Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un inmenso deseo' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
TwainKemHuc06.jpg
Ilust. de E.W.Kemble.

jueves, 20 de septiembre de 2007

Un inmenso deseo


Por muchas razones, Mark Twain es un autor clave. Un atractivo de su obra: la conexión con la mente de un chico, el no perder de vista nunca que «llega un momento en la vida de todo chico normal en que siente un inmenso deseo de ir donde sea, en busca de un tesoro oculto», tal como se afirma en Las aventuras de Tom Sawyer. Otro, su desenvoltura: «El que escribe para personas mayores sabe que puede dar fin a su novela con una boda; pero cuando escribe para niños, ha de pararse donde buenamente pueda», en la conclusión de la misma obra. Otro, su agudeza para retratar la confusión mental de quien recibe mensajes morales confusos, en Las aventuras de Huck Finn, quizá su mejor obra. Pero hay más.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo