Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (convivencia: amistad)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
RobinsonAntoinette.jpg
martes, 14 de noviembre de 2017

Dos álbumes de Christian Robinson y Kelly Dipucchio: Gastón y Antoinette. En el primero conocemos a la señora Marilyn y sus perritas Fi-Fi, Fu-Fu, Oh-La-La, y su perro Gastón… que es diferente. En el parque conocen a la familia Buldog: la madre y sus cuatro cachorros, Rocky, Ricky, Bruno, y Antoinette… que es diferente. Se dan cuenta de que se ha debido producir una confusión: Antoinette se va con la madre y las perritas caniches, y Gastón se va con la madre y los perritos bulldog... En el segundo álbum vemos que Antoinette admira las cualidades de sus hermanos y le parece que no es como ellos. Pero cuando desaparece una hermana de Gastón, Oh-La-La, es Antoinette quien la busca y la encuentra.

Son excelentes las ilustraciones en acrílicos: están bien compuestas y contrastadas, resultan alegres aunque se usan tonos apagados, normalmente muestran las cosas al nivel de los perros y a los hombres o mujeres que aparecen no se les suelen ver las caras. Con pocos trazos queda bien marcada la singularidad de cada figura. El primer libro termina con un mensaje final formulado de modo explícito, por si alguien no había sabido sumar dos y dos: «Y muchos años después, cuando Gastón y Antoinette se enamoraron y tuvieron sus propios cachorros, les enseñaron a ser lo que quisieran». En cualquier caso, álbumes excelentes para los entusiastas de los perros.

Christian Robinson. Gastón (2014). Texto de Kelly Dipucchio. Valencia: Andana, 2014; 34 pp.; col. Álbums Locomotora; trad. de Nadia Revenga García; ISBN: 978-84-942671-6-1. [Vista del álbum en amazon.es]
Christian Robinson. Antoinette (2017). Texto de Kelly Dipucchio. Valencia: Andana, 2017; 34 pp.; col. Álbums Locomotora; trad. de Anna Listerri; ISBN: 978-84-16394-47-0. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
RasmussNostlDrag.jpg
martes, 24 de octubre de 2017

El dragón bueno y el dragón malo, de Jens Rasmuss y Christine Nöstlinger, son los amigos de un chico llamado Florian. En realidad, los calificativos bueno y malo no tienen mucho sentido en este caso, lo que supongo que es algo buscado expresamente. Se nos dice que el dragón Malo no es un dragón malo salvo cuando tiene que defender a Florian de una niña espantosa que se enfada, araña, pellizca, escupe y muerde.

Las ilustraciones presentan la vida ordinaria con dibujos coloreados en tonos suaves; en ella irrumpen los imaginarios dragones pintados en guache de marrón y verde, como si se quisiera decir que la imaginación es lo que llena de color y viveza la realidad. Las figuras son graciosas y los gestos de los protagonistas son expresivos. El relato en sí mismo tiene poca chispa: parece desproporcionado el enfado de Florian con su madre cuando no le hace caso, y parece tonto el problema final acerca de que si los dragones quieren o no ir a la playa (vi este álbum en la biblioteca y lo leí porque esperaba más de la escritora). Con todo, la historia es agradable y es un ejemplo más de la proliferación de relatos acerca de amigos invisibles.

Jens Rasmuss. El dragón bueno y el dragón malo (Guter drache & böser drache, 2012). Texto de Christine Nöstlinger. Barcelona: Picarona, 2017; 34 pp.; trad. de Iñigo Cebollada Martí; ISBN: 978-84-9145-041-2. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
WillemsPuedoJugar2.jpg
lunes, 4 de septiembre de 2017

Elefante y Cerdita son dos personajes creados en 2007 por Mo Willems que han protagonizado una serie de veinticinco libros para prelectores. Se han publicado en castellano hace poco dos: ¿Puedo jugar? y ¡Estamos en un libro! En el primero, una pequeña serpiente les pide a Elefante y Cerdita jugar con ellos a la pelota y al principio no saben cómo solucionar que la serpiente no tenga brazos. En el segundo, Cerdita le hace notar a Elefante que alguien les está mirando: ¡un lector!y a partir de ahí, Elefante va de emoción en emoción.

La primera historia habla bien de amistad y la segunda podría compararse a otras metafictivas semejantes (como, por ejemplo, Sin título, un libro unos años posterior). Está bien definida la personalidad de los dos: por un lado, Elefante tiene gafas de estudioso pero no es brillante y Cerdita es de lo más cooperativa e ingeniosa; por otro, Cerdita es rosa y Elefante es verde, y los globos de texto en los que van sus palabras también tienen los colores respectivos.

Es genial la presentación gráfica de los relatos. Ambos personajes están dibujados con líneas de contorno, sin sombras, y logran contagiar la risa con sus posturas o con las expresiones de ojos y cejas construidas con toques mínimos. Con excepciones medidas, los relatos avanzan dando un paso por página y en cada una las figuras se suelen presentar frontalmente y con el mismo tamaño siempre. No faltan bromas propias del lenguaje del cómic: la idea que se le ocurre a Cerdita en el primer libro se indica con una bombilla de bajo consumo; en el segundo Cerdita se sube a un globo de texto para explicarle a Elefante cómo están leyendo el libro los lectores.

Mo Willems. ¿Puedo jugar?: un libro de elefante & cerdita (Can I Play Too?, 2010). Barcelona: Beascoa, 2017; 60 pp.; trad. de Carolina Venegas Klein; ISBN:978-84-488-4776-0. [Vista del libro en amazon.es]
Mo Willems. ¡Estamos en un libro!: un libro de elefante & cerdita (We are in a Book!, 2010). Barcelona: Beascoa, 2017; 57 pp.; trad. de Carolina Venegas Klein; ISBN: 978-84-488-4775-3. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
GravettMio.jpg
lunes, 17 de abril de 2017

Otro ejemplo de cómo sacarle partido a un filón: el nuevo álbum de Emily Gravett titulado ¡Mío! y protagonizado por el oso y la liebre. Esta última encuenta una flor y no quiere compartirla con el oso, «pero al oso no le importó»; y lo mismo con otras cosas hasta que, cuando el oso no está presente, la liebre se abalanza sobre la miel de una colmena… La autora sabe dar la lección con talento gráfico y con simpatía, que es lo que hay que pedir a este tipo de minirelatos para que los lectores pequeños piensen en su comportamiento.

Emily Gravett. ¡Mío! (Bear and Hare – Mine!, 2014). Barcelona: Picarona, 2017; 28 pp.; trad. de Joana Delgado; ISBN: 978-84-16648-80-1. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
SantatBeekle2.jpg
martes, 7 de marzo de 2017

Yo no tuve ningún amigo imaginario en la infancia y, de todos los amigos y conocidos a los que he preguntado, sólo uno me dijo que sí lo había tenido... Sin embargo, ahora son muchos los libros que hablan de los amigos imaginarios de los niños (aunque me han recordado, en mi pequeña encuesta, que personajes del pasado como Marcelino pan y vino y como Zezé los tenían). Pero, más o menos recientes, recuerdo Soy demasiado pequeña para ir al colegio, Pobby y Dingan, el hermano de Greg, y Fred, el amigo imaginario. Y en los próximos días pondré varios más de los últimos meses. ¿Tendrá esto algo que ver con que ahora muchos niños son hijos únicos, o no tienen con quién jugar, o que sus juegos son muy individualistas...?

El argumento de Las aventuras de Beekle, de Dan Santat, es que uno de los habitantes de la isla de los amigos imaginarios, «donde todos esperan impacientes que un niño los elija para jugar», uno de ellos, cansado de esperar, decide ir al mundo real en su busca. Después de un tiempo vagando por distintos lugares, y observando que «el mundo real era un sitio muy raro», lo encuentra una niña llamada Alicia.

El atractivo del álbum está en que sus ilustraciones son coloristas y graciosas, en que contienen muchos detalles simpáticos, en que la figura blanca y redondeada de Beekle contrasta con el entorno y resulta también atractiva. De la historia están bien el planteamiento y el comienzo de la búsqueda, pero me parece que luego la emoción del relato sólo la compartirán quienes sí hayan tenido el amigo imaginario…

Dan Santat. Las aventuras de Beekle. El amigo (no) imaginario (The Adventures os BEEKLE: The Unimaginary Friend, 2014). Madrid: Bruño, 2016; 40 pp.; col. Cubilete; trad. de Virtudes Tardón; ISBN: 978-84-696-0434-2. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
GomiMisAmigos2.jpg
lunes, 19 de diciembre de 2016

Mis amigos, de Taro Gomi, es un álbum para prelectores en el que vemos, en dobles páginas consecutivas, escenas que siempre comienzan igual y dicen cosas como «con mi amigo el gato aprendí a andar», «con mi amigo el perro aprendí a saltar»…, hasta que, hacia el final, también leemos que «con mis amigos los libros aprendí a leer», «con mis amigos los profesores aprendí a estudiar»… El ilustrador comunica encanto a sus composiciones, en las que hay situaciones de movimiento y otras de calma. Ciertamente, algunas afirmaciones son poco realistas —«con mi amigo el cocodrilo aprendí a dormir la siesta»— y otras son para entusiastas de la lucha oriental —«con mi amigo el gorila aprendí a dar patadas»—, pero, sea como sea, el autor desea y consigue transmitir a sus lectores pequeños una relación cordial y confiada con la realidad.

Taro Gomi. Mis amigos (Minna Ga Oshiete Kuremashita, 1983). Barcelona: Blackie Books, 2016; 40 pp.: trad. de Juan Carlos Silvi; ISBN: 978-84-16290-67-3. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
JeffersColferFred.jpg
miércoles, 7 de septiembre de 2016

Fred. El amigo imaginario, de Oliver Jeffers y Eoin Colfer, cuenta que los amigos imaginarios tienen un problema: que cuando aparece un amigo real ellos tienen que desvanecerse. Fred, un amigo imaginario que flotaba en el aire como una pluma, en espera de que lo necesitasen, deseaba tener un amigo para siempre y eso sucedió cuando lo convocó Sam. Hasta que Sam conoció a Sammi, una chica, y entonces Fred piensa que tendrá que desaparecer.

Relato amable y gracioso, muy bien resuelto gráficamente. Por un lado, todo se cuenta con dibujos sencillos en blanco y negro salvo leves toques de otros colores, y con dibujos en colores suaves de los seres imaginarios, en especial de Fred, que tiene un tono azulado y es como un dibujo tramado y sin contornos. Por otro, en las imágenes se añaden elementos que no se mencionan en la narración con palabras —como, entre muchos otros, que Sam toque el violín y Fred la flauta; o como que aparezcan unas atracciones de feria—.

Oliver Jeffers. Fred. El amigo imaginario (Imaginary Fred, 2015). Texto de Eoin Colfer. Valencia: Andana, 2016; 48 pp.; trad. de Nàdia Revenga García; ISBN: 978-84-16394-26-5. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
BlakeNosotrosC2.jpg
martes, 21 de junio de 2016

Un álbum que cuenta bien una historia y cumple bien sus objetivos: Nosotros cinco, de Quentin Blake. En él se habla de cinco amigos, Ángela, Óscar, Simona, Mario y Eric. De todos menos de Éric se cuenta que tienen una particular habilidad. Hacen una excursión al monte y van en un autobús cuyo conductor, Miguelón, sube con ellos. Cuando Miguelón tiene un accidente se requerirán las habilidades de todos, incluida la de Éric.

El título del relato, en primera persona, no coincide con el narrador del interior, que cuenta los hechos en tercera persona. La secuencia de los hechos y de las imágenes, a veces varias en cada doble página, fluye con naturalidad. El estilo de Blake, tan suelto y eficaz, no necesita glosas. El relato transmite lo que pretende: que todos somos necesarios, que todos dependemos unos de otros…

Quentin Blake. Nosotros cinco (The Five of Us, 2015). Barcelona: Corimbo, 2016; 32 pp.; ISBN: 978-84-8470-541-3. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
YoonPinguino2.jpg
lunes, 19 de octubre de 2015

Las vacaciones de Pingüino, de Salina Yoon, trata sobre un pingüino que desea tomar el sol, por lo que hace su equipaje y se va a un país tropical. Al principio está desconcertado pues en la arena no puede esquiar, ir en trineo, patinar…, hasta que aparece un colorado Cangrejo que le sirve de guía y Pingüino acaba disfrutando mucho. Más adelante será Cangrejo el que vaya al Polo y allí aprenderá a esquiar y otras ocupaciones inusuales (para un cangrejo al menos).

Relato muy divertido por sus imágenes, por su idea argumental, por la buena narración. Las ilustraciones tienen mucho colorido, las figuras son simpáticas y sus actividades resultan sorprendentes. No faltan detalles graciosos (como el traje de baño de Pingüino, o la bufanda y las manoplas de Cangrejo en el Polo). Está bien planteado cómo el pingüino y el cangrejo se hacen amigos y se ayudan con amabilidad el uno al otro. También se transmite un mensaje sencillo: que todas las vacaciones terminan.

Salina Yoon. Las vacaciones de Pingüino (Penguin on vacation, 2013). Barcelona: Corimbo, 2015; 34 pp.; trad. de Margarida Trías; ISBN: 978-84-8470-512-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
DaCollHam1b.jpg
martes, 8 de septiembre de 2015

Hamamelis, Miosotis y el señor Sorpresa, es un álbum de Ivar Da Coll protagonizado por dos seres difíciles de categorizar, Hamamelis y Miosotis, que son grandes amigos. En esta historia se cuenta cómo se visitan el uno al otro, se obsequian comidas que les gustan, etc. Como el anterior álbum de los mismos personajes —Hamamelis y el secreto— la historia se centra en narrar con buen humor algunos episodios de trato amistoso entre los dos, podríamos decir que al modo de las clásicas historias de Sapo y Sepo. Son relatos que algunos considerarán algo dulzones y demasiado sencillos, pero que, aparte de, y gracias también al encanto de las ilustraciones, son fáciles de leer, transmiten una visión cordial de la vida y se terminan sonriendo.

Ivar da Coll. Hamamelis y el secreto (2014). Barcelona: Ekaré, 2014; 28 pp.; col. Ponte Poronte; ISBN: 978-8494171666. [Vista del libro en amazon.es]
Ivar da Coll. Hamamelis Miosotis y el señor Sorpresa (2015). Barcelona: Ekaré, 2015; 28 pp.; col. Ponte Poronte; ISBN: 978-8494208102. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BrunoMartinezEsca.JPG
martes, 11 de noviembre de 2014

Escarabajo en compañía, de Pep Bruno y Rocío Martínez, contiene cinco pequeños relatos: el primero, que da el título al libro, y luego «Ciempiés y un zapato», «Aburrimiento», «La visita» y «La fiesta de despedida». Todos están protagonizados por Escarabajo, Ciempiés, Tres Hormigas, Grillo y, los dos últimos, también por Saltamontes.

Tal como explica el autor en una nota final, son un homenaje a varios autores que admira, como Arnold Lobel, Eric Carle, A. A. Milne y Jutta Bauer. Pero, sobre todo, el tono de los cuentecillos tiene un reconocible aire de familia con los de Arnold Lobel: todos hablan con gracia de amistad cordial, de amigos siempre bien dispuestos a echar una mano, compartir una comida o celebrar una fiesta. Son, naturalmente, como cabe esperar del autor, relatos bien escritos y apropiados para contar en voz alta y para compartir; y, como cabe esperar de la ilustradora, excelentes para disfrutar al mirarlos, pues las alegres ilustraciones ponen caras y figuras a los personajes y les añaden simpatía.

Pep Bruno. Escarabajo en compañía (2014). Barcelona: Ekaré, 2014; 80 pp.; ilust. de Rocío Martínez; ISBN: 978-84-941716-9-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
MonrealAlves2.jpg
miércoles, 20 de agosto de 2014

Del recién fallecido Rubem Alves sólo conozco Vuelve, pájaro encantado, ilustrado por Violeta Monreal. Se puede poner como ejemplo de buen relato con buenas imágenes que merecería no una nueva edición sino una buena edición mejorada.

Habla de una niña cuyo mejor amigo es un pájaro completamente libre. El pájaro va y viene a su gusto y cuenta historias a su amiga. Ambos disfrutan de la nostalgia que provocan las separaciones y reencuentros sucesivos. Pero, un día, la niña tiene «una idea malvada»: encerrar al pájaro en una jaula para que nunca se vaya y sea suyo para siempre.

La historia trata bien, de modo poético, sobre la libertad y la amistad. Las ilustraciones, dibujos y acuarelas, son eficaces y reflejan bien los escenarios y los tonos variados de la narración. Podría ser un gran álbum si el diseño global estuviera bien pensado: hay varias ilustraciones en las que las palabras montan sobre las imágenes y no se pueden leer bien.

Violeta Monreal. Vuelve, pájaro encantado (1991). Texto de Rubem Alves. Madrid: Susaeta, 1991; 26 pp.; ISBN: 8430571329.

Enviar Imprimir
NadjaPerAz2.jpg
martes, 12 de agosto de 2014

Un álbum gráficamente impactante y con un contenido siempre actual: Perro azul, de Nadja.

Enviar Imprimir
StephensComoLeon2.jpg
martes, 17 de diciembre de 2013

Cómo esconder un león, de Helen Stephens, es un álbum simpático que remite, sin decirlo, a Andy and the Lion y The Happy Lion, y, expresamente, a El tigre que vino a tomar el té.

Un león se da un paseo por las calles de un pueblo en busca de un sombrero pero, ante su sorpresa, la gente se asusta por lo que el león, entonces, huye. Menos mal que una niña, llamada Iris, lo esconde, una tarea que cada vez se le hace más difícil.

Las imágenes son alegres y amables, con unos dibujos muy sueltos que recuerdan también a los de Roger Duvoisin o de Edward Ardizzone. También la claridad de la narración y la expresividad que tienen los personajes son comparables con las de los álbumes de esos autores.

Helen Stephens. Cómo esconder un león (How to Hide a Lion, 2012). Barcelona: Ediciones B, Blok, 2013; 32 pp.; trad. de Roser Ruiz; ISBN: 978-84-15579-38-0.

Enviar Imprimir
MinneChicoB2.jpg
martes, 19 de noviembre de 2013

El chico del bosque, de Nathalie Minne, es un álbum vistoso, por su formato muy grande y sus ilustraciones en collages que desean mostrar la belleza imponente del bosque donde vive y se siente tan a gusto el protagonista. Este, un chico que lleva un gorro con dos orejeras, tiene un amigo del pueblo, que lleva un gorro con una borla, y que le visita en su bosque. El chico del bosque tiene miedo de ir al pueblo pero, cuando se va su amigo, se siente solo.

Las sucesivas escenas muestran grandes composiciones de unos escenarios en los que, tanto los niños como los animales que van apareciendo, son siempre unas figuras pequeñas. El texto es breve, levemente poético, y va en una franja blanca lateral con lo que así no interfiere con las imágenes. La historia subraya por sí misma, sin énfasis innecesarios, que incluso la belleza del bosque se queda pequeña frente al valor de la amistad.

Nathalie Minne. El chico del bosque (Le petit garçon de la forêt, 2012). Zaragoza: Edelvives, 2013; 24 pp.; trad. de Pilar Careaga; ISBN: 978-84-263-8693-9.

Enviar Imprimir
VaccaroQuepasariasi2.jpg
lunes, 19 de noviembre de 2012

Un nuevo álbum, engañosamente sencillo, de Laura Vaccaro Seeger: ¿Qué pasaría si...?

Enviar Imprimir
CooperSopaCalab2.jpg
lunes, 5 de noviembre de 2012

De Helen Cooper, una autora experta en tratar sentimientos infantiles, se acaba de publicar una nueva edición de Sopa de calabaza, un álbum cuyos protagonistas son un Gato, una Ardilla y un Pato que siempre preparan juntos una sopa de calabaza, hasta que un día pelean…

La historia está bien contada, tanto con las palabras —aunque se pierdan el ritmo y los sonidos propios del original inglés— como con las ilustraciones, que tienen tonos verdes y oros que se podrían llamar otoñales. El argumento, sobre cómo los mejores amigos pueden a veces tener discrepancias, está bien ajustado a lo que pueden comprender los lectores pequeños a quienes se dirige el álbum.

Helen Cooper. Sopa de calabaza (Pumpkin Soup, 1998). Barcelona: Juventud, 2012, 9ª ed.; 32 pp.; col. Álbumes ilustrados; trad. de Christiane Reyes; ISBN: 978-84-261-3095-2.

Enviar Imprimir
ZutauteDarabuc2.jpg
lunes, 15 de octubre de 2012

A partes iguales, un álbum de Lina Žutautė con texto de Darabuc, trata sobre una joven que, a lo largo de un viaje, se lleva consigo a personajes con habilidades especiales llamados Brazodegorila, Orejademurciélago, Hocicodetoro y Ojodeáguila, con la promesa de que todos van «a partes iguales». Y, cuando llegan a la capital del reino, deciden participar en un concurso convocado por un rey cruel e injusto.

Darabuc explica en su blog tanto los rasgos de la narración —un cuento popular recreado con más presencia de personajes femeninos, entre otras cosas—, como los de las imágenes, bien compuestas y con un estilo que cabría llamar hipersurrealista por la multiplicación de los detalles imaginativos. Para el lector niño la historia tiene además el atractivo de ver a un grupo de amigos tan hábiles que se las arreglan para dar su merecido al malvado (casi una constante del autor, pues el mismo núcleo argumental tienen La bruja Horripilarda, Sopa de nada, y Ojobrusco).

Lina Žutautė. A partes iguales (2012). Texto de Darabuc. Pontevedra: OQO, 2012; 40 pp.; ISBN: 978-84-9871-390-9.

Enviar Imprimir
BernerPerLie.JPG
lunes, 3 de septiembre de 2012

El Perro y la Liebre, de Rotraut Suzanne Berner, no es un libro genial pero sí es un relato eficaz con sus lectores naturales, y un buen ejemplo de claridad narrativa. En él se cuenta que, aunque hay una vieja enemistad entre los Perros y las Liebres, Lucas Liebre y Pablo Perro llegan a ser amigos después de una carrera en la que participan.

Relato pensado para transmitir un mensaje de convivencia y amistad a los niños. Al lector se le facilitan las cosas con un plano del escenario de conjunto al principio y al final. Luego, la historia es sencilla y el texto va debajo de unos dibujos que son claros y, a veces, van recuadrados. El texto abunda en expresiones tomadas del refranero o de las canciones populares: «muerto el perro se acabó la rabia», «perro ladrador, poco mordedor», «donde menos se lo espera salta la liebre», etc.

Rotraut Suzanne Berner. El Perro y la Liebre (Hund & Hase, 2009). Barcelona: Juventud, 2012; 78 pp.; trad. de Susana Tornero; ISBN: 978-84-261-3876-7.

Enviar Imprimir
BeerOsitoPolar.JPG
lunes, 9 de abril de 2012

Un ejemplo de lo bien que resultan los osos polares como protagonistas de álbumes está en Osito polar, ¡vuelve pronto!, de Hans de Beer, un álbum de hace tiempo.

Enviar Imprimir
DahanGatoPez.jpg
martes, 13 de septiembre de 2011

Ya he comentado más de una vez la gran tendencia de la LIJ a presentar amistades improbables, pero posibles y deseables en el mundo humano, poniendo ejemplos del mundo animal, donde tal cosa, en la realidad, no se da nunca. Un álbum más en esta línea, de hace tiempo, bien construido y con imágenes pictóricas y sintéticas a la vez, es El gato y el pez, de André Dahan. A la derecha, portada de una edición francesa.

Enviar Imprimir
MarshallJorgeMarta.JPG
martes, 6 de septiembre de 2011

Un autor cuyos libros hace tiempo que no están en el mercado español: James Marshall. En especial vale la pena señalar el interés de la serie sobre Jorge y Marta, dos hipopótamos amigos que se podrían comparar con Sapo y Sepo, pero que no está editada en España salvo un libro que hoy está descatalogado. La portada de la derecha corresponde a una edición norteamericana.

Enviar Imprimir
RoderoMoranAmigos.jpg
lunes, 22 de agosto de 2011

Varios álbumes sobre amistad entre iguales, como La montaña de los osos, y entre diferentes, como Dos amigos, ilustrados por Józef Wilkoń con texto de Max Bolliger el primero y Paz Rodero el segundo; Amigos de verdad, también de amistad entre diferentes ilustrado por Paz Rodero y con texto de José Morán.

Enviar Imprimir
SchossowYoContigo2.jpg
lunes, 24 de enero de 2011

Igual
que Suzy Lee, Peter Schössow tiene también un talento particular para el ritmo propio del álbum y para, incluso en un caso como el de Yo contigo y tú conmigo, conseguir unas ilustraciones claras y apropiadas para niños.

Un oso de juguete, al que vemos dentro de una caja sin desembalar, en la primera ilustración, se plantea las grandes cuestiones básicas. «Vengo», dice al empezar, «no sé de dónde», continúa en la siguiente doble página; «Soy», dice luego, «no sé quién», se responde después; «vivo», «no sé cuánto», etc.

Es un inteligente álbum que no se diría que es para niños sino para clases de filosofía, pero que los niños pueden disfrutar porque presenta unas escenas bien compuestas, propias de un mundo de juguetes como el de las películas Toy Story, con niños en la primera y última ilustración que los observan.

El álbum no indica —tal vez para no asustar a nadie— que el texto se basa en un famoso epitafio de un teólogo del siglo XV, Martinus von Biberach, que dice así:

«Ich leb und ich waiß nit, wie lang
Ich stirb und waiß nit wann
Ich far und waiß nit, wahin
Mich wundert, daß ich froelich bin».

Que se puede traducir, más o menos, como:

«Vivo y no sé por cuánto tiempo,
Moriré y no sé cuándo,
Voy y no sé a dónde,
Me pregunto por qué soy feliz».

Obviamente, del juguete protagonista no podemos esperar que conteste las preguntas, bastante es ya que se las plantee y nos las lance.

Peter Schössow. Yo contigo y tú conmigo (Ich bei dir und du bei mir, 2006). Salamanca: Lóguez, 2010; 32 pp.; trad. de L. Rodríguez López; ISBN: 978-84-96646-54-4.

Enviar Imprimir
RodríguezLadrónGallinas3.jpg
lunes, 25 de enero de 2010

Ladrón de gallinas,
de Béatrice Rodríguez, cuenta que cuando un zorro rapta a una gallina y huye con ella, el oso, el conejo y el gallo salen en su persecución, día y noche, por valles y bosques, a través del mar y del desierto, hasta que al fin, extenuados, le encuentran en su guarida.

Álbum sin palabras con un final inesperado salvo para quienes razonen con la lógica disneyana de los relatos de animales. La historia es divertida y, sobre todo, está muy bien contada: recuerda, tanto en su trama como en las ilustraciones, a Fox went out on a chilly night (con el que se puede contrastar también porque en ese caso el relato sí responde a la lógica de las fábulas clásicas nacidas en un mundo rural cercano a los animales). El formato apaisado va muy bien con el tipo de argumento de persecución.

Béatrice Rodríguez. Ladrón de gallinas (Le voleur de poule, 2005). Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2009; 32 pp.; ISBN: 978-84-92412-31-0.

Enviar Imprimir
SadatOtroPablo00.jpg
lunes, 8 de diciembre de 2008

La ilustradora francesa-iraní, Mandana Sadat tiene varios álbumes que juegan magníficamente con distintas relaciones de oposición argumental y gráfica. El último, El otro Pablo, ejemplifica también cómo hablar de convivencia y amistad de modo aleccionador y sin didactismos.

Enviar Imprimir
LionniPiedExtra.JPG
lunes, 22 de octubre de 2007

Otro álbum de Leo Lionni: Una piedra extraordinaria. Tres ranas encuentran una piedra que resulta ser un huevo; el ser que nace del huevo se hace su amigo y, al final, acaba encontrando a su madre. La historia se cuenta con ilustraciones que mezclan collages, lápices y acuarela. Los mensajes de amistad, cordialidad y convivencia, y el estilo narrativo gráfico son tan optimistas y claros como acostumbra el autor. No me parece un álbum tan conseguido como Frederick, El sueño de Matías o Nadarín, pero en cualquier caso está muy bien. Ya he comentado en alguna ocasión anterior que, con los grandes autores de álbumes pasa que, incluso cuando no aciertan del todo, tampoco fallan. No sé por qué el título castellano no es equivalente al original inglés.

Leo Lionni. Una piedra extraordinaria (An Extraordinary Egg, 1994). Caracas: Ekaré, 2006, 3ª ed.; 32 pp.; trad. de Verónica Uribe; ISBN: 980-257-239-X. Nueva edición en Barcelona: Ekaré, 2014, formato más grande; ISBN: 978-84-941716-7-3.

Enviar Imprimir
BernerAyNo.JPG
lunes, 1 de octubre de 2007

¡Ay no!,
es un álbum que usa con sencillez y acierto la fórmula de presentar en sucesivas escenas a dos personajes opuestos que contrastan sus visiones de la vida. Las protagonistas son dos gallinas, una blanca y una negra. La blanca, en la izquierda, es una persona negativa que, ante la propuesta de la negra, en las páginas derechas, de hacer una excursión, sólo ve dificultades: «¡Ay no!», exclama, una y otra vez, ante las posibles molestias. Mientras, la negra, la responde siempre con un «¡y qué más da!». Como es habitual en Rotraut Suzanne Berner, la narrativa gráfica es clara. El argumento evoluciona hacia el momento en el que las protagonistas intercambian posiciones y actitudes.

Rotraut Suzanne Berner. ¡Ay, no! (Ach, nein! Und wenn schon!, 2005). Madrid: Anaya, 2007; 26 pp.; col. Sopa de cuentos. Primeros lectores; trad. de Moka Seco Reeg; ISBN: 978-84-667-6234-2.

Enviar Imprimir
BlegvadAna.jpg
lunes, 23 de octubre de 2006

En la voz de Joseph Jacobs mencionaba, de paso, que había una versión de Los tres cerditos firmada por Erik Blegvad, un buen ilustrador del que muchos recuerdan Ana Banana y yo, una de las muchas historias infantiles con protagonista niña supermovida. Un álbum que fue publicado en un formato muy pequeño y vertical, cuando el original es apaisado, tal como se ve a la derecha. Ahora está descatalogado, que yo sepa.

Enviar Imprimir
Martinez.jpg
lunes, 10 de octubre de 2005

En la literatura popular y, por tanto, en la literatura infantil, se suele decir que se leen personajes y no libros... Un ejemplo dentro de los álbumes son los protagonizados por Matías, que firma Rocío Martínez. Los primeros son también no sólo álbumes de personaje sino buenos álbumes que hablan de arte, y el último, Matías pierde su lápiz, es una pequeña historia de amistad.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo