Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Sensibilidad ecologista' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

miércoles, 2 de febrero de 2005

Sensibilidad ecologista


Desde hace dos o tres años está llegando a España la producción de la escritora e ilustradora alemana Cornelia Funke. Después de El jinete del dragón, quizá su mejor libro y que además cuenta con una excelente traducción al castellano, de El señor de los ladrones, menos sólido literariamente pero con más éxito popular, de Igraín la valiente, un libro para un escalón de edad más bajo, igual que la serie de Hugo, se acaba de publicar Corazón de tinta, el mejor después del citado en primer lugar y que lleva más de dos millones de ejemplares vendidos según la publicidad. En esta última novela el narrador indica que, de los libros favoritos de la joven protagonista, Meggie, «ninguno tenía una encuadernación de piel. Mientras leía, Meggie no quería imaginarse que habían despellejado a un ternero o a un cerdo para sus libros. Por fortuna, su padre la comprendía perfectamente. Hacía muchos cientos de años, le había contado cierto día a su hija, los libros muy valiosos se encuadernaban con la piel de terneros nonatos: Charta virginea non nata, un nombre maravilloso para un acto nefando. —Y esos libros —le había dicho su padre— encerraban luego un torrente de palabras inteligentes sobre el amor, la bondad y la compasión». Excelente: una niña educada con esta sensibilidad seguro que rechazará con energía en el futuro cualquier tipo de violencia contra seres humanos nonatos.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo