Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Notas de agosto de 2006 :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Archivo por temas:
jueves, 31 de agosto de 2006

Si Puertas de fuego me pareció una entretenida novela y me mantuvo interesado en todo momento, no me ha sucedido lo mismo con Vientos de guerra, otro relato de Steven Pressfield situado en la Grecia clásica y cuyo personaje central es Alcibíades. En este caso el autor no logra manejar bien una historia tan ramificada (quizá sea imposible), tampoco hace atractivos a sus personajes (quizá incluso se pasa de positivo con un pájaro de cuenta como Alcibíades), abundan los largos discursos, me ha parecido extraña la pintura que hace de Sócrates... En fin, que para saber algo sobre Alcibíades mejor leer la nota de mañana.

Steven Pressfield. Vientos de guerra (Tides of War, 2000). Barcelona: Grijalbo Mondadori, 2001; 494 pp.; trad. de Carlos Urritz y José Antonio Soriano; ISBN: 84-253-3573-6.

Enviar Imprimir
CaldecottJack01.jpg
miércoles, 30 de agosto de 2006

Junto con Kate Greenaway y Walter Crane, el otro ilustrador inglés del XIX que pone las bases de la futura ilustración de libros infantiles es Randolph Caldecott. No conozco ningún libro en castellano con ilustraciones suyas. A la derecha, una que corresponde a La casa que Jack construyó.

Enviar Imprimir
martes, 29 de agosto de 2006

No sé si las nursery rhymes inglesas tienen o no una mayor riqueza que sus equivalentes españolas: seguramente no hay forma de probar algo así y, en definitiva, tampoco nos aporta nada relevante que lleguemos a una conclusión u otra. Lo que sí es un hecho es que, a lo largo de la historia, su capacidad de inspirar buena literatura infantil ha sido superior. Y, por ejemplo, una buena parte de la potencia y riqueza de la poesía infantil de María Elena Walsh se debe a su influencia.

Enviar Imprimir
BauerBonaNox.jpg
lunes, 28 de agosto de 2006

Un reciente álbum-divertimento de Jutta Bauer es Bona Nox, basado en una cancioncilla de Mozart, y con una broma marrón de las que abundan en los libros infantiles. Apunto aquí lo mismo que ya he dicho en otras ocasiones: he visto tantas veces el mismo recurso, aunque al niño le haga gracia siempre, que ya reacciono con cansancio al verlo de nuevo. Sin embargo, en este caso supongo que algunas versiones musicales de la obrita de Mozart —no la que yo conozco—, pueden justificar la oportunidad de la broma.

Jutta Bauer. Bona nox (2005). Santa Marta de Tormes (Salamanca): Lóguez, 2006; 26 pp.; adaptación de Eduardo Martínez; ISBN: 84-89804-97-4.

Enviar Imprimir
domingo, 27 de agosto de 2006

Marcello Pera:
«Actualmente sopla en Europa un mal viento. Se trata de la idea de que hay que tener paciencia, y los males desaparecerán por arte de magia, o de que podemos ser condescendientes con quien nos amenaza, pues al final saldremos adelante. Es el mismo viento que soplaba en el Munich de 1938. Parece un suspiro de alivio, pero en realidad es un jadeo, y podría ser un estertor. ¿De quién? De quien, no sabiendo ya bien a qué principios encomendarse, los mezcla todos en un batiburrillo retórico. De quien sabe que su popularidad está decreciendo. De quien no es competitivo en economía. De quien invierte poco en investigación. De quien piensa que el Estado paternalista y social es una institución gratuita. De quien no piensa asumir las responsabilidades derivadas de su propia historia y su propio papel. De quien quiere hacer de contrapeso sin soportar su peso. De quien, finalmente, llamado a combatir, dice siempre que, si es el caso, ésta es la “extrema ratio”, queriendo decir con ello que dicha “ratio” no debe ser utilizada nunca».

Marcello Pera – Joseph Ratzinger. Sin raíces.

Enviar Imprimir
sábado, 26 de agosto de 2006

Dice Kafka a su interlocutor: «Un libro no puede sustituir al mundo. Es imposible. En la vida todo tiene un sentido y una finalidad que ninguna otra cosa puede cubrir plenamente. Por ejemplo, no se pueden vivir experiencias a través de un doble. Lo mismo sucede con el mundo y los libros. Los libros intentan encerrar la vida como se encierra a los pájaros cantores en una jaula. Pero eso no sale bien. ¡Al contrario! Partiendo de las abstracciones contenidas en los libros el hombre no hace sino construirse a sí mismo la jaula de un sistema».

Gustav Janouch. Conversaciones con Kafka.

Enviar Imprimir
viernes, 25 de agosto de 2006

En el caso de las ficciones que tratan sobre cuestiones dolorosas reales, es particularmente necesario contrastar su lectura con los testimonios de primera mano. Un ejemplo cercano: las novelitas que, más o menos, tratan sobre la guerra civil española y obras como la citada días atrás, Un adolescente en la retaguardia. Otro ejemplo: las que hablan de la segunda Guerra Mundial con las memorias de supervivientes de campos de concentración, como el testimonio de Viktor Frankl, La vida en busca de sentido, o, por mencionar otro que acabo de leer, Historia de mi vida, de Aharon Appelfield. Y es que, salvo casos especiales, no es nada fácil que una ficción sea un testimonio político: el ejemplo de acierto total, debido a unas circunstancias muy particulares unidas a un talento excepcional, es Un día en la vida de Iván Denisovich, de Alexander Solzhenitsyn.

Enviar Imprimir
jueves, 24 de agosto de 2006

Siempre que se habla de superhéroes, de cómic y de cine, oigo en el fondo de mi mente a Tina Turner cantando «We don’t need another hero», una consideración que comparto, quizá porque ya he conocido suficientes. Y pienso también en cómo, al poner a personajes como Bilbo y Frodo frente a superhéroes como Aragorn o Boromir, Tolkien ha contribuido a redefinir el concepto de héroe: personajes involucrados a su pesar en aventuras que preferirían no correr, tipos que no intervienen en las grandes batallas y cuyas hazañas son acciones menores cuya trascendencia futura es desconocida, gente que prefiere la vida ordinaria pero cumple con su obligación cuando llega el momento...

Enviar Imprimir
GatesSauceA.jpg
miércoles, 23 de agosto de 2006

Sauce Azul
,
de la norteamericana Doris Gates, es una excelente novelita que habla muy, muy bien, entre otras cosas, de cómo una niña se fija en su padre y aprende cuál es el verdadero perfil de los héroes. Nada que ver, claro está, con ninguna clase de payasos encantados de haberse conocido.

Enviar Imprimir
martes, 22 de agosto de 2006

Aquí está la ficha de Lisbeth Zwerger, una elegante ilustradora que ha puesto imágenes a muchos relatos clásicos y que varias veces he citado ya. Hay una ilustración suya en la voz de Esopo.

Enviar Imprimir
Brooks-Zorro.jpg
lunes, 21 de agosto de 2006

Zorro
,
de Margaret Wild y Ron Brooks, es un álbum premiado que merece ser conocido, aunque no a todo el mundo le agradará. Y es que, argumentalmente tiene algunas cosas infrecuentes: que una historia que se dirige a un público infantil tenga un final agridulce y que se presente a un animal rencoroso como protagonista principal. Y, además, porque gráficamente, aunque tiene una fuerza poco común, no es convencional: por la técnica mixta que usa el autor y por los trazos desasosegantes de los dibujos... Esto es mayor aún en la versión original, en la cual el texto va escrito nerviosamente a mano por el mismo ilustrador, algo imposible de conservar en las versiones en otro idioma.

Enviar Imprimir
Pera-Ratz.jpg
domingo, 20 de agosto de 2006

Me parece valiente la embestida del que fuera presidente del Senado Italiano en la legislatura pasada, Marcello Pera, contra el lenguaje políticamente correcto cuando lo llama una «jaula de insinceridad e hipocresía», una «mezcolanza de timidez, prudencia, conveniencia, retraimiento y temor», una «forma de autocensura y autorrepresión», «una especie de “neolengua” que utiliza hoy Occidente para guiñar, aludir e insinuar, pero no para decir, afirmar o sostener». Y considero acertada su denuncia de que hay hoy mucha hipocresía: «de quien no quiere ver ni hablar para no verse comprometido; de quien ve pero no habla para no parecer descortés; de quien habla a medias y pide complicidad con el resto, para asumir demasiadas responsabilidades».

Marcello Pera – Joseph Ratzinger. Sin raíces (Senza radici, 1004). Barcelona: Península, 2006; 144 pp.; trad. de Bernardo Moreno y Pablo Largo; ISBN: 84-8307-717-5.

Enviar Imprimir
sábado, 19 de agosto de 2006

«No estoy segura de que el hombre más grande de su época —si es que alguna vez ha existido cumbre tan solitaria— pudiera escapar a los desfavorables reflejos de sí mismo en diferentes espejos de reducidas dimensiones; e incluso Milton, al contemplar su imagen en una cuchara, tendría que conformarse con el ángulo facial de un palurdo».

George Eliot. Middlemarch.

Enviar Imprimir
viernes, 18 de agosto de 2006

La tensión en los mundos interiores de los adolescentes se agudiza muchas veces debido a los entornos en los que viven, y se aumenta cuando entran en juego los medios de comunicación y las ficciones tratando frívolamente algunas cuestiones. Por eso, como el juego con el morbo atrae a los morbosos, a veces basta una débil presión donde hay un punto débil para que todo alrededor estalle. Y los lamentos posteriores de muchos adultos suenan como los de quienes se quejan de que la hierba crezca después de regarla todos los días.

Enviar Imprimir
Foster-PV01.jpg
jueves, 17 de agosto de 2006

Desde un punto de vista histórico, el primer autor y el primer personaje de cómic de aventuras de los que se ha de dejar constancia son Harold Foster y el Príncipe Valiente.

Algunos años después llegaron Superman y Batman, de Jerry Siegel y Joe Shuster el primero y de Bob Kane el segundo.

Es interesante ver que tanto el personaje como el trabajo gráfico de Foster se sostienen hoy. De Superman y Batman, sin embargo, conservamos el acierto de la idea inicial y su carácter de bocetos de las películas que vendrían después.

Enviar Imprimir
SchulzRAbajo.jpg
miércoles, 16 de agosto de 2006

Me han parecido muy sabrosos, también por ser diferentes a los libros infantiles y juveniles habituales, los relatos de Hermann Schulz titulados Río abajo y Si un león te pregunta la hora, publicado hace un año pero anterior cronológicamente al primero.

Enviar Imprimir
CraneCaperucita.jpg
martes, 15 de agosto de 2006

En el mundo de la literatura infantil, y no sólo en él, Walter Crane es uno de los ilustradores decimonónicos de referencia. A la derecha, una de sus ilustraciones en color para Caperucita.

Enviar Imprimir
MellingSueñoP.jpg
lunes, 14 de agosto de 2006

Con El sueño perdido, David Melling ha compuesto un álbum que repite la fórmula de En busca del beso. El mismo caballero que protagonizó aquella historia es enviado, esta vez, a buscar las plumas de un cojín que necesita la hermanita del príncipe... Es un álbum que usa iguales recursos gráficos y humorísticos que el anterior y que también habla del cariño familiar como remedio, pero con un argumento inferior.

David Melling. El sueño perdido (Good Night, Sleep Tight, 2005). Barcelona: Beascoa, 2005; 30 pp.; trad. de Estrella Borrego; ISBN: 84-488-2268-4.

Enviar Imprimir
domingo, 13 de agosto de 2006

Andréi Tarkovski:
«Todas las manifestaciones del arte, sea el cine, la pintura, la novela o la poesía, nos conducen fuera de nosotros mismos, hacia nuevos mundos. El verdadero cometido de los artistas es proporcionar al público otra percepción de las cosas. Por descontado que la concepción en Hollywood del cine es que éste tiene que hacer entrar al público en el mundo de fantasía y servirle como escape. Pero eso no es para mí lo que tiene que hacer el cine. Yo entiendo que los artistas tienen que preparar nuestra alma para la percepción y la aceptación del bien. No me refiero a la bondad en sentido cristiano, sino al bien como algo contrapuesto al mal».

Rafael Llano. Andréi Tarkovski: vida y obra, volumen 2.

Enviar Imprimir
sábado, 12 de agosto de 2006

Alejandro Llano: «En una sociedad configurada en torno al saber, el valor de la verdad debería resultar decisivo. Porque un conocimiento falso no es en absoluto un conocimiento; y una información mentirosa es una desinformación». Y, si eso es así, y prolongando lo dicho ayer, ¿es literatura una literatura que mienta sobre la vida?

Alejandro Llano. La vida lograda (2002). Barcelona: Ariel, 2003, 2ª impr.; 208 pp.; col. Filosofía; ISBN: 84-344-1232-2.

Enviar Imprimir
viernes, 11 de agosto de 2006

Quien más, quien menos, en la propia carne o en la de otros, ha comprobado que, con frecuencia, los medios de comunicación son un espejo deformante del mundo en el que vivimos: obligan a observar sólo algunas cosas, las presentan de una determinada manera, las enseñan a través de un marco concreto. Del mismo modo actúan muchas ficciones infantiles y juveniles de ahora, que abordan sólo algunas cuestiones y que lo hacen de modo frívolo e inconsistente. Por eso, incluso aunque estén bien escritas, están lejos de ser buena literatura.

Enviar Imprimir
SparkBrodie.jpg
jueves, 10 de agosto de 2006


Pocas semanas después de que colgase una reseña sobre The prime of Miss Brodie, de Muriel Spark, Pre-Textos ha publicado una edición en castellano titulada La plenitud de la señorita Brodie.

Enviar Imprimir
GilAdolescente.jpg
miércoles, 9 de agosto de 2006

Tiene una gran fuerza la narración de Plácido Gil titulada Un adolescente en la retaguardia - Memorias de la Guerra Civil (1936-1939). El autor, actualmente monje benedictino en la abadía de Leyre, Navarra, tenía 15 años el 18 de julio de 1936 y entonces era novicio en el Monasterio de El Pueyo, Barbastro. Tras el asesinato de todos los monjes, él trabajó primero en los comedores de los milicianos en Barbastro; luego se trasladó a Caspe, donde también fue camarero en el casino, centro de operaciones de los anarquistas y republicanos; después vivió en Poal, un pueblo leridano, con una familia que le acogió; finalmente, al terminar la guerra, pudo regresar a su casa de Lumbier, Navarra, donde le creían muerto.

El autor explica en el prólogo que sólo pretende narrar lo que vivió y que no es su intención realizar juicios políticos. Así actúa en su relato, que respira la veracidad de quien cuenta las cosas tal como las siente y las ve, y de quien no esconde la ignorancia que tenía entonces de las realidades del mundo en el que vivía. Además, aunque la historia está bien escrita, su fuerza se deriva de que no hay propósitos de armarla ni de darle color literario; incluso cabría señalar que la bondad y la fe del narrador, así como la distancia de los hechos, le llevan a mirarlo todo con altura infrecuente.

Plácido Gil. Un adolescente en la retaguardia – Memorias de la Guerra Civil (1936-1939) (2006). Madrid: Encuentro, 2006; 213 pp.; col. Memorias; ISBN: 84-7490-778-0.

Enviar Imprimir
martes, 8 de agosto de 2006

Hay personas que recomiendan a los niños apagar la televisión, algo que siempre me recuerda una tira en la que no sé si su padre o su madre le dicen eso a Calvin, y él les contesta: «¿Apagarla? ¿Es que quieres que me pase todo el día sentado mirando una pantalla en blanco?». Hay que dar soluciones.

Enviar Imprimir
ChildHoracio.jpg
lunes, 7 de agosto de 2006

Como sugería días atrás a propósito de David Wiesner
, hay relatos que si vinieran firmados por un autor novel los consideraríamos excelentes pero, cuando su autor es alguien de prestigio, los comparamos con sus mejores obras y los juzgamos con más dureza.

Me ha pasado eso con Humberto Horacio Herminio Bobton-Trent, de Lauren Child, un relato satírico más largo que sus otros álbumes, sobre cómo una familia de aristócratas se arruina pero el niño-prodigio de la familia consigue salvar una parte de la fortuna y acomodar a sus padres en un edificio de pisos. Aunque sus méritos sean muchos —entre otros, una portada excepcional y unas sensacionales decoraciones interiores con vestidos a juego con los papeles pintados—, me parece que forma y fondo están descompensados. Pienso que un álbum satírico se puede tomar en serio si hay contención: acumular bromas revela ingenio y, en este caso, talento gráfico, pero va en detrimento de la historia en sí misma.

De todos modos se ha de tener en cuenta lo dicho al principio, y añadir a eso que si no lo hubiera leído después del prodigioso La princesa y el guisante, a lo mejor enfocaría las cosas de otro modo.

Lauren Child. Humberto Horacio Herminio Boboon-Trent (Hubert Horace Bartle Boboon-Trent, 2004). Barcelona: Serres, 2005; 50 pp.; adaptación de Miguel Ángel Mendo; ISBN: 84-8488-225-X.

Enviar Imprimir
domingo, 6 de agosto de 2006

Hablando de Yehudi Menuhin, Reich-Ranicki menciona una frase de Thomas Mann que, personalmente, me gusta mucho. Cuenta el crítico alemán que cuando, en cierta ocasión, «un periodista acosó a Thomas Mann con un gran número de preguntas, él le respondió paciente con una extensa carta en la que me llamó la atención una frase: “Su última pregunta acerca del “verdadero objetivo” de mi trabajo es la más difícil de responder. Diré sencillamente que es la alegría”».

Marcel Reich-Ranicki. Mi vida.

Enviar Imprimir
sábado, 5 de agosto de 2006

«Conviene ser breves tanto para quienes entienden con medias palabras como para aquellos que nunca serán capaces de entender». Por eso esto de un blog con comentarios cortos está muy bien.

George Eliot. El velo alzado (The Lifted Veil, 1859). Barcelona: Alba, 1999; 111 pp.; col. Alba clásica; trad. de Jose Luis López Muñoz; ISBN: 84-89846-88-X.

Enviar Imprimir
SamirKhalil.jpg
viernes, 4 de agosto de 2006

El mejor libro explicativo que conozco acerca del mundo islámico es el titulado Cien preguntas sobre el Islam. En él, dos periodistas, especialistas en la cuestión, entrevistan a Samir Khalil Samir, egipcio de nacimiento, jesuita, profesor de historia de cultura árabe y de estudios islámicos, autor de veinte libros y quinientos artículos científicos sobre la materia. Entre otras cosas, Samir Khalil habla de las dificultades de saber quién representa legítimamente al mundo musulmán y de las interpretaciones de la «jihad» como guerra santa o como lucha espiritual; de la condición femenina bajo el islam y de la falta de reciprocidad entre los países occidentales y los musulmanes; de las diferencias esenciales entre las mezquitas y las iglesias, de posibles modelos de integración, y de los motivos y las justificaciones de las peticiones que hacen los colectivos musulmanes en los estados occidentales; de la importancia de dialogar sin caer en un baile de máscaras y de que las cosas se planteen con claridad y amor a la verdad. Las respuestas son claras y completas. Con fluidez y el apoyo de textos y anécdotas significativas, se desciende a los detalles y se matiza cada comentario, se aportan los datos precisos y se desmontan los equívocos que circulan en las declaraciones acomodaticias que inundan los medios de comunicación.

Samir Khalil Samir. Cien preguntas sobre el Islam (Cento domande sull´Islam, 2001). Una entrevista a realizada por Giorgio Paolucci y Camille Eid. Centro di Studi sull´Ecumenismo. Madrid: Encuentro, 2003; 223 pp.; trad. de Miguel Montes; ISBN: 84-7490-689-X. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir
Mora-Ambr-06.jpg
jueves, 3 de agosto de 2006

Como entusiasta lector infantil que fui de las historias del Capitán Trueno, debo decir que no comparto la pasión con que algunos lo elogian ahora. Estuvo bien mientras duró pero la nostalgia no mejora ningún producto. Primero porque los guiones de los cómic de aventuras del pasado no eran geniales, ni mucho menos. Y segundo, porque como sucedió en este caso con los intentos de darle al personaje nueva vida en los ochenta, incluso su valor se deteriora notablemente cuando se rompen las que fueron sus señas de identidad. Ahora bien, sin duda tanto su guionista, Víctor Mora, como el dibujante primero de la serie, Ambrós, merecen ser recordados. Igual que, de paso, no se han de olvidar ni el personaje ni el autor que los precedió en el cómic español, El guerrero del Antifaz, de Manuel Gago, un héroe con recursos parecidos y que hoy sería furibundamente censurado como políticamente hiperincorrecto (igual que su sucesor).

Enviar Imprimir
IbbotsonKazan.jpg
miércoles, 2 de agosto de 2006

La esmeralda de Kazán
,
de Eva Ibbotson, me ha parecido un excelente relato: está bien contado y armado, cuenta con personajes bien perfilados y descripciones medidas, y tiene un argumento atractivo, tipo melodrama decimonónico. Está más conseguido que su anterior obra, Maia se va al Amazonas, que también era una novelita eficaz.

Enviar Imprimir
martes, 1 de agosto de 2006

Un libro que ya no está en el mercado, y que no incluí en Bienvenidos a la Fiesta porque lo he leído hace poco es César Aller y su poesía para niños. Son poemas sencillos para los niños y niñas más dotados de sensibilidad poética.

Enviar Imprimir
publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo