Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Marian Forrester' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
CatherUnadamaextr.jpeg

viernes, 21 de septiembre de 2007

Marian Forrester


Respecto a otras novelas, Willa Cather cambia de acentos en Una dama extraviada. Aquí la protagonista es Marian Forrester, una mujer que «tenía el poder de sugerir cosas mucho más bellas que ella misma, igual que el perfume de una única flor puede invocar toda la dulzura de la primavera». En segundo plano está su marido, el capitán Daniel Forrester, un hombre mayor al que todos ven al principio como un lastre para su mujer, aunque cuando fallezca será patente que, en realidad, era su ancla. El capitán Forrester, comenta el narrador, era uno de los soñadores que había conquistado el viejo Oeste, uno de aquellos «aventureros de corazón pródigo, cuya falta de sentido práctico rayaba en la magnificencia; una hermandad de caballeros, fuerte en el ataque pero débil en la defensa, que sabía conquistar pero no conservar». Y, cuando él falta, llega una clase de hombres diferentes que «disiparían el frescor de la mañana» y «extirparían el gran y fértil espíritu de la libertad».

Willa Cather. Una dama extraviada (A Lost Lady, 1923). Barcelona: Alba, 2002; 206 pp.; trad. de Ismael Attrache; ISBN: 84-8428-162-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo