Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un extraordinario conductor de hombres' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 8 de septiembre de 2005

Un extraordinario conductor de hombres


El inglés James Cook (Marton, 1728-Hawai, 1779) es uno de los más grandes marinos de todos los tiempos. En 1763 recibió el mandato de dirigir operaciones de reconocimiento de Terranova y El Labrador. La «Royal Society» le reconoció su gran capacidad como matemático después de haber estudiado un eclipse de sol en 1766. Tenía 39 años cuando el gobierno inglés le encargó la misión de su vida: confirmar qué tierras existían en el Pacífico y cartografiarlas. Con ese motivo hizo tres grandes viajes que cuenta muy bien A. Grenfell Price en su obra Los viajes del capitán Cook (1768-1779). Después de una introducción, de una exposición de los «Problemas marítimos del siglo XVIII», y de un capítulo sobre «La infancia y la carrera de Cook», se narran los tres viajes: de 1768-1771, de 1772-1775 y de 1776-1779. El autor se apoya por completo en los propios textos de Cook, que reflejan una pasión por la exactitud que, a veces, parece desmerecer la magnitud de lo conseguido: terminó el mapa del Pacífico, descubrió la larga costa oriental de Australia y delineó la de Nueva Zelanda, reconoció grandes tramos de la costa norteamericana, descubrió muchas islas desconocidas y localizó correctamente otros archipiélagos, descubrió y señaló los límites aproximados de la Antártida, confirmó el descubrimiento del estrecho de Bering y la imposibilidad de usarlo como vía para rutas comerciales, venció algunas enfermedades que hasta él habían sido características del mar, aplicó métodos astronómicos y de relojería para conseguir el cálculo exacto de la longitud... Y, en general, fue un extraordinario conductor de hombres que no perdía la calma y mantenía siempre su autocontrol, un tipo práctico que sabía resolver con acierto los problemas de navegación y elegir con acierto tanto los barcos como los instrumentos de navegación necesarios, y que, con alguna excepción lamentable, siempre supo tratar con humanidad a los nativos.

A. Grenfell Price. Los viajes del capitán Cook (1768-1779) (Explorations of Captais James Cook in the Pacific As Told by Selections of His Own Journals 1768-1779, 1970). Barcelona: Serbal, 1985; 383 pp.; introducción de Percy G. Adams; selección y edición cargo de A. Grenfell Price; trad. de Manuel Crespo; ISBN: 84-7628-001-7. Edición con ilustraciones y fotografías.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo