Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Trilogía de Ransom (3)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Lewis-HorFor.jpg

jueves, 8 de junio de 2006

Trilogía de Ransom (3)


En Esa horrible fortaleza Ransom encabeza la lucha de un grupo de personas contra unas fuerzas totalitarias, que trabajan amparadas en un instituto tecnológico llamado N.I.C.E. y que desean dominar la tierra. Finalmente, la victoria llegará con la reaparición y la intervención de un sorprendente Merlín.

En esta novela, la más extensa de la trilogía, aunque tiene muchas ideas y escenas magníficas, también falta control narrativo: Lewis carga la mano en la presentación negativa de los malvados y, sobre todo, complejiza en exceso la historia, que además de depender de las anteriores novelas de la trilogía también contiene muchas referencias mitológicas y literarias.

Ahora bien, a pesar de no estar del todo conseguida, revela también las cualidades de C. S. Lewis: originalidad, potencia imaginativa, sabiduría literaria, solidez intelectual. Por eso, a pesar de sus fallos, es una novela que merece ser conocida. Basta ver que quienes han intentado abordar en sus novelas tesis de fondo en la misma línea de teología-ficción, como están muy lejos de los conocimientos filosóficos y teológicos del autor, además de que no tienen fácil igualar su preparación específica y su talento para exponer las cosas con brillantez y claridad, no han alcanzado ni de lejos su altura y su coherencia.

C. S. Lewis. Esa horrible fortaleza. Un cuento de hadas para mayores (That Hideous Strength. A Modern Fairy-Tale for Grown-Ups, 1945). Barcelona: Minotauro, 2006; 501 pp.; trad. de Elvio E. Gandolfo y revisión de Mercedes Villena; ISBN: 84-450-7599-3.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo