Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'El papel educativo de las ficciones' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 23 de febrero de 2006

El papel educativo de las ficciones


No es fácil, a veces, saber si algunos libros infantiles que muestran deficiencias educativas tienen como destinatarios a los niños. En general son ciertas dos cosas: que los niños no tienen la visión de conjunto que les permite dar a cada cosa su verdadero valor y eso les hace más frágiles, y que ser pequeño no es ser tonto y eso les hace comprender más de lo que parece. Dicho de otro modo: lo más importante no suelen ser los libros en sí mismos sino las condiciones personales del lector unidas a su concreto entorno familiar y social. Por eso, hablando desde lejos y en general, no es fácil juzgar sobre la conveniencia de que algunos relatos sean apropiados o no para niños: en ocasiones pueden presentarles situaciones que ellos no entienden y crearles problemas que no tienen, otras veces pueden darles luces que les ayuden a juzgarse mejor a sí mismos y a comprender mejor a los demás. De todas maneras, no está de más recordar que la misión educativa de cualquier ficción literaria es sólo indirecta.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo