Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Ritmo imparable' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 17 de noviembre de 2005

Ritmo imparable


Distinta de la versión cinematográfica posterior que haría Hitchcock, Los 39 escalones es una novela cortita que su autor, John Buchan, escribió para entretenerse durante una enfermedad. En su dedicatoria menciona su entusiasmo por las novelas baratas de aventuras, que describe como una clase de «relato en el que los incidentes desafían a las probabilidades y rozan los límites de lo imposible».

Cuando, en 1914, Richard Hannay, 37 años, está en Londres aburriéndose, un desconocido le aborda, le cuenta los planes para una conspiración y le pide ayuda. Hannay se la ofrece pero, poco después y sin más ni más, el hombre aparece muerto en su apartamento. Como todo le incrimina decide huir e intentar desenmascarar él la trama que le había revelado el asesinado. Con la policía y los conspiradores en los talones logra ir evadiéndolos por los los pelos y, por fin, entra en contacto con un alto funcionario de toda confianza, sir Walter Bullivant.

Muchos libros posteriores se inspirarán en la novela de Buchan: un formidable arranque, un personaje-narrador bienhumorado y metido involuntariamente dentro de un enorme lío del que acaba saliendo gracias a sus recursos, un argumento de persecución donde lo que importa es el ritmo imparable que no deja tiempo para pensar. Y el lector se deja llevar aunque note los defectos: las casualidades son muchas; los malvados no están bien dibujados; no queda del todo claro qué pretenden los alemanes y por qué es tan importante una futura visita de un cónsul; hay algunos comentarios antisemitas que obedecen a que la novela fue redactada en la época de la revolución rusa, cuando se habían difundido masivamente los «protocolos de los sabios de Sión» y muchos veían una conspiración de origen judío detrás de todo lo que sucedía.

En novelas posteriores, Greenmantle, 1916, y Mr Standfast, 1919, Buchan hará trabajar a su protagonista en el servicio de inteligencia durante la primera Guerra Mundial y le podremos ver como un tipo enérgico y decidido, escalador de montañas y capaz de descifrar difíciles claves.

Además, dejará escrita una divertida novelita infantil de fantasía titulada El bastón mágico.

John Buchan. Los 39 escalones (Thirty Nine Steps, 1915). Barcelona: Bruguera, 1982; 59 pp.; col. Club del Misterio; trad. de María Teresa Segur; ISBN: 84-02-09025-7; agotado.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo