Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Rencores que se suman' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 1 de marzo de 2007

Rencores que se suman


Una novela que aclara, un poco, cómo acabó llegando la guerra civil española es Los cipreses creen en Dios, de José María Gironella. Ambientada en Gerona, desde abril de 1931 hasta finales de julio de 1936, los protagonistas principales son la familia Alvear: el padre, Matías, la madre, Carmen, el mayor, Ignacio, el siguiente, César, y la pequeña, Pilar. La narración está focalizada en Ignacio, personaje que va recibiendo todas las impresiones y valorándolas: primero en los tres cursos que pasa en el seminario, luego cuando trabaja en el Banco Arús y estudia por las tardes, y se va vinculando, de uno u otro modo, a toda clase de tipos humanos. El autor procura exponer equilibradamente las cosas y construir cuidadosamente su trama, de modo que los distintos personajes conserven su individualidad pero representen las tendencias políticas y los estratos sociales de la época. Se muestra el envenenamiento de la convivencia debido, también, a que «los rencores políticos se unían a los rencores personales», y se muestra el peso que acaban teniendo las acciones más pequeñas: como afirma el relojero que aprendió en su oficio, también el lector acaba dándose cuenta de «que las ruedas pequeñas son tan importantes como las grandes».

José María Gironella. Los cipreses creen en Dios (1953). Barcelona: Planeta, 2003; 911 pp.; col. Autores españoles e hispanoamericanos; ISBN: 84-08-04728-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo