Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'La ocurrencia de usar un abrigo' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

viernes, 3 de marzo de 2006

La ocurrencia de usar un abrigo


Wayne Booth: «Cuando Gógol creó a Akaky Akakievitch Bashmatchkin, el pobre oficinista de El capote prácticamente anónimo detrás de su nombre “desusado y artificial”, una víctima de la burocracia, del destino y de su propia debilidad, típico de todos los oficinistas tontos y desmañados, ya había llevado a cabo la mayor parte de su tarea retórica. Cuando además atinó con la ocurrencia de usar un abrigo como un signo de las aspiraciones, de la decepción y de la final destrucción de su héroe, de nuevo eligió el “objeto natural” más conveniente para sus propósitos. Cuando contemplamos al empobrecido Bashmatchkin, desesperadamente frío y andrajoso, ahorrando desesperadamente su dinero para comprar un abrigo que cada vez más considera en su mente como un símbolo de seguridad, de situación social y de felicidad, se nos conduce con gran efectividad al robo del abrigo y a la muerte del héroe. Ningún recurso directo a la simpatía o ningún ataque directo a la brutalidad del “sistema” hubieran servido mejor. Uno tiene que pensar solamente en la evidente inferioridad de cualquier otro artículo de vestir para ver cuán apropiada fue la elección de este “objeto natural”».

Wayne C. Booth. La retórica de la ficción.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo