Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (vida familiar: antes de dormir)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
MartonCamila2.jpg
martes, 17 de mayo de 2016

El barco de Camila, de Jirina Marton y Allen Morgan, es un relato amable y sugerente, apto para leer, para mostrar y para compartir. A Camila su padre le cuenta una historia justo antes de dormir. En ella, una niña llamada Camila sale a navegar por el río, al final del día, y encuentra por el camino a un cuervo, una vaca, unos gatitos, y cada uno aporta algo al viaje hasta que llegan al mar. Las ilustraciones son eficaces y evocadoras. Las repeticiones, en las escenas y en los diálogos, son recursos que hacen más familiar la historia y ayudan a fijarlo y recordarlo mejor. Lo explica bien esta reseña extensa que, además, hace otras sugerencias para sacarle más partido aún al álbum.

Jirina Marton. El barco de Camila (Nicole’s Boat, 1987). Texto de Allen Morgan. Barcelona: Ekaré, 2016; 22 pp.; trad. de Clarisa de la Rosa; ISBN: 978-84-944291-6-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
TajimaNieve2.jpg
lunes, 25 de abril de 2016

Nieve, de Kaori Tajima, es un elegante álbum bedtime. Su composición es sencilla y eficaz: primero una doble página en la que vemos un bosque con un lecho de hojas rojas en el que caen copos de nieve, y dos animales, el conejito blanco protagonista y otro; después, otra doble página en la que el conejito observa cómo el otro animal se refugia. Los copos de nieve van en aumento y los cuatro animales, a los que se ve pero no se nombra, se refugian, uno en su nido, otro en su refugio, otro en su madriguera, y otro en su guarida. Cuando ya todo está blanco y no hay nadie a su alrededor, el conejito parece sentirse perdido... Las palabras que acompañan las imágenes son las justas. La única frase que los distintos animales repiten antes de ocultarse es la de «¡estoy tan cansado!»... En algunos lugares, por lo que he visto, el álbum se ha transformado en un teatrillo kamishibai.

Kaori Tajima. Nieve (Neige, 2013). Girona: Tramuntana, 2014; 36 pp.; trad. de María Teresa Rivas; ISBN: 978-84-941662-8-0. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
LichtenheldPequeTren2.jpg
lunes, 14 de marzo de 2016

Dos años después de Felices sueños, camiones grandes y pequeños, Tom Lichtenheld y Sherri Duskey Rinker volvieron a triunfar con Que duermas bien, pequeño tren, otro álbum bedtime con rasgos parecidos al primero y, también, un éxito entre los entusiastas de los trenes de juguete.

Vemos un tren de mercancías antiguo que atraviesa las praderas por la noche y, cuando se para, entran en acción toda clase de operarios (monos, liebres, camellos, jirafas, canguros, elefantes, osos, pingüinos, tortugas, dinosaurios…), que se ocupan de cargarlo ordenadamente aunque, también, con las originalidades propias de los distintos animales.

Tanto el texto con las imágenes son humorísticos y conectan bien con el lector. No conozco la versión original pero la castellana está redactada con versos sonoros y amables. Vale la pena observar la última escena, muy conseguida, un buen ejemplo de los desenlaces de revelación que hacen que todo cobre sentido, algo que iene que ver con el título inglés original y no con el título castellano.

Tom Lichtenheld. Que duermas bien, pequeño tren (Stem Train, Dream Train, 2013). Texto de Sherri Duskey Rinker. Barcelona: Blok, 2014; 32 pp.; trad. de Roser Ruiz; ISBN: 978-84-15579-68-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
AlemagnaBuenV.JPG
lunes, 7 de marzo de 2016

¡Buen viaje, bebé!,
de Beatrice Alemagna, es un elogiado libro bedtime de los que parecen sencillos de hacer. Se narran, con buen humor y sentido de juego, las rutinas propias del momento de irse a la cama del niño como si fueran las mismas de un viaje para el que hay que prepararse con cuidado: escoger las cosas que se llevan, sin olvidarse del libro preferido; asearse y ponerse el traje apropiado; despedirse de papá, mamá y el gato, etc. Las figuras son amables y las escenas están bien compuestas, como es habitual en la autora.

Beatrice Alemagna. ¡Buen viaje, bebé! (Bon voyage, bébé!, 2013). Barcelona: A buen paso, 2015; 26 pp. en cartoné; trad. de Lara Meana; ISBN: 978-84-942854-8-6. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
LicthDuskeyFelicesS2.jpg
lunes, 15 de febrero de 2016

Felices sueños, camiones grandes y pequeños, de Tom Lichtenheld y Sherri Duskey Rinker, es un álbum bedtime con mucho encanto inspirado en los históricos La casita o Mike Mulligan and his Steam Shovel, de Virginia Lee Burton.

El narrador del álbum va despidiéndose —«hasta mañana», «que descanses bien»—, de la Señora Grúa, la Hormigonera, el Señor Volquete, el Amigo Bulldozer, la Excavadora…, mientras las ilustraciones presentan primero escenas de cada una de las máquinas, con tonos rojizos del atardecer, haciendo su última tarea del día, y después otras con tonos oscuros de la noche cuando se retiran a descansar y dormir.

No conozco la versión original pero la castellana está redactada con unos versos amables que suenan bien. Las ilustraciones, en pastel, son simpáticas y detallistas. La secuencia de imágenes viene facilitada por la estructura del minirelato. El álbum cumple bien su función de lectura para antes de dormir, comunica vocabulario, remite a la observación directa de lo que se muestra, y, también, indirectamente, hace pensar en tanta gente que trabaja a nuestro alrededor.

Tom Lichtenheld. Felices sueños, camiones grandes y pequeños (Goodnight, Goodnight, Construction Site, 2011). Texto de Sherri Duskey Rinker. Barcelona, Blok, 2014; 32 pp.; trad. de Roser Ruiz; ISBN: 978-84-15579-66-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
LeggeWattsKisses2.jpg
lunes, 11 de mayo de 2015

Besos para papá,
de David Legge y Frances Watts, es un libro para pequeños, que puede resultar en exceso dulzón para unos pero que será encantador para otros. En él, un oso pequeño malhumorado no quiere dar un beso de buenas noches a su padre y este le va proponiendo distintas alternativas...

Las ilustraciones son muy vistosas por su colorido, porque se apoyan en un dibujo realista de gran calidad, y porque resaltan la expresividad de unos personajes que resultan superabrazables. He leído un comentario a este libro en el que una lectora decía que no le gusta que el pequeño use continuamente la palabra «¡no!», pero, ¿por qué no?, ¿acaso debería decir sí cuando desea o cuando debe decir no?

David Legge. Besos para papá (Kisses for Daddy, 2005). Texto de Frances Watts. Valencia: Monterrey, 2013; 26 pp.; trad. de J. R. Feijoo; ISBN: 978-84-15514-19-0.

Enviar Imprimir
RaabOltenMama2.jpg
lunes, 2 de marzo de 2015

A los álbumes bedtime como A Child's Good Night Book o El gran bostezo, entre otros, se une ahora Mamá no puedo dormir, de Manuela Olten y Brigitte Raab, que también intenta inducir el sueño haciendo notar cómo duermen los animales. En este caso vemos cómo la madre intenta que la niña duerma explicándole cómo duermen los leopardos, las cigüeñas, los peces, los murciélagos, etc.

La estructura es perfecta para un álbum: doble página con una escena con la madre y la niña en la página izquierda y una representación de lo que cuenta la madre a la derecha, y una doble página consecutiva con la composición de lugar que se hace la niña y sus intentos patéticos para dormir… La disposición de los bloques de texto está bien integrada en la composición de las dobles páginas. La tipografía cambia según quien habla aunque no es un cambio muy perceptible. Los escenarios son divertidos y harán reír al lector.

Se puede poner como ejemplo, también, de las dificultades de comprensión que algunos pueden tener: la niña lo entiende todo literalmente, la madre no se da cuenta de los líos mentales que se arma la hija con sus comparaciones…

Manuela Olten. Mamá, no puedo dormir (Mama, ich kann nicht schlafen, 2011). Texto de Brigitte Raab. Barcelona: Takatuka, 2014; 30 pp.; trad. de Marisa Delgado; ISBN: 978-84-16003-20-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
VillamuzaKesDever2.jpg
lunes, 25 de agosto de 2014

Un álbum más de miedos infantiles a la hora de dormir resueltos del modo más fiable y tradicional: De verdad que no podía, de Noemí Villamuza y Gabriela Keselman.

Enviar Imprimir
GuridiMazoReb2.jpg
lunes, 9 de junio de 2014

El rebaño, de Guridi y Margarita del Mazo, recuerda un poco a La oveja número 108. Esta vez, una oveja con el número 1 afirma, en la primera doble página, que «ser oveja es fácil. Sólo tenemos que pasear, comer, dormir y ayudar a dormir». En la segunda, donde la vemos encabezando a su rebaño, dice que «cada persona tiene asignado un rebaño de ovejas diferente. Y a Miguel le ha tocado el mío. Nos llama cuando no puede dormir. Y nosotras sólo tenemos que saltar la valla»; y a la derecha, vemos a Miguel, a oscuras, con la valla en la cabeza. Ya, pero ¿qué pasa cuando una de las ovejas, la número 4, no está dispuesta, de ningún modo, a saltar la valla?

Las imágenes esquemáticas, con unas ovejas cuyo cuerpo es como un gurruño, son muy eficaces. El ilustrador usa el blanco y negro para las figuras y el verde para la hierba y los árboles. Sabemos que algo pasa con la oveja número 4, aunque no lo anuncia el texto, por lo que nos muestra la ilustración en la que la vemos por primera vez. La historia es divertida, está bien contada, y plantea de modo elemental pero eficaz qué ocurre con quienes no siguen a los demás porque sí pero sí responden cuando ven necesidades en otros. Y aquí hay otra reseña en la que se dicen más cosas.

Guridi. El rebaño (2014). Texto de Margarita del Mazo. Fraga: La Fragatina, 2014; 36 pp.; col. Lo Mullarero; ISBN: 978-84-942019-5-0.

Enviar Imprimir
MayerCocodrilo2.jpg
lunes, 23 de septiembre de 2013

Hay un cocodrilo debajo de mi cama, de Mercer Mayer, es un relato parecido, gráficamente y en contenidos, a Una pesadilla en mi armario, pero con un desenlace mucho más chispeante.

El niño narrador recuerda que antes no podía dormir tranquilo porque había un cocodrilo debajo de su cama, por lo que tenía que tomar muchas precauciones para subir y bajar de su cama, y que, además, ni su padre ni su madre lo sabían e, incluso, no le creían cuando se lo decía. Pero ahora ya no es así: y cuenta cómo tuvo y puso en práctica una idea brillante para expulsar al cocodrilo.

Álbum bedtime gracioso aunque no sea «práctico», pues para quienes tengan un problema parecido al del héroe no será fácil imitarle. Es un buen recurso que la historia la cuente su protagonista como algo que ocurrió antes. Las ilustraciones van o no recuadradas sin un criterio reconocible: todo se apoya en la simpatía del relato y de las imágenes.

Mercer Mayer. Hay un cocodrilo debajo de mi cama (There’s an Alligator under my bed, 1987). Barcelona: Corimbo, 2013; 30 pp.; trad. de Macarena Salas; ISBN: 978-84-8470-476-8.

Enviar Imprimir
BanksHallensOso2.jpg
lunes, 29 de abril de 2013

El libro del oso, de Georg Hallensleben y Kate Banks, es un álbum bedtime con iguales rasgos a otros de los autores: las ilustraciones son cálidas y el texto es amable y apropiado para compartir. La historia es sencilla: una madre le lee a su hijo un libro cuadrado sobre un oso negro que se prepara para dormir durante el invierno; el relato mezcla la historia del oso con el diálogo entre la madre y el hijo, que también se dirigen al oso —«Duerme, oso», «Shhh…», etc.—, para indicarle qué debe hacer...

Se puede poner como un ejemplo más de algo característico: de que hay autores que firman siempre unas historias muy semejantes pero, como lo hacen bien, siempre gustan. Hay quienes piensan que los escritores o ilustradores deberían intentar cosas nuevas, pero no tiene por qué ser así pues no todo el mundo tiene iguales dotes ni aspiraciones, aparte de que «los defectos del artista que se resigna a sus cualidades acaban volviéndose invisibles» (Gómez Dávila).

Georg Hallensleben. El libro del oso (The Bear in the Book, 2012). Texto de Kate Banks. Barcelona: Juventud, 2012; 34 pp.; trad. de Teresa Farran; ISBN: 978-84-261-3950-4.

Enviar Imprimir
BlochBoudBost2.jpg
lunes, 1 de abril de 2013

Te desafío a no bostezar, de Serge Bloch y Hélène Boudreau, es un álbum bedtime como, por ejemplo, The Napping House o, más parecido aún, El gran bostezo. El narrador advierte a los lectores de los peligros de ponerse a bostezar por la noche…, sobre todo porque te pueden mandar a la cama.

Las ilustraciones, con figuras graciosas y eficaces, están bien compuestas, como todo lo que firma el ilustrador. La narración es simpática. Alguien me hizo notar la impropiedad del título, al menos en castellano, si pensamos en que es el niño quien lo pronuncia: sólo uno muy redicho emplearía esa expresión.

Serge Bloch. Te desafío a no bostezar (I Dare You Not to Yawn, 2013). Texto de Hélène Boudreau. Granada: Barbara Fiore, 2013; 32 pp.; trad. de Carles Andreu y Albert Vitó; ISBN: 978-84-15208-23-5.

Enviar Imprimir
SaudoGiacomoMiPa2.jpg
lunes, 11 de marzo de 2013

A este buen comentario de Mi papá, un álbum de Kris Di Giacomo y Coralie Saudo, no es necesario añadirle muchas más cosas. Sólo dos. Una, que es un álbum que se suma a los pocos donde se plantea la relación entre un niño y su padre, al menos comparados con los que muestran a la madre, aunque lo firmen una autora y una ilustradora. Otra, que se puede poner como ejemplo de que no es verdad que los niños no entiendan la ironía pero sí de que los niños, igual que los adultos, entienden aquellas ironías que se dan en un territorio común a quien formula la ironía y a su destinatario.

Kris Di Giacomo. Mi papá (Mon Papa, il est grand, il est fort, mais, 2010). Texto de Coralie Saudo. Madrid: Kókinos, 2012; 28 pp.; trad. de Ester Rubio; ISBN: 978-84-92750-65-8.

Enviar Imprimir
GravettOtraVez2.jpg
lunes, 22 de octubre de 2012

[En febrero de 2014 se ha publicado este libro en castellano con el título de ¡Otra vez!]

Veo aquí un buen comentario a Again!, un álbum excelente más de Emily Gravett, esta vez acerca de la lectura de cuentos a los niños por la noche, con algunas originalidades interesantes.

En las primeras guardas un dragoncito (llamado Cedric en la edición en castellano) se lava los dientes y se baña. En la siguiente doble página, la de presentación, el personajillo tiene un libro en la mano y está preparado para ir a la cama. La siguiente doble página parece un error, pues parece de nuevo (again) la previa pero, si nos fijamos bien, en ella vemos al dragoncito que nos guiña el ojo. Luego ya vemos a la madre dragona que le lee un cuento sobre caballeros y dragones…, y, a continuación, nuevas versiones del cuento según el personajillo va diciendo again?, again!, etc., mientras la madre se agota cada vez más.

Dentro de los álbumes bedtime, con tanta frecuencia simpáticos pero blandos, este resulta destacable por su argumento y por su confección. Refleja bien el espíritu caprichoso del niño y tiene un furibundo desenlace. Es notable también cómo el cuento interior a la historia va cambiando en sus palabras y en sus imágenes para dar lugar a un nuevo relato embutido en el álbum.

Emily Gravett. Again! (2011). London: MacMillan, 2011; 28 pp.; ISBN: 978-0-230-74536-0. Edición en castellano, titulada ¡Otra vez!, en Barcelona: Picarona, 2014; 32 pp.; ISBN: 978-8494154911.

Enviar Imprimir
WoodNapping2.jpg
lunes, 30 de julio de 2012

Un álbum ideal para dormilones, no editado en España, que se puede poner como ejemplo de cuento acumulativo y encadenado: The Napping House, de Don y Audrey Wood. Hay versión en castellano, La casa adormecida, que no conozco.

Enviar Imprimir
LiaoTaylorCampeona.JPG
lunes, 14 de mayo de 2012

La campeona mundial de mantenerse despierta,
de Sean Taylor y Jimmy Liao, es un excelente bedtime por su texto y por sus imágenes.

Stella tiene que irse a la cama pero ni la cerdita Rosa, ni el ratón Amperio ni Sapo de Trapo están por acostarse, e incluso Rosa dice de sí misma que es la campeona mundial de mantenerse despierta. Así que Stella va proponiendo algo distinto a cada uno de sus juguetes para conseguirlo: a Rosa que se imagine que la almohada es un barco; al ratón, que la caja en la que le mete es un tren; a Sapo de Trapo que la cesta de los juguetes es un globo.

Los personajes resultan entrañables y las ilustraciones son luminosas y están compuestas con la maestría propia de Liao. Van recuadradas la que recogen la vida normal de Stella y sus muñecos, las que presentan a Stella charlando con cada uno de sus juguetes sólo presentan las figuras sobre fondo blanco, y son a sangre las que recogen los relatos imaginativos que Stella cuenta a sus juguetes.

Jimmy Liao. La campeona mundial de mantenerse despierta (The World Champion of Staying Awake, 2011). Texto de Sean Taylor. Granada: Barbara Fiore, 2011; 40 pp.; trad. de Carlos Andreu y Albert Vitó; ISBN: 978-84-15208-07-5.

Enviar Imprimir
SerranoEnBlanco.jpg
lunes, 6 de junio de 2011

A los muchos álbumes con el tema del niño que no se puede dormir se ha de añadir otro sobresaliente: En blanco, de Lucía Serrano.

Irene es una chica a la que le gusta dibujar y tiene la cabeza llena de ideas pero, cuando se intenta dormir, eso es un problema. La narración cuenta sus trucos: dejar la mente en blanco, concentrarse delante de un gran lienzo blanco, llamar a la Goma de Borrar ideas (pero como algunas está escritas con boli no se pueden borrar), imaginarse una habitación vacía, etc. Lo cierto es que todos son infructuosos hasta que... La historia de Irene se complementa o va en paralelo con la de su conejo de peluche.

Narración ingeniosa y bien construida, que tiene aires de tira cómica y combina dibujos con las manchas de pinturas de ceras que hace Irene. Son acertadas las guardas, con ideas como manchas en las primeras, y con el conejo ensayando posturas para dormir en las últimas.

Lucía Serrano. En blanco (2011). Madrid: Anaya, 2011; 34 pp.; col. Sopa de cuentos; ISBN: 978-84-667-9486-2.

Enviar Imprimir
ElzbietaPequeLuna2.jpg
lunes, 16 de mayo de 2011

Dos buenos álbumes de Elzbieta: ¿A dónde van los niños? y Pequeña luna. En el primero dos osos de peluche hablan acerca de los niños que fueron sus dueños y piensan si los habrán olvidado. En el segundo, a la hora de acostarse, el pequeño Bubú no hace más que mirar la luna pero va comprobando que todos los demás animales no se fijan y sólo piensan en dormir.

El primero es un relato en la tradición de las relaciones afectivas entre niños y juguetes y el segundo es un álbum bedtime también con un argumento típico. Las ilustraciones pictóricas y elegantes características de la autora son óptimas para transmitir la nostalgia del primer relato y para subrayar la poesía de la situación del segundo.

Elzbieta. ¿A dónde van los niños? (Oú vont les bébés, 1997, nueva edición en 2008). Sevilla: Kalandraka, 2011; 32 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Pedro A. Almeida; ISBN: 978-84-92608-36-2.
Elzbieta. Pequeña luna (Petite Lune, 1999, nueva edición en 2008). Sevilla: Kalandraka, 2011; 32 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Pedro A. Almeida; ISBN: 978-84-92608-37-9.

Enviar Imprimir
ImaiOveja.jpg
lunes, 30 de agosto de 2010

La oveja número 108,
de Ayano Imai, me ha recordado, por el argumento, Cuando los borregos no pueden dormir, de Satoshi Kitamura.

Paula, una niña que ha intentado todos los remedios para dormir, no lo consigue. Se pone a contar ovejas pero la oveja 108 no puede saltar por encima del cabecero de su cama y bloquea el paso de las demás, aunque todas ellas y la misma Paula intentan ayudarle a saltar. Total, que debe encontrar una solución distinta.

Relato gracioso. Las ilustraciones van en recuadros grandes en cada página y el texto va con las imágenes de las páginas izquierdas. Con frecuencia tanto las ovejas como Paula se salen del marco de los recuadros, un recurso que también alude a la confusa frontera entre lo real y lo soñado. Un pequeño acertijo visual completa el libro.

Ayano Imai. La oveja número 108 (The 108 th Sheep, 2006). Madrid: Macmillan, 2010; 24 pp.; no indica traductor; ISBN: 978-84-7942-566-1.

Enviar Imprimir
BougaevaSpangBostezo2.jpg
lunes, 19 de abril de 2010

El gran bostezo,
de Sonja Bougaeva y Monika Spang, es un divertido álbum bedtime. Excepto al comienzo y al final, donde se ve a un padre y a su hijo, en las demás páginas derechas se ven escenas con lo que los animales están haciendo a las ocho —tigres que juegan al ajedrez, cisnes que bailan, cerdos que comen, cocodrilos que hacen distintas cosas, burros que leen un cuento...—, y, luego, en la página izquierda consecutiva, bosteeeeeezan. El texto, en verso, va en las páginas izquierdas.

La idea es excelente. Las ilustraciones son humorísticas y, en ellas, abundan los detalles graciosos en los que fijarse, ya desde la portada en la que los animales llevan, cada uno, algo debajo del brazo. La estructura del álbum, una suma de mini-relatos de dos páginas, es sencilla y eficaz.

Sonja Bougaeva. El gran bostezo (Das Grosse Gähnen, 2007). Texto de Monika Spang. Barcelona: Océano travesía, 2009; 28 pp.; trad. de Gonzalo Vélez y Leónidas Rugioso; ISBN: 978-84-494-3884-4.

Enviar Imprimir
Steven-Ab01.jpg
lunes, 19 de octubre de 2009

Hay álbumes sobre abuelos para abuelos —por ejemplo, los que hablan de los sentimientos del abuelo— y hay álbumes sobre abuelos para niños, por ejemplo No nos podemos dormir, de James Stevenson, un relato superdivertido que me parece que está descatalogado en este momento.

Enviar Imprimir
OdriozolaLuna.jpg
lunes, 8 de enero de 2007

Cuando sale la luna
es una historia mínima sobre juguetes que cobran vida cuando nadie los ve y que tiene una pequeña sorpresa final. Las ilustraciones de Elena Odriozola son poderosas, con dobles páginas magníficamente compuestas y un uso generoso y acertado del espacio en blanco. Quizá texto e ilustraciones podrían ir más de acuerdo: hay personajes a los que se nombra pero el lector no ve —como un ratón de madera del que se habla pero que no aparece hasta dos dobles-páginas después—, y hay otros que sí se les ve —como los dos muñecos de la ilustración de portada y de otra interior— pero no se les nombra. Pero, en cualquier caso, es un muy buen álbum.

Elena Odriozola. Cuando sale la luna (2006). Texto de Antonio Ventura. Barcelona: Thule, 2006; 28 pp.; col. Trampantojo; ISBN: 84-96473-42-2.

Enviar Imprimir
FirthWad.jpg
lunes, 19 de diciembre de 2005

Es frecuente que, cuando se acierta de lleno con un relato, sus editores y autores intenten repetir la misma fórmula después. Es el caso de la ilustradora Barbara Firth y el escritor Martin Waddell a partir de ¿No duermes, osito? Recientemente ha llegado el cuarto: Duerme bien, osito.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo