Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Álbumes (emociones infantiles: muerte)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
VarleyGraciasT.jpg
miércoles, 18 de julio de 2018

He reunido en esta sección temática varios álbumes que se acercan al tema de la muerte y a ellos habría que añadir los que cito al principio de la nota Álbumes de abuelos. Un primer punto es que, aunque a los adultos este asunto suele interesarnos, pues todos nos damos cuenta de lo difícil que puede ser explicarlo a un niño cuando le toca de cerca, creo que no es adecuado acercarse a él utilizando los libros en plan píldoras medicinales y muchos recurren así a estos álbumes. Un segundo punto es que, aunque los álbumes que incluyo tengan cualidades indudables —por eso los cito—, ninguno me parece satisfactorio debido a la misma simplicidad con la que han de abordar el tema. En esta selección de relatos se toca la cuestión con más extensión, de distintas formas y con más matices. Hecha esta introducción, dos álbumes más.

En La gota de agua, de Inés Castel-Branco, que hila ideas de Raimon Panikkar, se plantea el destino de la vida humana como el de una gota de agua: una persona cuando muere es como una gota que cae al mar, que no desaparece sino que se une a todas las demás y deja de existir como gota. Las observaciones que se van haciendo, que no forman una narración, van acompañadas de imágenes sugerentes y, al final del álbum, de algunas explicaciones en las que se habla de la fuerza de la metáfora y de no renunciar al misterio de la muerte. Con todo, para mí y creo que para muchos, resultan insatisfactorios tanto la destrucción final de la propia personalidad que propone el budismo como el cielo hindú donde cada uno será el otro... 

Otro relato es Gracias tejón, de Susan Varley, un gran álbum de hace tiempo que se ha vuelto a publicar recientemente. Un tejón —como el de El viento en los sauces porque tiene un talante parecido y porque sus mejores amigos son Topo y Rana, además de que los dibujos son como los de Sheppard—, ve que se va a morir y se despide de sus amigos antes de irse «por la Gran Madriguera abajo». Sus amigos se quedan tristes pero encuentran cierto consuelo en los recuerdos. Además, y esto está especialmente bien planteado, al final, el narrador dice que Topo caminaba por donde había visto a Tejón por última vez y sigue: «“Gracias, Tejón..”, dijo con suavidad, creyendo que Tejón le oiría. Y, en cierto modo, Tejón le oyó». La narración se cuenta con dos o tres ilustraciones cada doble página, una que ocupa página completa, y otras dos pequeñas en la misma página en la que van las palabras del relato.

Inés Castel-Branco. La gota de agua (2018). Ideas de Raimon Panikkar. Barcelona: Akiara, 2018; 48 pp.; ISBN: 978-8417440046. [Vista del álbum en amazon.es]
Susan Varley. Gracias, Tejón (Badger’s parting gifts, 1984). Madrid: Altea, 1988; 26 pp.; trad. de Juan R. Azaola; ISBN: 84-372-6601-7. Nueva edición en Madrid: Los cuatro azules, 2017; ISBN: 978-8494724527. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
SoléLunaJuan.JPG
martes, 24 de noviembre de 2015

Que vuelvan a las librerías los mejores álbumes españoles del pasado, como La luna de Juan, un relato de 1982 de Carme Solé, es una buena noticia. En él se cuenta que Juan, un niño que vive con su padre, pescador, va en busca de la Luna cuando su padre cae enfermo de gravedad. Es un relato cuya poesía viene, más que del argumento, de la calidez de unas ilustraciones que transmiten afecto hacia el pequeño protagonista.

Carme Solé. La luna de Juan (La lluna d’en Joan, 1982). Pontevedra: Kalandraka, 2015; 32 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Fabricio Caivano; ISBN: 978-84-8464-933-5. [Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
SoleRodenasIliana2.jpg
martes, 27 de octubre de 2015

Iliana, la niña que escuchaba al viento, de Carme Solé Vendrell y Antonia Ródenas, es un álbum emotivo, igual que otros de las autoras, que aborda bien un tema difícil. Comienza presentando a la protagonista: «Iliana era una niña gitana de pelo como el cobre viejo y ojos oscuros y brillantes». En tres dobles páginas se cuenta lo unida que se siente a su madre. Después, cuando tiene 9 años, su madre fallece. Logra superar su dolor gracias a su abuela y a la amistad con otra niña.

Las ilustraciones respiran calidez y naturalidad. Unas son a doble página, con las figuras en la derecha y la narración con palabras en la izquierda, y otras van sólo en la página derecha mientras el texto también ocupa la izquierda. La historia es esperanzadora para la protagonista y, por tanto, también para los lectores: los comentarios de la abuela a Iliana, de que su madre siempre la cuidará y estará con ella aunque no la pueda abrazar del mismo modo que antes, son los que le permiten, poco a poco, recuperar la alegría.

Carme Solé Vendrell. Iliana, la niña que escuchaba al viento (2015). Texto de Antonia Ródenas. Madrid: Bruño, 2015; 26 pp.; ISBN: 978-84-696-0354-3. [
Vista del álbum en amazon.es]

Enviar Imprimir
TeckentrupArbol.JPG
martes, 15 de abril de 2014

No hace mucho mencioné Mimí, un buen libro sobre lo que supone para un niño la muerte de un ser querido. Un álbum reciente sobre lo mismo es El árbol de los recuerdos, de Britta Teckentrup. En él se habla de un zorro que había tenido una vida larga y feliz, y «se quedó dormido para siempre», «tranquilo y en paz». Luego llegan Búho y todos los amigos de Zorro y lo recuerdan, tristes y silenciosos. Cada uno de los animales evoca su trato con el fallecido: «Coneja sonrió cuando contó la historia de cómo Zorro había jugado con ella al escondite entre las altas hierbas», etc. Y, cuando crece una planta justo donde murió los demás animales «supieron que Zorro seguía estando con ellos».

La historia está bien resuelta gráficamente. Las imágenes tienen el mismo tono amable y cálido que respira el argumento. Habrá lectores que considerarán tonto, e incluso muy tonto, que algunos animales, como los conejos, recuerden con tanto cariño al zorro: usar animales para reflejar comportamientos y sentimientos humanos tiene unas limitaciones que sólo se pueden saltar los que ignoran cómo son los animales, o los acostumbrados desde muy pequeños al mundo Disney. También, como apunté al hablar de Mimí, esta es una de esas ficciones que hablan a los niños de la muerte con el buen deseo de tranquilizarlos y la desdramatizan en exceso. Cada uno tiene su experiencia pero, a estas alturas, a mí me parece claro que una cosa es huir de cualquier pedagogía del miedo y otra mirar para otro lado como si no sucediera nada: algunos planteamientos así a niños pueden tener, y en muchos casos tienen, un efecto bumerán inesperado.

Britta Teckentrup. El árbol de los recuerdos (The Memory Tree, 2013). Madrid: Nube Ocho, Pepa Montano, 2013; 24 pp.; trad. de ; ISBN: 978-84-616-4733-0.


Enviar Imprimir
ErlbruchPato.jpg
lunes, 7 de mayo de 2007

El pato y la muerte
es un álbum gráficamente irreprochable, como es habitual en Wolf Erlbruch, pero la composición tan luminosa y elegante no puede remontar la pobreza de un argumento en el que lo más importante no es lo que se cuenta sino lo que no se cuenta. El protagonista es un pato al que se le acerca la muerte, un personaje algo tétrico de aspecto, pero amable de trato. Después de pasar un tiempo juntos, como acostumbrándose el pato a lo que inevitablemente llegará, al fin se muere pacíficamente y la muerte incluso lo siente. Pienso que, al margen de que no contenga ninguna referencia a la trascendencia, o a la posibilidad de la trascendencia, contradice la experiencia universal del dolor propio y ajeno que va unido con la muerte. Así que sólo para estoicos materialistas ya perfectos o aspirantes a serlo.

Wolf Erlbruch. El pato y la muerte (Ente, Tod und Tulpe, 2007). Cádiz: Barbara Fiore, 2007; 32 pp.; trad. de Moka Seco Reeg; ISBN: 978-84-934811-8-6.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo