Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Personajes como marionetas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
McCaughrean.jpg

jueves, 18 de mayo de 2006

Personajes como marionetas


Si ayer elogiaba una novela de Geraldine McCaughrean, debo decir que me ha defraudado con No es el fin del mundo, pues en ella se mete de lleno, y no de forma ocasional o casual, en los terrenos pantanosos en los que caen muchos autores de hoy. En ese relato, varios narradores cuentan aspectos de la vida en el interior del Arca de Noé: los hijos del patriarca, sus esposas, su mujer, también algunos animales, y, sobre todo, Timna, una chica de unos diez años que es la hija menor de Noé («sé que mi nombre no figurará» en una historia donde sólo los hombres cuentan, nos advierte al principio). La narración está centrada en mostrar la progresiva rebelión de Timna, su hermano Jafet y su esposa Zila, y al final la misma mujer de Noé, ante los comportamientos rígidamente fanáticos y crueles de los demás. Los narradores son más que improbables por la mentalidad de hoy que reflejan y, además, es patente cómo la autora tira de los hilos aquí y allá con afán de que simpaticemos con unos y rechazemos a otros.

Geraldine McCaughrean. No es el fin del mundo (Not the End of the World, 2004). Madrid: Alfaguara, 2006; 237 pp.; col. Alfaguara, serie roja; trad. de José Miguel Pallarés; ISBN: 84-204-6974-2.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo