Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Lingüistas y lenguaje' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

sábado, 10 de mayo de 2008

Lingüistas y lenguaje


«Roman Jakobson dice que en los lenguajes particulares se encuentran las estructuras universales de todo lenguaje. Dice también que hay que sacar la conclusión de que los lenguajes son, a la vez, autónomos e interdependientes de una manera casi natural, que el estudio de una lengua puede hacerse históricamente. Que el estudio del lenguaje puede concebirse por la descripción de una estructura estática. Evidentemente, declara también, los conjuntos se mueven, pero no se mueven de un día para otro, no se mueven más que muy lentamente.

Así, pues, hay, a la vez, sincronía y diacronía. Hay que saber, declara también, que el lenguaje humano es biológico y cultural a la vez, mientras que el lenguaje de los animales es únicamente biológico. Así, el niño puede hablar el noruego, si vive en un medio noruego; el portugués, si vive en un medio portugués; mientras que el perro no habla noruego, no habla portugués, no habla, como todos los perros, más que el lenguaje perro.

Estoy asombrado por la enorme importancia científica que hoy se da a estas verdades, bastante simples, a fin de cuentas. Al cabo de cierto tiempo, nos enseña Jakobson (y esto es una cosa asombrosa, la única cosa asombrosa), nos enseña que hasta hace relativamente poco tiempo no existía la filosofía del lenguaje, que hasta hace alrededor de medio siglo los lingüistas no se preguntaron que es la lingüística. ¿Qué es lo que han podido hacer hasta ahora? Imaginen a los médicos preguntándose, por fin, qué es la medicina. Pues los lingüistas no se habían preguntado nunca qué es el lenguaje. Es como si no se hubiesen dado cuenta, hasta últimamente, de que los hombres hablaban. Incluso no sabían que el lenguaje es el pensamiento. Verdaderamente, sólo a los artistas y a los poetas se les debe preguntar cosas nuevas y verdades profundas».

Ahora sólo haría falta saber qué le parecía el teatro de Eugène Ionesco a Roman Jakobson.

Eugène Ionesco. Diarios – Diario en migajas – Presente pasado, pasado presente (Journal en miettes, 1967; Présent passé, passé présent, 1968). Madrid: Páginas de Espuma, 2007; 409 pp.; col. Voces/Ensayo; trad. de Marcelo Arroita-Jauregui; ISBN: 978-84-95642-94-3.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo