Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Cuentos populares intelectualizados' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
RodAlmodBS.jpg

jueves, 29 de junio de 2006

Cuentos populares intelectualizados


Antonio Rodríguez Almodóvar
realizó un gran trabajo de investigación antropológico-folclórica con Cuentos al amor de la lumbre, una recopilación de cuentos populares españoles que data del año 1984. En años sucesivos fue publicando los Cuentos de la media lunita, decenas de títulos en los que vuelve a las mismas historias con la intención divulgativa de darles una mayor presencia entre los niños y en los colegios. Los años 93 y 94 publicó, en la editorial Siruela, dos libros titulados El bosque de los sueños, donde recreaba cuatro historias populares pero, esa vez, teniendo en mente a un público adolescente o, en general, mayor. Y en el año 2004 la editorial Anaya publicó, bajo el mismo título, en una edición grande y con el apoyo de nuevos ilustradores, aquellos cuatro cuentos unidos a un quinto más largo que los anteriores, titulado Hija del Sol y las tinieblas.

El autor, que describe su trabajo como «una labor de restauración, rescate y rehabilitación de cuentos viejísimos», usa un lenguaje rico para presentar cinco historias que comparten elementos comunes y que forman una sola metahistoria. Los tres primeros cuentos son relativamente lineales, el cuarto es más arduo y en él incluso aparecen escenarios de ciencia-ficción, y el quinto lo es mucho más, y en él, después de que una cita introductoria de Freud nos hable de las relaciones entre sueño y mito e historia, se entrelaza un cuento popular con la historia mítica de Medea...

Personalmente sólo encuentro relativamente satisfactorios los tres primeros cuentos pero no así los otros dos, que me parecen mucho más artificiosos. Ahora bien, esa es la intención del autor: en el prólogo deja claro que ha preparado un «laborioso plan de conexiones internas» entre los cuentos, que una de sus intenciones es hacer un homenaje personal a Borges y a su idea de la biblioteca total subterránea, que tiene la convicción de que la fantasía colectiva era originalmente integradora y fue destruida por las religiones sacerdotales y el poder político... Desde mi perspectiva, que no es la de un estudioso del folclore sino la de un lector normal, pienso que todo es más sencillo, y que parte del encanto de los cuentos orales está en su carácter popular y que, por eso, no funciona intentar contar nuevas historias del mismo tipo a base de sofisticación, cargándolas de un cierto erotismo y llenándolas artificialmente de referencias cultas y de significados subterráneos.

Antonio Rodríguez Almodóvar. El bosque de los sueños (2004). Madrid: Anaya, 2004; 380 pp.; ilust. de Pablo AULADELL, Carmen Segovia, Javier ZABALA y Javier SERRANO; ISBN: 84-667-3985-8.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo