Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'De padres e hijos' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

miércoles, 9 de febrero de 2005

De padres e hijos


Cuenta George Steiner que cuando era niño «no quedó un solo museo de París y, más tarde, de Nueva York al que mi padre no me llevara un sábado». Y luego continúa: «Más tarde llegué a comprender la enorme inversión de esperanza contra esperanza, de atenta inventiva, que mi padre realizó en mi educación Y ello durante años de tormento público y privado, cuando la amarga necesidad de construir un futuro para nosotros a medida que el nazismo se aproximaba lo destruyó emocional y físicamente. Todavía me asombra la cariñosa astucia de sus mecanismos. Nunca se me permitía leer un nuevo libro hasta que no hubiese escrito y sometido a la valoración de mi padre un informe detallado del libro de acababa de leer. Si no había comprendido determinado pasaje —después de que mi padre hiciese su propia interpretación y aportase sus sugerencias—, tenía que leérselo en voz alta. En ocasiones, la voz puede aclarar un texto. Si seguía sin entenderlo, me obligaba a copiar el pasaje en cuestión. Y, con ello, aquel filón acababa normalmente por entregarse».

George Steiner. Errata – El examen de una vida (Errata: An Examined Life, 1997). Madrid: Siruela, 2001, 4ª ed.; 218 pp.; col. Libros del tiempo; trad. de Catalina Martínez Muñoz; ISBN: 84-7844-411-4.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo