Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas del archivo 'Cómics infantiles actuales' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
HatkeJackZita.jpg
miércoles, 25 de noviembre de 2020

En El temerario Jack y Zita, la viajera espacial, Ben Hatke reúne a los héroes de sus cómics anteriores para que salven al mundo. Existe la posibilidad de que unos gigantes logren entrar en la Tierra por medio de una puerta entre su mundo y el nuestro. Esta posibilidad se abre debido a una imprudencia de Lily (la compañera de Jack en las aventuras previas en las que fue nombrada reina de los duendes), que sigue en contacto con los duendes sin que nadie lo sepa. Entran entonces en acción de nuevo no sólo Jack, Lily y Zita, sino también Maddy, la hermana autista de Jack, la madre de Jack, Joseph, el amigo de Zita, y otros que reconocerán quienes hayan leído las aventuras ya publicadas.

La narración es muy dinámica y tiene mucho colorido; las heroínas y héroes son atractivos y algunos pequeños robots son sensacionales; los escenarios, en la tierra y en otros mundos, son variados. Se intercalan bien algunos pocos conflictos interiores, como el de que Zita debe consolar a Lily cuando se lamenta de su imprudencia: «creo que por mucho intentemos hacerlo bien… siempre hay cosas que salen mal. Pero creo que es peor no intentarlo». En el argumento sucede de todo y todo muy rápido: solo lo seguirán bien, en una primera lectura, quienes recuerden bien las particularidades de los personajes de los relatos anteriores. Se podría decir que todo resulta predecible y que, incluso, los protagonistas acaban frustrando la invasión de los gigantes de una forma demasiado fácil. En fin, aunque el relato y sus protagonistas me gustan la impresión que tengo es que el autor está estirando demasiado la vida de sus personajes.

Ben Hatke. El temerario Jack y Zita, la viajera espacial (Mighty Jack and Zita, the space girl, 2019). Barcelona: Astronave, 2020; 272 pp; color por Alex Campbell y Hilary Sycamore; trad. de Xisca Mas; ISBN: 978-84-679-4023-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PiquerasLomosCaballo.jpg
miércoles, 7 de octubre de 2020

A lomos de caballo, de Daniel Piqueras Fisk, es un relato en cómic, prácticamente sin palabras —incluso cabría pensar que las pocas que tiene son innecesarias—, que se apoya en unos formidables dibujos llenos de dinamismo y expresividad. La historia es sencilla: a una niña un tanto aburrida se le acerca un niño pequeño y, en un forcejeo, se les cae un botellín de plástico al arroyo; la niña se imagina el daño que la botella puede causar a los peces, y empieza su aventura de recuperarla. Sus intentos sucesivos son infructuosos y la narración gana velocidad, que se acelera muchísimo cuando ve unos caballos y monta en uno para perseguir la botella río abajo. A cualquier lector le ganará la excelente narración gráfica —en la que las viñetas imaginativas están recuadradas con líneas onduladas y las viñetas de la vida real con líneas rectas—, y la figura tan decidida de la protagonista. Tal vez algunos piensen, sin embargo, si el deseo de transmitir mensajes de conservación de la naturaleza no puede conducir al exceso, porque los lectores pequeños pueden acabar exhaustos de que se les repitan tanto algunos mensajes y porque asombra un poco que la niña arriesgue su vida por conseguir recuperar el bote de plástico...

Daniel Piqueras Fisk. A lomos de caballo (2020). Madrid: Narval, 2020; 54 pp.; ISBN: 978-84-121646-1-9. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
AndrewsEntoncesNosP.jpg
miércoles, 6 de mayo de 2020

Y entonces nos perdimos, de Ryan Andrews, es un largo cómic destacable por la calidad de su narración gráfica, interesante por la forma realista en que plantea determinadas relaciones entre chicos, y menos conseguida en su lado de relato fantástico con personajes curiosos —aunque habrá quienes disfrutarán también mucho este aspecto de la trama—. Por algunos rasgos del argumento es un relato atractivo también para los excursionistas aventureros y, en particular, para quienes son aficionados a salir al campo a ver estrellas.

En una noche de otoño, un grupo de compañeros de colegio salen en bicicleta por la noche con la intención de seguir el recorrido de unos farolillos que se tiran al río y comprobar si es verdad que se acaban convirtiendo en estrellas. Se fijan dos reglas: nadie vuelve a casa y nadie mira atrás. Pero empiezan a producirse deserciones y, además, se les acaba uniendo Nathaniel, al que ninguno mira bien. Al final son él y Ben, un chico con aires de Harry Potter, los únicos que deciden continuar. Entonces aparece un oso parlante, vestido con un abrigo y una bufanda, que se une a ellos y les dice por dónde seguir, lo cual les acaba conduciendo a lugares inimaginables y a conocer otros personajes muy singulares.

Está bien planteado el arranque de la historia, cuando todos ignoran o menosprecian a Nathaniel, la cobardía con la que Ben les secunda y la forma en que acaba descubrimiendo las cualidades que ignoraba de su compañero. La entrada de los héroes en un mundo de fantasía es, como suele ocurrir, impredecible, y la disfrutarán quienes ya estén acostumbrados a historias semejantes (he visto comparaciones con algunas de Lewis Carroll, Madeleine L’Engle, Shaun Tan y otros…). El relato parece innecesariamente largo, por más que sean vistosos los escenarios y sea notable la calidad gráfica del relato, que cambia de las viñetas rectangulares más clásicas y de los colores azules oscuros del principio, a estructuras más flexibles y colores claros y brillantes cuando Ben y Nathaniel entran en contacto con la singular Madam Majestic.

Ryan Andrews. Y entonces nos perdimos (That was our pact, 2019). Barcelona: Astronave, 2019; 329 pp.; trad. de Alba Pagán; rotulación de Ro Vargas; ISBN: 978-84-679-3644-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
ChmakovaRaritos.jpg
jueves, 2 de abril de 2020

Raritos y Valiente son dos cómics de vida escolar de Svetlana Chmakova, una ilustradora rusa que emigró a Canadá cuando tenía 16 años.

En Raritos los protagonistas son Penelope o Peppi Torres, recién llegada al instituto de una nueva ciudad, y Jamie (o Jaime en el interior del cómic) Thompson, un chico solitario al que todos llaman rarito y que tiene grandes cualidades para las matemáticas. Peppi se integra gracias al club de arte, pues es una buena dibujante de cómic, y como una profesora la pone en contacto con Jamie para que le ayude en matemáticas, ambos acaban siendo amigos. Los conflictos están en la timidez de Peppi, que tiene un mal gesto con Jaime y le da vergüenza pedirle perdón; su inseguridad al tratar con la hiperactiva y dominante Maribella Samson (cuyos problemas, sin embargo, acabará conociendo), y la rivalidad feroz entre quienes forman el club de arte y quienes componen el club de ciencias.

En Valiente el protagonista es Jensen Graham, a quien ya conocíamos del cómic anterior, un chico gordito, solitario, con un mundo imaginativo lleno de superhéroes, que tiene problemas con las matemáticas, y que, cuando es acosado por unos abusones del instituto, es ayudado por algunos compañeros y compañeras. Estos problemas de acoso, igual que los del cómic anterior, están bien planteados aunque los consabidos abusones no son psicópatas y pueden ser reconducidos con ayuda de todos. Entre paréntesis creo que son más que discutibles algunos planteamientos, que se dan por buenos, de la forma en que los alumnos protestan.

Buenas narraciones gráficas. Se presenta bien un ambiente con personajes de procedencias culturales y étnicas variadas. Los chicos y chicas tienen un buen talante, a pesar de discusiones y rivalidades. Algunas chicas «sobreactúan» mucho, en parte porque nuestra cultura en general y el estilo adolescente en particular son de lo más quejosos, pero también, creo yo, porque los autores (ilustradores, guionistas…) necesitan exagerar sus reacciones para que causen más impacto. En lo que yo sé, sin embargo, el resultado es a veces contraproducente con lectores que no se reconocen ni de lejos al apreciar demasiada histeria.

Son excelentes las explicaciones que da la autora al final de Raritos contando «el proceso de dibujo», donde dice que cada página del cómic le ha supuesto unas 6 o 7 horas de trabajo.

Svetlana Chmakova. Raritos (Awkward, 2015). Barcelona: Montena, 2018; 210 pp.; trad. de Aina Baraldés; lettering de Ju Youn Lee, color de Ru Xu y Melissa McCommon; ISBN: 978-84-9043-944-9. [Vista del cómic en amazon.es]
Svetlana Chmakova. Valiente (Brave, 2017). Barcelona: Montena, 2018; 253 pp.; trad. de Aina Baraldés; lettering de Ju Youn Lee, color de Melissa McCommon; ISBN: 978-84-17460-27-3. [
Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
HatkeJackTemerario.jpg
jueves, 12 de marzo de 2020

El temerario Jack y El temerario Jack y el Rey Duende, de Ben Hatke, son dos cómics consecutivos donde se ofrece una nueva e intensa versión del cuento Jack y las habichuelas mágicas que tiene unos audaces protagonistas adolescentes.

El primer libro presenta los personajes y plantea los conflictos. Cuando llega el verano y su madre debe trabajar, a Jack le toca cuidar de su hermana pequeña Maddy, una chica autista. En un mercadillo, un extraño personaje (que recordarán quienes leyeron los cómics de Zita), les vende una misteriosa caja de semillas, porque Maddy insiste muchísimo a Jack en que la compre, pero además se queda con las llaves del coche de su madre. Al regresar a casa, Maddy convence a Jack de que las planten y en muy poco tiempo crecen multitud de cebollas y calabazas vivientes y agresivas. Incluso aparece un dragón llamado Félix que se lleva muy bien con Maddy. Jack y su vecina Lily descubren también que algunas plantas tienen asombrosos poderes mágicos. Pero hay un tipo de semillas peligrosas de las que sale un ogro que huye llevándose a Maddy.

El segundo libro, que es un no parar, comienza cuando Jack y Lily salen en persecución del ogro subiendo por la gigantesca planta de habichuelas y acaban llegando a otro mundo distinto —un «bolsillo espacio-temporal» parece ser— en el que podrán hacer frente a extraños y poderosos enemigos gracias a los batidos energéticos de plantas que se habían fabricado antes de partir. Uno de los incidentes, que da lugar a grandes momentos, es cuando los duendes capturan a Lily para que sea la esposa de su rey, pero Lily se niega, lo reta y finalmente lo vence, con lo que acaba siendo la nueva reina de los duendes. Entretanto, Jack debe huir de unas ratas asquerosas, ayudado por unos seres que viven en las cañerías, y buscar a Maddy, a quien amenazan unos gigantes. Pero entonces aparece de nuevo Félix.

El relato tiene una coda final que gustará a quienes hay leído antes los cómics de Zita y que anuncia nuevos libros. Al principio se describen bien las relaciones de Jack con su madre y con Maddy, y los dibujos dejan claros sus sentimientos de aburrimiento y de preocupación. Luego todo sucede muy rápido y ya no queda espacio, ni para los personajes ni para el lector, para pensar en nada, pero todo cobra vida y se lee con gusto gracias al colorido y dinamismo de las ilustraciones, y a la claridad de la narración, que normalmente usa páginas con seis viñetas pero que altera ese ritmo cuando conviene y también recurre a las páginas completas o a las dobles páginas en no pocos momentos críticos.

Ben Hatke. El temerario Jack (Mighty Jack, 2016). Barcelona: Astronave, 2019; 208 pp.; trad. de Xisca Max; color de Alex Campbell y Hilary Sycamore; ISBN: 978-8467935929. [Vista del cómic en amazon.es]
Ben Hatke. El temerario Jack y el rey duende (Mighty Jack and the Goblin King, 2017). Barcelona: Astronave, 2019; 205 pp.; trad. de Xisca Mas; color de Alex Campbell y Hilary Sycamore; ISBN: 978-84-679-3829-6. [
Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
WeingMargoMaloo.jpg
jueves, 20 de febrero de 2020

Los espeluznantes casos de Margo Maloo, de Drew Weing, es una novela gráfica que su autor comenzó a publicar en internet y que luego se ha convertido en un gran éxito editorial.

Comienza cuando la familia de Charles acaba de mudarse a Eco City y se instalan en un antiguo edificio, algo siniestro, en el que les permiten vivir a cambio de que su padre se dedique a reparar los pisos deteriorados. A Charles, un chico con aficiones periodísticas, le parece ver un monstruo por la noche. Cuando conoce a Kevin, un vecino del barrio, este le recomienda que contacte con Margo Maloo, una mediadora de monstruos que siempre sabe cómo tratarles y cómo actuar. Charles lo hace y comienza su relación con Margo. En el primer episodio, «Metrópolis monstruosa», Charles es amenazado por un trol; en el segundo, «Un fantasma en el periódico», ha de hacer frente a unos fantasmas; en el tercero, «Un bebé ogro en peligro», es acusado por los ogros de haber secuestrado a uno de sus bebés. Al final hay unas explicaciones sobre qué clase de seres son los Fantasmas, los Trasgos, los Ogros y los Troles.

La narración gráfica es excelente: se sigue bien, tiene mucho colorido, está llena de detalles. Tienen tirón los escenarios, de una ciudad abigarrada y caótica, y todo el submundo de seres especiales, que viene a ser una ciudad paralela. Los personajes tienen gracia y están bien definidos. El guión está bien armado y los diálogos son vivos. La heroína transmite seguridad total —un poco como Hilda de Luke Pearson—, por lo que incluso quienes temen las narraciones un tanto góticas, seguramente se sentirán cómodos. Charles tiene un papel de comparsa y combina tanto el papel de asustado torpe como el de chico imprudente y entrometido.

Drew Weing. Los espeluznantes casos de Margo Maloo (The Creepy casa files of Margo Maloo, 2016). Madrid: Maeva, 2019; 121 pp.; trad. de Marta Armengol; ISBN: 978-84-17708-47-4. [Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
AlvarezHicotea.jpg
jueves, 13 de febrero de 2020

He buscado y leído Hicotea, de la colombiana Lorena Álvarez, un premiado cómic confeccionado con brillantez que puede verse como una mezcla de Raina Telgermaier por lo que tiene de historia escolar, de las aventuras de Alicia porque tiene una parte de viaje a un mundo en el que habitan seres asombrosos, y de Hazuo Miyazaki por la presentación gráfica de todos esos ambientes fantásticos.

La protagonista es Sandy, una niña que, junto con su profesora monja y sus compañeras de clase, hace una excursión al campo. Allí, cuando da una patada a un caparazón de tortuga sin darse cuenta, se arrepiente y, al mirar dentro, acaba en el interior de un mundo inesperado: el de la tortuga Hicotea y la rana Den (que antes había visto en su clase de biología…) y, más adelante, de un pájaro amenazador llamado Livion.

Me han resultado atrayentes la calidad de los dibujos, la narración que combina toda clase de viñetas y dibujos que ocupan la doble página, y la exuberancia imaginativa que demuestra la autora… Por otro lado, me parece que hay que hacer un esfuerzo demasiado grande para captar bien los pormenores del lado fantástico de la historia: tienen mucho de desparrames surrealistas con los que (para mí al menos) no es fácil conectar.

El párrafo anterior se puede aplicar también al cómic que precede a este: Luces nocturnas, con la misma protagonista en el mismo colegio. En este caso una inquietante y terrorífica niña es la que causa los desvaríos imaginativos de Sandy. Aquí no quedan nada bien las monjas profesoras, cuyas antipáticas intervenciones nada tienen que ver con el relato y suenan a un ajuste de cuentas con pasadas experiencias de la autora.

Lorena Álvarez. Hicotea (Hicotea: A Nightlights Story, 2019). Bilbao: Astiberri, 2019; 53 pp.; trad. de Gonzalo Quesada. ISBN: 978-84-17575-25-0. [Vista del cómic en amazon.es]
Lorena Álvarez. Luces nocturnas (Nighlights, 2016). Bilbao: Astiberri, 2017; 54 pp.; trad. de Gonzalo Quesada; ISBN: 978-84-16880-15-7.


Enviar Imprimir
BoutavantGuibertAriol.jpg
miércoles, 12 de febrero de 2020

Una preciosa vaquilla, de Marc Boutavant y Emmanuel Guibert, tiene en su cubierta un círculo, al modo de una pegatina, en la que pone «100% como la vida misma» y, en efecto, esa es la sensación que provoca la lectura de estos doce nuevos episodios de Ariol, sus padres, y sus amigos, Ramono en especial. Los autores consiguen atrapar y presentar bien las relaciones de niños entre sí y las actuaciones más normales de padres, familiares y profesores. Por contraste con otras series más o menos semejantes es destacable que, por lo que nos han contado hasta el momento, los autores presentan a los padres y a los profesores como gente amable, paciente y que, si es necesario, corrigen o mandan.

Marc Boutavant. Una preciosa vaquilla (Ariol. Une jolie vache, 2011). Texto de Emmanuel Guibert. Madrid: Harper Collins Ibérica, 2019; 124 pp.; trad. de Pilar Garí y Juan Carlos Chandro; ISBN: 978-84-17222-64-2. [Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
TelgermaierFantasmas.jpg
jueves, 6 de febrero de 2020

Fantasmas, de Raina Telgemeier, es un cómic con una narración de igual calidad gráfica que otros de la autora. En él se cuenta que la familia de Catrina decide mudarse a un lugar neblinoso llamado Bahía de la Luna, situado en la Costa de California, porque piensan que el clima beneficiará a la pequeña y revoltosa Maya, que tiene fibrosis quística. A Catrina no le gusta el cambio pero se da cuenta de que debe poner buena cara y eso intenta. Se hacen amigos de un vecino, Carlos, que les dice que en Bahía de la Luna hay fantasmas. La narración, entonces, evolucionará hacia escenarios y momentos como los de Coco, la película de Disney: las tradiciones mexicanas en torno al día de los muertos el 1 de noviembre.

El relato respira buen humor y están bien atrapados los conflictos interiores que se le plantean a Cat respecto a la atención de su hermana. Personalmente me gustó la primera parte, la realista con aires de librito terapéutico, y me pareció artificial la segunda, en la que unos fantasmas persiguen a los personajes; supongo también que no es del todo realista concentrar todo en solo tres meses —cada capítulo se titula con el nombre del mes—. Sea como sea, el libro es una manera más de intentar, por un lado, dar a conocer algo de la enfermedad de Maya y provocar empatía con quienes tienen que lidiar con ella, y por otro, al hablar de las costumbres locales relacionadas con el día de los muertos, hablar de la muerte de modo animoso. Hay unas explicaciones finales sobre la composición del libro, sobre la fibrosis quística y algunos bocetos de hace tiempo de la autora.

Raina Telgemeier. Fantasmas (Ghosts, 2016). Madrid: Maeva, 2019; 245 pp.; color de Braden Lamb; trad. de Ana Belén Fletes; ISBN: 978-84-17708-50-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
XuYaoMarazanoYin.jpg
miércoles, 15 de enero de 2020

Yin y el dragón, un cómic del animador chino Xu Yao y el guionista francés Richard Marazano, incluye los tres relatos consecutivos que cuentan la historia: Criaturas celestes (Créatures célestes, 2016), Las escamas de oro (Les écailles d’or, 2017), y Nuestros dragones efímeros (Nos dragons éphemeres, 2018).

En Shangái, en 1937, el ejército japonés se apodera de parte de la costa china y la población sufre. En ese ambiente, Yin, una niña de diez años, sale de pesca con su abuelo y, para sorpresa de los dos, capturan un dragón dorado, al que ocultan en el almacén donde viven. Pese a las reticencias de su abuelo, Yin se hace amiga del dragón, cuyo nombre sabrán luego que es Guang Xinshi. Por otros lados, Yin es acosada por una pandilla de chicos callejeros y las tropas japonesas están a punto de entrar en el almacén, cosa que no sucede porque un oficial les dice que no lo hagan. Entretanto, el dragón va contando a Yin la gran amenaza que supone para todos el gran dragón negro Xi Qong, a quien él ha servido un tiempo, y que pronto reaparecerá.

Relato que se apoya en antiguas leyendas tradicionales chinas. Tiene unos aires ingenuos e intenta ser aleccionador tanto sobre los males de la guerra como sobre la fuerza de la bondad. El personaje de Yin es cautivador. Los escenarios están magníficamente presentados. El paso narrativo es perfecto: el ilustrador es también cineasta y combina una gran variedad de viñetas de distintos tamaños, con toda clase de perspectivas y planos de los personajes. El colorido cambia de acuerdo con los momentos y los ambientes del relato: nocturnos y diurnos, grises en las callejuelas donde se desenvuelven los pilluelos, oscuros cuando se presenta la desolación que causa la guerra, dorados cuando entra en escena el dragón.

Xu Yao. Yin y el dragón (Yin et le dragon, 2016-2018). Guión de Richard Marazano. Madrid: Dib-buks, 2019; 174 pp.; trad. de Fabián Rodríguez Piastri; ISBN: 978-84-17294-38-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HatkeZitaRetorno.jpg
miércoles, 25 de septiembre de 2019

Con Zita, el retorno, Ben Hatke termina la historia de Zita, la viajera espacial y Zita, la leyenda. Como era de esperar, esta vez la heroína ya consigue regresar a la tierra, no sin antes escaparse de prisión, derrotar al malvado y frustrar sus planes. La historia será difícil para quien no conozca las primeras entregas pues reaparecen personajes y todo se desenvuelve de forma comprensible sólo para quienes ya estén familiarizados con lo sucedido en el pasado. También es importante saber moverse imaginativamente dentro de los escenarios interestelares tan curiosos del relato y no menos estar habituados al grafismo tan dinámico de esta clase de cómics. El desenlace sugiere que habrá más historias de Zita. Al final del libro, el autor explica el origen de su personaje, que inventó para impresionar a su novia (y futura esposa), y deja constancia de los primeros esbozos que hizo de Zita.

Ben Hatke. Zita, el retorno (The Return of Zita the Spacegirl, 2014). Astronave, 2019; 240 pp.; trad. de Xisca Mas; ISBN: 978-8467935004. [Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
JamiesonPrepLista.jpg
miércoles, 21 de agosto de 2019

Preparada, lista… ¡Bienvenida a clase!, de Victoria Jamieson, es un cómic con iguales rasgos constructivos que el anterior de la autora, Sobre patines, y que los ya citados de Raina Telgemaier. Esta vez la protagonista es Guillermina, o Momo, una chica de once años que se ha educado en su casa mientras colaboraba en la feria medieval en la que trabajan sus padres, y que va a comenzar a ir a la escuela secundaria. En ella se verá en medio, por primera vez, de algunos conflictos que desconocía: deseos de ser aceptada en un grupo de chicas, comprobar que hay envidias y celos entre ellas, sentimientos de vergüenza e inseguridad por su nivel social bajo, meteduras de pata e insinceridades posteriores, problemas con algún profesor, etc. La narración alterna sus días en el colegio con su actividad en la feria, un lugar en el que, con frecuencia, se habla de un modo más o menos medievalesco. El relato está bien construido: queda claro que las cualidades de caballerosidad y valentía, de las que Momo habla en la feria, luego no son tan fáciles de poner en práctica en la vida real. La protagonista resulta cercana, igual que su sensata familia y sus acogedores amigos.

Victoria Jamieson. Preparada, lista… ¡Bienvenida a clase! (All’s Faire in Middle School, 2017). Madrid: Maeva, 2019; 247 pp.; color por David Lasky; trad. de Marta Armengol; ISBN: 978-84-17708-03-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HatkeZitaLeyenda.jpg
miércoles, 12 de junio de 2019

Quien haya disfrutado con el cómic Zita, la viajera espacial, de Ben Hatke, lo hará también con su continuación Zita, la leyenda. Si entonces la cita inicial era de Chesterton, esta vez lo es de Hilaire Belloc en su libro El camino a Roma: «El primer paso se da con una ligereza agradable, con el alma en el cielo; es el paso quinientos el que cuenta». Esta vez todo empieza cuando Zita es famosa en todo el universo por sus hazañas en el relato previo y un robot la suplanta; luego, los embajadores de Nueva Lumponia —unos seres de cabezas esféricas, gorros cilíndricos y largas pelambreras—, acuden a ella para que los libre de una futura invasión de Estrellas Corazón y le ofrecen una forma de regresar a su casa. El atractivo de la historia se basa, una vez más, en la personalidad resuelta de Zita, en lo bien caracterizados que se presentan sus amigos y rivales, así como en la forma en que se arma la secuencia de los acontecimientos.

Ben Hatke. Zita, la leyenda (Legends of Zite the Spacegirl, 2012). Barcelona: Astronave, 2019; 192 pp.; trad. de Xisca Mas; ISBN: 978-84-679-3387-1. [Vista del cómic en amazon.es]

Enviar Imprimir
NunezCatalinaCiclope.jpg
miércoles, 29 de mayo de 2019

Catalina y la isla del cíclope, de Miguel B. Núñez es un cómic infantil con una narración clara y un argumento movido. Gráficamente los protagonistas son unos seres esquemáticos: Catalina, una niña-rata, y René, un niño-pollo. El argumento es que intentan ayudar a un gran ojo suelto que se encuentran pero acaban en una isla con seres mitológicos —el cancerbero, Hades…—, que resulta ser la isla de un Cíclope al que le falta su ojo. Los dibujos son simpáticos, aparentemente simples pero eficaces, y los diálogos y enredos tienen gracia. El relato avanza normalmente con seis viñetas por página. Al final hay unas breves y humorísticas explicaciones sobre los seres mitológicos que aparecen. Tengo dudas sobre la recepción de la historia entre un público infantil: si las referencias mitológicas son una barrera o no para un lector pequeño, y si esta forma de presentarlas es la más conveniente o no. Pero, sea como sea, cualquiera leerá el relato con gusto y, en algunos casos, el adulto puede aprovechar la oportunidad para explicar más cosas a los lectores pequeños.

Miguel B. Núñez. Catalina y la isla del cíclope (2019). Madrid: Narval, 2019; 68 pp.; color de Felipe H. Navarro; ISBN: 978-84-948765-9-2. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BoutavantAriolAmigosAlma.jpg
martes, 29 de enero de 2019

Amigos del alma, de Marc Boutavant y Emmanuel Gibert es el tercer volumen de las aventuras de Ariol. Contiene doce episodios con iguales personajes y líneas argumentales que los libros previos: tensas relaciones de Ariol con la petulante Pétula, juegos con su peligroso amigo Ramono, imaginaciones con las aventuras del Caballero Caballo, escenas de vida escolar, etc. También entran en escena personajes nuevos: es una gran amenaza Porcina, la hermana mayor de Ramono. Y hay episodios que, argumental y gráficamente, son geniales de puro sencillo: Ariol en su cama, antes de dormir, mueve la figura del Caballero Caballo por encima de su colcha, «el desierto de cuadros», y en ese paisaje se imagina vívidamente las aventuras de su héroe.

Marc Boutavant. Ariol. Amigos del alma (Copain comme cochon, 2011). Guión de Emmanuel Gibert. Madrid: HarperKids, 2018; 124 pp.; trad. de Pilar Garí y Juan Carlos Chandro; ISBN: 978-84-17222-29-1. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
HatkeZita.jpg
martes, 6 de noviembre de 2018

Hace pocas semanas me pasaron el cómic titulado Zita, la viajera espacial, de Ben Hatke, con un desconfiado comentario «échale un vistazo a esto». Y, para empezar, encontré una cita inicial de Chesterton con la frase famosa de que hay dos formas de llegar a casa: una permanecer allí y otra dar la vuelta al mundo hasta regresar al mismo lugar. A lo mejor a otros esto les desanima pero a mí me gustó.

La trama es como la de El mago de Oz: niña que acaba siendo arrastrada lejos de su casa y, en compañía de unos tipos de lo más singular, debe buscar la forma de volver. En este caso, Zita acude al rescate de su mejor amigo cuando es abducido por unos extraterrestres y termina en un planeta raro y rodeada de seres curiosísimos —humanos, robots, un ratón gigante (que es un grandísimo personaje)…—. Allí tiene que acabar actuando como una superheroína pero, a pesar de todo lo que consigue, en esta entrega no logra volver a casa.

Se pueden ver en el relato ecos de las criaturas y ambientes de Miyazaki. A mí lo que me ha interesado más es que Zita está bien perfilada —no pierde nunca su aire ingenuo, no tiene poderes especiales pero es amable, lista y transmite seguridad a sus amigos—, que los personajes son graciosos y cada uno tiene su punto débil y su habilidad propia, que la colorida narración gráfica se sigue bien y los diálogos están bien armados, que la historia es imaginativa y tiene gancho.

Ben Hatke. Zita, la viajera espacial (Zita the Spacegirl, 2010). Barcelona: Astronave, 2018; 192 pp.; trad. de Xisca Mas; ISBN: 978-8467932010. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BellSupersorda.jpg
miércoles, 3 de octubre de 2018

Supersorda, de Cece Bell, es un buen cómic de corte autobiográfico. En veintiún capítulos se cuenta primero que la protagonista tiene meningitis de pequeña y se queda sorda, luego el proceso de adaptación a los audífonos, después el momento en el que acude al colegio con un audífono especial para oír a los profesores... El título revela que, cuando descubre que su audífono especial le permite oír comentarios de sus profesores aunque estén muy lejos, piensa que tiene poderes especiales y se imagina a sí misma como una superheroína.

La historia habla de los vaivenes por los que pasan sus relaciones con sus compañeras y compañeros de clase, los temores que la bloquean y las dificultades que tiene, aunque tanto sus padres como sus profesores son personas cercanas y dispuestas a facilitarle las cosas. En un epílogo la autora dice que su cómic «se basa en mi infancia» y señala que «me interesó más plasmar mis sentimientos concretos de niña con problemas de audición que ser fidedigna en los detalles». Es decir, que aunque procuró no retratar exactamente a nadie, «las sensaciones que sentía de niña son todas ciertas. Fui una niña sorda rodeada de niños que oían. Me sentía diferente y no lo veía como nada bueno».

El relato se podría poner en paralelo con Sonríe, de Raina Telgemeier. Aunque las figuras de Cece Bell no son «realistas» pues tienen aires conejiles —orejas y hocicos—, los escenarios son más simples y los personajes más esquemáticos, sí se pueden comparar los contenidos, el tono y la confección de la historia. Todo se cuenta con claridad, señalando bien los graciosos momentos imaginativos de la heroína, con unas nubecillas que rodean las viñetas, e indicando con globos de texto en blanco los momentos en los que la protagonista no escucha lo que le están diciendo.

Cece Bell. Supersorda (El Deafo, 2014). Madrid: Maeva Young, 2017; 248 pp.; color de David Lasky; trad. de Jofre Homedes Beutnagel; ISBN: 978-84-17108-16-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
BoutavantAriol1.jpg
martes, 7 de agosto de 2018

Aunque buena parte de sus golpes de humor serán más apreciados por los más mayores —se podrían comparar con los de los relatos de El pequeño Nicolás—, son cómics excelentes para pequeños los de Ariol: un burrito como tú y como yo y Ariol: el Caballero Caballo, ilustrados por Marc Boutavant con guión de Emmanuel Guibert.

El primero contiene doce relatos y el segundo trece. El protagonista es un burrito llamado Ariol y los demás personajes son sus compañeros de clase, cada uno un animal humanizado distinto. Algunos episodios tienen que ver con la fascinación de Ariol y sus amigos con Caballero Caballo, un superhéroe. Otros, con algunas «películas» imaginativas que Ariol se monta. Los hay relacionados con su vida colegial, con los comentarios que hacen Ariol y sus amigos sobre los profesores, o con sus travesuras y charletas en clase, o con el interés de Ariol por su compañera Pétula. También mantiene diálogos con sus padres: en uno, por ejemplo, su madre le hace ver que, siendo un burro, puede ser más listo que su compañero caballo Pánfilo. Es todo un acierto su amigo Ramono, un cerdo, al que invita a pasar las vacaciones con él a casa de sus abuelos a pesar de que los padres de Ariol le hacen ver que su forma de comportarse puede resultar explosiva.

La narración discurre con fluidez a base de tres o cuatro viñetas por página. Hay humor en el dibujo de las figuras y en las situaciones: los autores consiguen presentar las cosas con una ironía sencilla y cordial, que facilita que, con naturalidad, los lectores, niños y adultos, se rían de sí mismos y aprendan a ver con amabilidad modos de ser distintos.

Marc Boutavant. Ariol: un burrito como tú y como yo (Un petit âne comme vous et moi, 2011). Texto de Emmanuel Guibert. Madrid: HarperCollins Ibérica, 2018; 124 pp.; trad. de Pilar Garí; ISBN: 978-84-17222-04-8. [Vista del libro en amazon.es]
Marc Boutavant. Ariol: el Caballero Caballo (Ariol. Le Chevalier Cheval, 2011). Texto de Emmanuel Guibert. Madrid: HarperCollins Ibérica, 2018; 134 pp.; trad. de Juan Carlos Chandro; ISBN: 978-84-17222-05-5. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
JamiesonPatines.jpg
jueves, 14 de junio de 2018

Sobre patines, de Victoria Jamieson, es otro cómic con algo de autobiográfico, elaborado con una destreza compositiva comparable a la de Sonríe y Hermanas, y con un cierto parecido argumental con Sonríe al menos porque aquí también la heroína es abandonada por su mejor amiga (un punto habitual en los relatos de chicas adolescentes). Pero lo principal de la historia es que la protagonista se aficiona, inesperadamente, al Roller Derby, un deporte de contacto: todo se centra, entonces, en las escenas de aprendizaje y entrenamiento duros hasta el momento en el que las principiantes del equipo disputan su primer partido.

Es, sin duda, un cómic notable como tal: la secuencia de momentos narrativos está cuidada; las figuras son simpáticas y expresan bien sus emociones; los fondos son lisos, o casi, para las escenas de diálogos, y reflejan bien los escenarios urbanos o deportivos de otros momentos; se hace avanzar la narración con cartas, rótulos o carteles oportunos; hay excelentes viñetas de los personajes en movimiento, y de choques y caídas, que a mí me han recordado algunos mangas japoneses de acción... También se representan bien los momentos de desánimo de un entrenamiento exigente y la importancia del espíritu de sacrificio por el equipo.

Otra cosa es la opinión que me merece el deporte del que se habla: no hay que ser muy perspicaz para saber que provocará muchas lesiones, algunas muy graves, puesto que todo se basa en derribar al contrario mientras patina. A mí también me parece ridículo que, como en otros deportes se fomente un espíritu agresivo en gestos y actitudes; y no digo nada de los nombres que se ponen las jugadoras: la gran estrella en la que fijan las niñas que comienzan se llama Dentellada de Arcoíris (para mí esto es difícil tomármelo en serio..., pero ellas parece que lo hacen).

Victoria Jamieson. Sobre patines (Roller Girl, 2015). Madrid: Maeva, 2018; 248 pp.; trad. de Sonia F. Ordás; ISBN: 978-84-17108-38-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
TelgemeierHermanas.jpg
jueves, 24 de mayo de 2018

Hermanas es otro cómic autobiográfico de Raina Telgemeier que, esta vez, incluye fotos familiares al final. Cuenta primero sus deseos de tener un hermano pequeño y luego la llegada de su hermana Amara y del pequeño Will. Después la narración se centra, sobre todo, en un largo viaje de San Francisco a Colorado, que hacen en furgoneta la madre y los tres hermanos, cuando tienen 14, 9 y 6 años, para una reunión familiar. En medio hay flasbacks, que se presentan sobre fondos amarillentos, para contar escenas familiares anteriores.

La historia tiene chispa y momentos excelentes. Como está muy centrada en los piques entre Raina y Amara (una chica muy combativa con entusiasmo por las serpientes), en las faenas que se hacen, en los ramalazos de comportamiento egoísta de una y otra, puede parecer descompensada, por más que haya simpatía y un guiño de complicidad y reconciliación final entre las dos. También algunos lectores podrían pensar, por ejemplo, que podría tener más protagonismo el pequeño Will. En todo caso, un libro bien hecho, divertido, fácil de leer y una buena contribución a la siempre difícil narrativa de crecimiento adolescente.

Raina Telgemeier. Hermanas (Sisters, 2014). Madrid: Maeva, 2017; 208 pp.; ilust. coloreadas por Braden Lamb; trad. de Jofre Homedes Beutnagel; ISBN: 978-84-16363-96-4. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PearsonHildaBosqueP.jpg
miércoles, 16 de mayo de 2018

Ya que hace unos días hablé de los cómics de los Mumin, lo hago hoy de Hilda y el bosque de piedra, una nueva entrega de esta conocida serie de Luke Pearson con ambientes y personajillos nórdicos de la que se anuncia que pronto habrá una producción de dibujos animados. Su hilo narrativo es que vemos a Hilda marcharse de casa mientras su madre no sabe dónde está y ella no le da explicaciones convincentes de lo que hace, hasta que ambas acaban perdidas en un mundo de trolls que parecen amenazadores. La narración no es siempre clara: en ocasiones la lectura sigue las viñetas de izquierda a derecha por toda la doble página; otras no es así, pero como no hay separación alguna entre páginas, la línea visual salta inevitablemente de una página a otra. Con todo, quienes hayan sido ganados por los anteriores álbumes de Hilda y su mundo poblado de seres extraños, también disfrutarán con este.

Luke Pearson. Hilda y el bosque de piedra (Hilda and the Stone Forest, 2016). Granada: Barbara Fiore, 2017; 64 pp.; trad. de Ismael Atrache; ISBN: 978-84-15208-94-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
TelgemeierSonrie.jpg
jueves, 10 de mayo de 2018

¡Sonríe!, de Raina Telgemeier, es una excelente novela gráfica de corte autobiográfico. Se desarrolla en los años noventa. Raina, la protagonista, tiene problemas con sus dientes, debidos al crecimiento primero, a una caída desafortunada después, y a complicaciones que surgen en las sucesivas operaciones para reparar su boca. Además, hay un terremoto, a Raina comienzan a gustarle los chicos, y algunas de sus amigas no se portan bien con ella. Su válvula de escape y refugio es dibujar.

La narración en cómic es modélica: se sigue bien la secuencia de los acontecimientos, se transmiten las dificultades y líos de distinto tipo de la protagonista, los personajes son identificables siempre. Por otro lado, el relato es divertido, tiene frescura y, aunque comunica la inquietud propia de los problemas que tiene la chica, es sereno: Raina se ve apoyada por sus padres y amigos, todos los problemas se tratan con sentido común y equilibrio, sin las reacciones excesivas tan propias de los relatos de adolescentes.

Raina Telgemeier. ¡Sonríe! (Smile (A Dental Drama), 2010). Madrid: Maeva, 2016; 214 pp.; ilustraciones coloreadas por Stephanie Yue; trad. de Jofres Homede y Teresa Mlawer; ISBN: 978-84-16363-64-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PearsonHildaPajaro2.jpg
miércoles, 30 de septiembre de 2015

Otros dos álbumes de Luke Pearson: Hilda y la cabalgata del pájaro, Hilda y el perro negro.

En el primero vemos a Hilda y a su madre recién trasladadas a la ciudad de Trolberg. No muy convencida, su madre deja que Hilda salga con sus nuevos compañeros de clase, un tanto gamberros. Cuando tiran piedras a los pájaros de un árbol y derriban a uno, Hilda lo atiende, pero el pájaro no sabe volar y ha perdido la memoria. Así que, aunque intentan volver a casa, Hilda no encuentra el camino; entretanto, su madre, preocupada, le pide a Brizna que vaya en su busca.

En el segundo, Hilda descubre a los Nisse, unos seres que viven ocultos en las casas —uno por casa y nada más: no se llevan bien entre ellos—. También hay una amenaza sobre la ciudad: un enorme perro negro aparece en distintos lugares pero nadie logra verlo del todo ni averiguar qué pretende.

Si en los dos cómics anteriores los escenarios eran campestres, en estos dos son urbanos, no menos singulares que lo eran aquellos. Los nuevos personajes que aparecen tampoco tienen nada que envidiar a los de los primeros cómics: el pájaro que no se acuerda de cómo volar y el Nisse —una especie de incursor extraño— son formidables. Las tramas tienen tensión pero como el tono de los relatos es amable, y la pequeña Hilda es toda una heroína, siempre serena y de lo más audaz, el lector no se siente inquieto por más que la madre de Hilda sí se preocupe por ella.

Luke Pearson. Hilda y la cabalgata del pájaro (Hilda and the Bird Parade, 2012). Granada: Barbara Fiore, 2014; 35 pp.; trad. de Antøn Antøn; ISBN: 978-84-15208-53-2. [Vista del libro en amazon.es]
Luke Pearson. Hilda y el perro negro (Hilda and the Black Hound, 2014). Granada: Barbara Fiore, 2015; 38 pp.; trad. de trad. de Antøn Antøn; ISBN: 978-84-15208-63-1. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
PearsonHildaTrol2.jpg
martes, 20 de mayo de 2014

Hilda y el trol y Hilda y el gigante de medianoche son dos cómics simpáticos firmados por Luke Pearson. La protagonista es una chica de pelo azulado que vive, junto con su madre, arquitecta, en una casa en medio del campo, en escenarios nórdicos en los que aparecen, con toda naturalidad, hombrecillos de madera, espíritus del mar, trols y gigantes. Hilda tiene también un curioso animalito de compañía llamado Brizna, con cola como de zorro y cuernecillos.

En el primer álbum, al comienzo del cual hay un plano del entorno de la casa, Hilda encuentra una roca-trol un día y se pone a dibujarlo; le sorprende una tormenta y, para poder regresar, necesitará pedir ayuda a su vecino el hombrecillo de madera; además, el trol se presentará después en su casa y Hilda se teme lo peor. En el segundo álbum suceden dos historias que hacen eco una en otra: la primera, que a Hilda y a su madre desean echarles unos pequeños elfos, a los que no ven, porque han invadido sus tierras; la segunda, que Hilda cree ver a un curioso gigante merodeando por los alrededores de su casa y tarda en saber qué busca.

Narraciones gráficamente muy bien construidas. El autor usa un número variable de viñetas por página, cambia de tamaño y forma las viñetas y usa o no recuadros de acuerdo con el momento del relato, y a veces, al principio y al final, ocupa una página completa con alguna ilustración. Al margen de su dependencia de otros dibujantes de cómic, al autor se le ha vinculado con Miyazaki y Tove Jansson, entre otros, y sí, sus historias y personajes tienen cierto parecido. También, algunas imágenes recuerdan a ilustraciones de Tolkien. La protagonista es típica —una niña decidida y segura de sí misma que no teme a nada…— pero no así las historias que protagoniza. Las narraciones podrían ser inquietantes y, de hecho, hay momentos que parecen amenazadores pero, al final, todo es de lo más amable.

Luke Pearson. Hilda y el trol (Hildafolk, 2010). Granada: Barbara Fiore, 2013; 35 pp.; trad. de Carles Andreu y Albert Vitó; ISBN: 978-84-15208-42-6.
Luke Pearson. Hilda y el gigante de medianoche (Hilda and the Midnight Giant, 2011). Granada: Barbara Fiore, 2013; 38 pp.; trad. de Carles Andreu y Albert Vitó; ISBN: 978-84-15208-43-3.


Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo