Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Lo primero y lo último que se aprende' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

miércoles, 18 de julio de 2007

Lo primero y lo último que se aprende


Ray Bradbury
es uno de los autores de los que se habla en Escritores de cine. En ese libro se reproduce su opinión de que la ciencia-ficción gusta sobre todo a un público masculino: «Los hombres leen ciencia-ficción para construir el futuro. Las mujeres no necesitan leerlo. Ellas son el futuro». No sé si es cierto. Tampoco sé si tiene alguna importancia. En cualquier caso, libros como La feria de las tinieblas, Crónicas marcianas, Farenheit 451, El vino del estío son inolvidables, a mí me parece que para cualquiera. Y, en ellos, uno encuentra también comentarios tan sabios como este de Leo Auffmann en El vino del estío: «Lo primero que se aprende en la vida es que uno es tonto. Lo último que se aprende en la vida es que se sigue siéndolo».

Para los interesados en la cuestión, hace poco llegué, a través de barcepundit, a un artículo en el que Bradbury sale al paso de las malas interpretaciones que se han hecho de Farenheit 451: Bradbury no pretendía tanto atacar al estado, al modo de Orwell, como a la mentalidad de rebaño que la televisión fomenta...

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo