; ISBN:978-84-943167-4-6.

Enviar Imprimir
GeorgeContrarios2.jpg
lunes, 1 de agosto de 2016

Contrarios, Colores y Cuando sea mayor... son tres álbumes más de Patrick George con igual planteamiento, calidad y atractivo que otros tres ya citados.

En Contrarios se suceden opuestos como arriba y abajo, grande y pequeño, acierto y fallo, izquierda y derecha, que se revelan al pasar las hojas transparentes. Con el mismo recurso, en Colores se van produciendo cambios: oso marrón / rana verde; caramelo amarillo / pez verde; pájaro verde, conejo marrón; etc. Y, del mismo modo, en Cuando sea mayor… vemos distintas posibilidades: quiero ser... piloto, dependienta, superhéroe, artista, tenista, pirata, payasa, etc.

Patrick George. Contrarios (Opposites, 2011). Barcelona: Juventud, 2012; 48 pp.; col. Mis primeros conceptos; trad. de Teresa Farrán Vert; ISBN: 978-84-261-3885-9. [Vista del libro en amazon.es]
Patrick George. Colores (Colours, 2011). Barcelona: Juventud, 2013; 48 pp.; col. Mis libros de imágenes; trad. de Elodie Bourgeois; ISBN: 978-84-261-3993-1. [
Vista del libro en amazon.es]
Patrick George. Cuando sea mayor... (When I Grow up…, 2013). Barcelona: Juventud, 2014; 48 pp; col. Mis primeros conceptos; trad. de Elodie Bourgeois; ISBN: 978-84-261-4103-3. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
GeorgeRescate2.jpg
martes, 14 de junio de 2016

Después de los dos álbumes de ayer, otros del mismo tipo son los de Patrick George. Hasta el momento yo he visto con calma Formas, Números y, el más reciente, Rescate animal. Todos ellos emplean el mismo recurso: entre cada dos páginas en papel va un acetato casi transparente que, al pasarlo, provoca un cambio.

En Formas vemos, al principio, a un empleado de una empresa de transportes con paquetes de distintas formas —cuadrado, triángulo, rombo, etc.—, y en páginas sucesivas vemos el envío y la entrega de los distintos paquetes.

En Números vemos, en cada página izquierda, unas cuantas moscas, una menos del número que aparece; pero, en la página derecha vemos otra mosca amenazada (por una araña, un pez, una planta carnívora, etc.), de forma que, al pasar el acetato, ya está el número de moscas que se anuncia.

En Rescate animal, al pasar la página transparente queda «liberado» el tigre de la alfombra, el elefante del circo, el oso del zoo, la tortuga de la red del pescador, etc. (Evidentemente, no todas las liberaciones son iguales…).

Los libros resultan atractivos pues el juego que se propone no sólo es divertido para el lector sino que también está muy bien articulado, tanto porque los contenidos están bien pensados como porque las ilustraciones están muy bien compuestas y son claras.

Patrick George. Formas (Shapes, 2011). Barcelona: Juventud, 2012; 48 pp.; col. Mis primeros conceptos; trad. de Elodie Bourgeois; ISBN: 978-84-261-4061-6.
Patrick George. Números (Numbers, 2012). Barcelona: Juventud, 2012; 48 pp.; col. Mis primeros conceptos; trad. de Teresa Farran Vert; ISBN: 978-84-261-3883-5. [Vista del libro en amazon.es]
Patrick George. Rescate animal (Animal Rescue, 2015). Barcelona: Juventud, 2016; 48 pp.; col. Mis primeros conceptos; trad. de Elodie Bourgeois; ISBN: 978-84-261-4338-9. [Vista del libro en amazon.es]


Enviar Imprimir
ReissColores2.jpg
lunes, 13 de junio de 2016

Colores y Formas, del norteamericano John J. Reiss, son dos libros, muy populares en los años setenta, que se han publicado hace poco en España por primera vez, en ediciones bilingües (un gran acierto).

En Colores se presentan el Rojo, el Amarillo, el Azul, el Naranja, el Verde, el Morado, y el Marrón, siguiendo un esquema sencillo: primero, una doble página mostrando el color correspondiente, y luego una doble página con seres y objetos de ese color. Se hila el libro con la escena de la primera página, antes de comenzar, en la que se ve una cama vacía, y la de la última página, en la que vemos a una niña y a su gato en aquella cama, cubierta con una colcha con cuadrados de todos los colores.

En Formas aparecen cuadrados, triángulos, círculos, rectángulos, óvalos, y más formas de todo tipo. El esquema constructivo es parecido al anterior: en una doble página un zorrito o un ratoncito presentan la forma correspondiente, luego viene una doble página con objetos que tienen esa forma, y otra en la que vemos la transformación tridimensional de la forma (del cuadrado al cubo, del triángulo a la pirámide, del círculo a la esfera, etc.).

Son álbumes magníficamente diseñados: por el equilibrio de las composiciones y porque todo está bien pensado y colocado al servicio de lo que se desea mostrar y transmitir.

John J. Reiss. Colores (Colours, 1969). Edición bilingüe. Barcelona: Blackie Books, 2016; 32 pp.; ISBN: 978-84-16290-25-3. [Vista del libro en amazon.es]
John J. Reiss. Formas (Shapes, 1974). Edición bilingüe. Barcelona: Blackie Books, 2016; 32 pp.; ISBN: 978-84-16290-23-9. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
FariaCotinLibroNegro2.jpg
lunes, 11 de abril de 2016

Tenía pendiente desde hace tiempo poner aquí El libro negro de los colores, de Menena Cottin y Rosana Faría, uno de esos álbumes diferentes que merece la pena conocer.

Todo él está en negro. En las páginas izquierdas hay un texto en blanco en la parte de abajo, y el mismo texto, en braille, en la parte de arriba. En las páginas derechas hay unas figuras impresas en relieves suaves, que se corresponden con aquello que se menciona en la izquierda, que siempre es la descripción de un color a través del sabor o el tacto de algo: «el color amarillo sabe a mostaza, pero es suave como las plumas de los pollitos», «el rojo es ácido como la fresa y dulce como la sandía, pero duele cuando se asoma por el raspón de la rodilla», etc. Al final del libro figura el alfabeto en braille.

Es un libro justamente premiado por estar basado en una buena idea, porque resulta un acierto el texto tan sensorial, y por lo que puede servir a muchos lectores para imaginar un poco cómo perciben el mundo quienes no ven. He leído y oído críticas al libro debido a que la impresión en braille no es del todo clara pero, en cualquier caso, para quienes no tenemos que usarlo con una finalidad puramente práctica, sus méritos son evidentes.

Menena Cottin y Rosana Faría. El libro negro de los colores (2006). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2008; 22 pp.; col. Aprender y descubrir; ISBN: 978-84-92412-19-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MerinoCocoAgua2.jpg
martes, 17 de noviembre de 2015

El cocodrilo al que no gustaba el agua, de Gemma Merino, viene a ser una versión en álbum de El patito feo pero, en vez de patitos tenemos cocodrilitos y, entre ellos, uno al que no le gusta el agua y que, por más que lo intenta, no está cómodo jugando con sus hermanos y siempre prefiere acomodarse en los árboles.

Figuras simpáticas, en sí mismas y en las muchas situaciones en las que les vemos actuar: en la bañera, en la piscina, etc. La historia se cuenta con buen ritmo, que cambia con el número de imágenes en cada doble página: a veces una sola, a veces tres, cuatro o más. Y la información que dan las guardas es fundamental.

Gemma Merino. El cocodrilo al que no gustaba el agua (The crocodile who didn't like wáter, 2014). Barcelona: Picarona, 2014; 28 pp.; trad. de Joana Delgado Sánchez; ISBN: 978-84-16117-04-8. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
MckeeMelric.JPG
martes, 13 de mayo de 2014

Melric, el mago que perdió su magia, es un relato de 1979 de David Mckee que se acaba de publicar en España. Su protagonista es Melric, el mago del rey, un personaje al que vemos siempre con su túnica roja con estrellitas doradas. Se nos cuenta que, gracias a él, todo marchaba bien en el reino. Pero una mañana se levantó tarde y los hechizos no le funcionaban, por lo que la gente tuvo que intentar hacer las cosas por sí mismos, con poco acierto. Así que Melric decide ir a ver a su hermana Mertel para que le devuelva su magia, pero empieza mal porque tampoco le sale la magia que siempre usaba para viajar y ha de ir a pie…

Buen relato que, como se puede suponer, habla de aprender a enfrentarse a las dificultades uno mismo. Tal como suele actuar con sus héroes, McKee hace que Melric, salvo en una doble página en la que se le ve más pequeño, tenga siempre un tamaño parecido, también pequeño: en escenarios distintos, en medio de la gente, en salones del palacio, o en la naturaleza. Esto hace que veamos muchas cosas a su alrededor: que podamos fijarnos en las otras historias que ocurren y que comprendamos mejor las consecuencias del problema de Melric. El autor compone también las dobles páginas de distintas maneras: con ilustraciones de formas y tamaños variados, con los bloques de palabras dispuestos en distintos lugares.

David McKee. Melric, el mago que perdió su magia (Melric, The Magician Who Lost his Magic, 1979). Barcelona: Ekaré, 2014; 36 pp.; trad. de Araya Goitia Leizaola; ISBN: 978-84-941716-5-9.

Enviar Imprimir
WensellConejo2.jpg
lunes, 20 de enero de 2014

El conejo y la sinceridad, de Ulises Wensell y José Mórán, es otro álbum de una serie de la que ya cité algunos. En este caso el protagonista es Boris, un tragón, que nunca podía comer tanto como deseaba y se inventa un modo de conseguirlo. El mensaje que anuncia el título se obtiene bien de la misma historia, tan realista por otra parte: «a Pinocho, cuando mentía, le creía la nariz. A Boris, cuando mentía, le creía la tripa. Y es que las mentiras, como los conejos, crecen y se multiplican deprisa. Cuando uno empieza a mentir, ya no es sencillo parar». Salvo cuando Boris se asoma al exterior, y un lobo y un águila le amenazan, y las del excelente final, todas las ilustraciones son de conejos. Son magníficas las ilustraciones a doble página, no sólo en su composición, sino en que aún cuando aparecen multitud de conejos, todos ellos están individualizados en sus gestos.

Ulises Wensell. El conejo y la sinceridad (2012). Texto de José Mórán. Madrid: Susaeta, 2012; 22 pp.; col Valores; ISBN: 978-84-677-1968-0.

Enviar Imprimir
JeramMacBAqui2.jpg
lunes, 18 de noviembre de 2013

Aquí, allí y en todas partes, de Anita Jeram y Sam McBratney, son cuatro relatos cortitos con los mismos personajes y en la misma línea de Adivina cuanto te quiero: relatos sencillos y con encanto, tanto en la ternura de las historias, como en las ilustraciones con aires de Beatrix Potter, como en el planteamiento educativo, tan obvio para el adulto y tan bien disimulado para el lector pequeño.

En «El Árbol Escondite» la Liebre pequeña supera uno de sus miedos. «En la Montaña Nublada» es la Liebre pequeña la que encuentra a la Liebre grande, que se había perdido… ¿o al revés? «En el Prado Lejano» hay un agujero peligroso en el que no se cae porque una vocecita en su interior le advierte…, ¿o será que recuerda un aviso que le dio la Liebre grande? «En casa» plantea una adivinanza: cuál es el mejor lugar del mundo.

Se puede añadir, además, que los personajes originales son padre e hijo pero en la traducción castellana entendemos que son madre e hija por llamarse Liebre grande y Liebre pequeña.

Anita Jeram. Aquí, allí y en todas partes (Guess how much I love you here, there and everywhere, 2012). Texto de Sam McBratney. Madrid: Kókinos, 2012; 68 pp.; trad. de Gabriela Keselman; ISBN: 978-84-92750-77-1.

Enviar Imprimir
SanchUrberJuanA2.jpg
lunes, 28 de octubre de 2013

Juan Alquitrán, de Gloria Sánchez y Emilio Urberuaga, es un relato de advertencia como indica el subtítulo: «Cuento de niños para padres fumadores». En él se dice que todos tenemos pequeños monstruos que anidan en nuestro interior y que el del papá de Laura, Ernesto, es Juan Alquitrán, una perversa bola de humo que amenaza con devorarle el hígado si no le entrega su ración diaria de cigarrillos. Pero Laura también tiene su propio Coco que la asusta por la noche.

Simpatizo con la historia, con las imágenes y con su mensaje, aunque no sé hasta qué punto la formulación tan voluntarista con la que los héroes logran vencer al monstruo puede ser eficaz. En cualquier caso, la respuesta la deben dar los interesados en la cuestión y, por otra parte, la escritora, en la contracubierta, se declara «buena fumadora» por lo que debemos suponer que sabe bien de lo que habla.

Gloria Sánchez. Juan Alquitrán (2012). Barcelona: Edebé, 40 pp.; ilust. de Emilio Urberuaga; ISBN: 978-84-683-0733-6.

Enviar Imprimir
WensellGorila2.jpg
martes, 24 de abril de 2012

Aunque personalmente no me gusta que una colección se llame Valores, ni que los títulos anuncien la lección educativa que se desea obtener, es necesario reconocer que una buena parte del público desea claridad en determinados mensajes y que, por tanto, tiene sentido comercial plantear los libros así, aparte de que todos los libros son educativos en un sentido u otro. Sea como sea, El tigre y la tolerancia, El oso y la solidaridad, El gorila y el esfuerzo y El león y la valentía, son buenas historias de José Morán que cuentan con imágenes de tres ilustradores expertos en escenarios naturales y en figuras de animales, como Jesús Gabán, Paz Rodero y Ulises Wensell (los dos últimos álbumes).

Enviar Imprimir
VaccaroNegroBDN.jpg
martes, 7 de febrero de 2012

En la misma línea de los libros citados el pasado martes, pero para un público de menos edad, otros dos: ¿Negro? ¡Blanco! ¿Día? ¡Noche!: el libro de los opuestos y Los limones no son rojos, de la norteamericana Laura Vaccaro Seeger. Los dos están confeccionados con tanta sencillez como habilidad: con dibujos claros y colores contundentes, cumplen muy bien sus objetivos de ampliar vocabulario y de ayudar al lector a que afine prudentemente su espíritu de observación.

El primero habla de que las cosas no son lo que parecen. En cada página hay una ventana donde se ve algo que refleja lo que indica la primera palabra —estrecho, afuera, suma, etc.—, y luego se puede desplegar en vertical la hoja para ver un dibujo que presenta justo lo contrario —ancho, adentro, resta, etc.—.

El segundo es sobre los colores. Comienza con una doble página en amarillo: en la página izquierda se lee «Los limones no son rojos» y en la derecha se ve troquelada la forma de un limón sobre un fondo rojo; luego, al pasar la página, se ve la misma forma sobre el amarillo de la página anterior y el texto dice que «los limones son amarillos», mientras, en la derecha, se ve una manzana roja debajo de la cual pone «las manzanas son rojas». El mismo proceso se repite con zanahorias y berenjenas, flamencos y elefantes, etc., aunque algunas parejas no son igual de coherentes.

Laura Vaccaro Seeger. ¿Negro? ¡Blanco! ¿Día? ¡Noche!: el libro de los opuestos (Black? White! Day? Night!, 2006). Barcelona: Océano, 2011; 20 pp., cada una con un desplegable; ISBN: 978-84-494-4190-5.
Laura Vaccaro Seeger. Los limones no son rojos (Lemons Are Not Red, 2004). Barcelona: Océano Travesía, 2010; 27 pp.; ISBN: 978-84-494-4189-9.

Enviar Imprimir
MagallanesNojuzgues.jpg
martes, 31 de enero de 2012

Un autor de álbumes útiles para saber mirar y pensar es el mejicano Alejandro Magallanes. Dos inteligentes libros suyos son No juzgues a un libro por su cubierta: refranes y anti-refranes para toda ocasión y Dos círculos centrados.

En No juzgues a un libro por su cubierta, se repite sucesivas dobles páginas con el mismo esquema. Así, en una doble página se lee «Al que madruga Dios le ayuda», y se ve un gallo cuya cabeza, a través de un troquelado, está en la siguiente doble página; en esta se ve al gallo pero asado en el plato, y se lee «No por mucho madrugar amanece más temprano». El mismo juego se repite con sucesivos refranes: el tipo de letra y el tipo de imagen son distintos y se corresponden con la idea. Incluso la cubierta y la contracubierta —«no juzgues a un libro por su cubierta» y «por las plumas se conoce al ave»— emplean el mismo recurso.

En Dos círculos centrados se ven, en cada página derecha, dos círculos concéntricos en distintos colores y, en la página izquierda, un texto que indica qué representan: una galaxia con planetas girando, el barquillo de un helado, un disco rayado, un volcán apagado, un sombrero de charro, etc. No conviene dejarse llevar por el título de la colección que dice que es un libro «para los más pequeños»...

Alejandro Magallanes. No juzgues a un libro por su cubierta: refranes y anti-refranes para toda ocasión con muy raras ilustraciones de Alejandro Magallanes (2009). Barcelona: Océano travesía, 2009; 26 hojas; ISBN: 978-84-494-4033-5.
Alejandro Magallanes. Dos círculos centrados (2007). México: El Naranjo, 2007; 17 hojas en cartoné; col. Para los más pequeños; ISBN: 978-968-5389-48-8.

Enviar Imprimir
DemiMaceta2.jpg
lunes, 30 de mayo de 2011

La maceta vacía,
de Demi, es una bonita historia, basada en una leyenda oriental que desea dar una lección de honradez.

Su protagonista es un niño llamado Ping a quien gustan mucho las flores. Cuando el Emperador emite una proclama, diciendo que todos los niños del reino deben acudir al Palacio y allí el Emperador les dará unas semillas de flores especiales y, quien traiga las flores más bellas al cabo del año, será el sucesor al trono, Ping se presenta también. Pero los cuidados que Ping tendrá con su semilla durante todo el año resultan infructuosos y, al fin, debe acudir a ver al Emperador con la maceta vacía.

Cada página contiene una ilustración detallista, que va encerrada en un contorno casi circular. En cada una se da un paso de la historia y las luces y paisajes van mostrando el paso del año que dura el concurso. Las figuras de los niños y personajes tienen el mismo tamaño y se ven siempre, más o menos, a la misma distancia. Como para subrayar su modo de ser, Ping suele aparecer solo en escenas de colores más suaves, beiges y verdes, mientras que los otros niños que se ven aparecen en grupos, y tienen mucho más colorido.

Demi. La maceta vacía (Empty Pot, 1990). Barcelona: Juventud, 2010; 32 pp.; trad. de Teresa Farran; ISBN: 978-84-261-806-4.

Enviar Imprimir
BalzolaErizo.jpg
lunes, 29 de noviembre de 2010

Con las luminosas acuarelas y la claridad narrativa que la caracterizan, Asun Balzola cuenta, en Historia de un erizo, que su protagonista sale a buscar amigos y, debido a sus púas, no consigue que le hagan caso ni el conejo, ni la ardilla, ni los patos, ni el ratón de campo.

Como ¡Cómo me gustaría ser diferente!, tiene un argumento con todo el sentido común de las fábulas clásicas. Como Malena Ballena, presenta un personaje que resulta simpático y se gana al lector. Como esas dos historias, puede servir también para que algunos lectores se comprendan mejor a sí mismos y se hagan más cargo de la forma de ser de otros.

Y, en otro orden de cosas, es una gran idea la de volver a editar antiguos álbumes tan buenos como éste.

Asun Balzola. Historia de un erizo (1982). Madrid: El Jinete Azul, 2010; 24 pp.; ISBN: 978-84-937902-2-6.

Enviar Imprimir
BougaevaMalenaB4.jpg
lunes, 22 de noviembre de 2010

En la misma línea de ¡Quiero ser diferente!, otro álbum que habla de aceptación sensata y bienhumorada de uno mismo es Malena Ballena, de Sonja Bougaeva y Davide Cali.

El profesor de natación de la niña protagonista, gorda y acomplejada, le da buenos consejos para que se olvide de las burlas de sus compañeros y de su propia gordura. Algunas de las observaciones que le hace son excesivas —«si quieres ser ligera, piensa que lo eres. ¡Inténtalo y verás!»—, pues cuando algo se puede medir y pesar es difícil contrarrestarlo a base de mantras de autoconvencimiento, pero, en cualquier caso, es una buena narración: la historia está bien, las imágenes desprenden una gran simpatía, el álbum como tal está bien confeccionado. Algunas dobles páginas están armadas con una ilustración que cubre una página y, en la opuesta, va el texto junto con algunas escenas menores. Otras dobles páginas están ocupadas íntegramente por la ilustración: aquellas donde se mezcla la realidad con la imaginación de Malena y la de la escena final.

En esta reseña se hace una oportuna comparación de este relato con Zapatos de fuego y sandalias de viento.

Sonja Bougaeva. Malena Ballena (Marlène Baleine, 2009). Texto de Davide Cali. Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2010; 28 pp.; trad. de Juan Gabriel López Guix; ISBN: 978-84-92412-59-4.

Enviar Imprimir
ChenRyOyMimi.jpg
lunes, 2 de febrero de 2009

Rugidos y Orejas
y Mimí dice que no son dos álbumes del taiwanés Chih-Yuan Chen. Sus ilustraciones tienen las mismas características y cualidades de Guyi Guyi y La mejor Navidad: en tinta y acuarela, bien compuestas y bien secuenciadas.

En el primero se habla de un leoncito pequeño llamado Rugidos, en la mitad superior de las páginas, y de la conejita Orejas, en la mitad inferior; y se cuenta que a los dos sus padres los adiestran para evitar los peligros de la vida pero, un día lluvioso, ambos acuden a protegerse a la misma cueva. Como Guyi Guyi, el relato habla de que la educación recibida puede cambiar el curso de lo previsible según los adultos, de que se puede llegar a ser amigo de alguien antes de aprender que deberías ser su enemigo, de cómo luego los padres pueden acabar aprendiendo de los hijos.

En el segundo, la cerdita Mimí es una respondona que no hace caso a una madre. La historia es algo blanda pero se puede poner en paralelo con otros relatos con más fuerza como Inés del revés, de Anita Jeram, o, mejor aún, con ¡No, David!, de David Shannon, para pensar en qué actitud de la madre ante la niña o el niño es preferible: la irónica de Jeram, la enfadada de Shannon, o la temerosa y angustiada de Chen.

Chih-Yuan Chen. Rugidos y Orejas (Artie and Julie, 2008). Barcelona: Thule, 2008; 44 pp.; trad. de Aloe Azid; ISBN: 978-84-96473-92-8.
Chih-Yuan Chen. Mimí dice que no (2008). Texto de Yih-Fen Chou. Barcelona: Thule, 2008; 28 pp.; trad. de Aloe Azid; ISBN: 978-84-96473-97.3.

Enviar Imprimir
UrberMillán.jpg
lunes, 14 de abril de 2008

Un álbum «educativo» útil: ¡Me como esa coma!, con graciosas ilustraciones de Emilio Urberuaga y textos de José Antonio Millán. Es una sucesión de ilustraciones contrapuestas en cada doble página, cada una de las cuales muestra una imagen que se corresponde con la frase que va debajo: «Perdón imposible, que cumpla su condena» frente a «Perdón, imposible que cumpla su condena»; «Los niños que llevaban escafandra se metieron en la piscina» frente a «Los niños, que llevaban escafandra, se metieron en la piscina»; «¡Mira que bonito perro enano!» frente a «¡Mira que bonito perro, enano!, etc. Al final hay unos comentarios explicativos.

Emilio Urberuaga. ¡Me como esa coma! ¡Glups! parece que la puntuación es importante (2007). Texto de José Antonio Millán. Barcelona: Serres, 2007; 32 pp.; ISBN: 978-84-7871-934-1.

Enviar Imprimir
RoderoMoránZap.jpg
lunes, 2 de abril de 2007

Un buen álbum de argumento inusual: Zap, un pez pintado, de Paz Rodero y José Morán. Su protagonista es un pequeño pez pintado «que curioseaba por todas partes buscando quién sabe qué», y sube a la superficie para seguir investigando. Entonces descubre que su inmenso mar no es más que una pequeña pecera y desea fuertemente salir de la pecera. Pero, cuando su deseo se cumple, sigue haciéndose preguntas...

Las vistosas y bien compuestas ilustraciones, bien integradas con el texto, lucirían más en una edición de formato grande. El toque posmoderno de ver al propio pintor pintando viene obligado esta vez por un argumento que va más lejos de lo normal en este tipo de relatos pues el pequeño Zap se plantea cuestiones de altura: «¿Y si el Universo era un simple decorado pintado, como la pecera, o el dedo, o la niña que leía un libro sobre un pez llamado Zap?», y... «¿quién había pintado a Paz la pintora?». La resolución se acomoda bien a la realidad: hay cuestiones difíciles de comprender para un pequeño pez pintado...

Paz Rodero. Zap, un pez pintado (2007). Texto de José Morán. Madrid: San Pablo, 2007; 56 pp.; ISBN: 84-285-3031-9.

Enviar Imprimir
CarleAraña.jpg
lunes, 24 de julio de 2006

Dos nuevos álbumes de Eric Carle: La araña hacendosa, un clásico que ahora se traduce, y Diez patitos de goma, un álbum reciente.

En el primero la araña teje su tela sin hacer caso a los animales que le preguntan..., hasta el final; en el segundo distintos animales marinos saludan a los patitos de goma perdidos en el Océano. En el primero conocemos el nombre y los sonidos propios de los distintos animales, y vamos tocando los hilos en relieve de la araña; en el segundo, también conocemos a más animales marinos y, al final, al lector le aguarda una sorpresa sonora.

Mejor el primero que el segundo, pero en ambos casos los entusiastas del autor disfrutarán y aprenderán.

Eric Carle. La araña hacendosa (The Very Busy Spider, 1984). Madrid: Kókinos, 2006; pp.; trad. de Esther Rubio; ISBN: 84-88342-96-9.
Eric Carle. Diez patitos de goma (The Little Rubber Ducks, 2005). Madrid: Kókinos, 2006; 32 pp.; trad. de Miguel Ángel Mendo; ISBN: 84-88342-80-2.

Enviar Imprimir
Willems201.jpg
lunes, 23 de enero de 2006
Otro autor mencionado hace unos meses, que intenta prolongar en un segundo álbum la fórmula que le dio el éxito, es Mo Willems con ¡La paloma encuentra un hot dog!
Enviar Imprimir
CarleCaba.jpg
lunes, 16 de enero de 2006


Un nuevo álbum de Eric Carle que merece ser conocido es Don Caballito de Mar, una historia que, como habla de variedades de peces en las que son los machos y no las hembras quienes cuidan a los huevos, puede ser una buena opción como regalo para padres reticentes.

Sí, es cierto que la indirecta no es muy sutil pero eso tiene la ventaja de que no quedan dudas de lo que se quiere decir. Es un ejemplo más de que, no pocas veces, todos preferimos que las moralejas de un cuento estén bien claras.

La originalidad de diseño con la que Carle nos obsequia esta vez es que, según avanza la historia, a veces hay páginas transparentes en las que se ven unos juncos, unos arrecifes de coral, unas algas, detrás de los cuales se ocultan distintos animales.
 

Enviar Imprimir
ErlbruchGP.jpg
lunes, 2 de enero de 2006

En La gran pregunta, de Wolf Erlbruch, distintos personajes responden al para qué de la vida. Unos lo hacen de modo poético —para besar las nubes, dice el piloto—, otros en plan disfrutón —para que te acaricien, dice el conejo—, otros con mente darwinista —para luchar, dice el boxeador—, otros de modo afectivo —para que yo te quiera, dice la mamá—... Y la única respuesta que realmente responde a la pregunta sin irse por las ramas es la del pato: «No tengo ni idea».

Es frecuente que los ilustradores que se han ganado el prestigio de ser grandes autores de álbumes, se arriesguen con libros gráficamente más avanzados. Un tipo de textos apropiado para eso es el que no pide unas escenas secuenciadas sino el que propicia una sucesión de ilustraciones independientes en cada una de las dobles páginas. Erlbruch ha dado con ese tipo de texto y ofrece aquí unas ilustraciones compuestas con figuras grandes, usando materiales comunes, apostando por la sencillez, y buscando que cada una responda bien al tipo de personaje que representa y al tono de la respuesta que da.

En cuanto al contenido, el álbum cumple lo que mucha gente pide hoy: la satisfacción de pensar un poco aunque no se llegue muy lejos, la equiparación de distintas respuestas aunque todas se perciben como insuficientes e, incluso, como evasivas. En fin, para padres y profesores y lectores un poco mayorcitos no es mala recomendación El hombre en busca de sentido, de Viktor Frankl, un libro luminoso como pocos. Y, para todos, los mismos textos que cuentan la primera Navidad: ahí está la respuesta mejor a la gran pregunta.

Wolf Erlbruch. La gran pregunta (La grande question, 2004). Madrid: Kókinos, 2005; 52 pp.; trad. de Esther Rubio; ISBN: 84-88342-75-6.
Viktor Frankl. El hombre en busca de sentido. Barcelona: Herder, 2004, 2ª ed.; 160 pp.; col. Psicología; trad. de Christine Kopplhuber y Gabriel Insausti; ISBN: 84-254-2331-7.

Enviar Imprimir
JittaPort.jpg
lunes, 1 de agosto de 2005

Algunos relatos funcionan como un espejo que se puede poner delante del lector-niño para que se vea reflejado. Es el caso de Y se lleva a los niños que comen poco, un álbum bien resuelto por el holandés Ceseli Josephus Jitta con unas ilustraciones expresionistas que se ciñen a lo que piden tanto la historia como cualquier lector pequeño.

Enviar Imprimir
Willems.jpg
lunes, 6 de junio de 2005

Las cualidades innegables de los niños no deben hacernos olvidar que también son seres centrados en sí mismos que, con frecuencia, manejan a los demás para conseguir sus intereses. Este talento manipulador se revela muy bien en el álbum de Mo Willems ¡No dejes que la Paloma conduzca el autobús!, un álbum de ilustraciones minimalistas de los que intentan ser como un espejo de comportamientos infantiles. Y, en otro orden de cosas, un álbum de los que no necesitan ni formato grande ni pastas duras para seguir siendo excelentes y cumplir perfectamente su función: dicho de otro modo, un álbum que sólo merece la pena ser comprado si es barato (creo yo).

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo