Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Graciosos o estúpidos, según se mire' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
Stink2.jpg

martes, 16 de septiembre de 2008

Graciosos o estúpidos, según se mire


Ha sucedido muchas veces que un personaje secundario de una historia cobra vida propia y comienza su propia serie. Es el caso de Stink, hermano menor de Judy Moody, series ambas de Megan McDonald e ilustradas por Peter Reynolds.

Los tres libros de Stink que conozco, como los dos de Judy Moody que he visto, cuentan escenas de vida familiar y colegial con un prisma humorístico y el típico lenguaje hiperbólico. Aunque personalmente no me atraen mucho este tipo de series como de comedieta televisiva en formato libro infantil, esos libros concretos me han resultado divertidos en algunos momentos, aunque tal vez no les hubiera hecho caso de no contar con unas ilustraciones tan apropiadas.

En cuanto a la pregunta de si estas historias aportan algo, más allá de que diviertan y añadan vocabulario y competencia lectora, no tengo una respuesta clara. Entiendo que pueda incomodar un relato que hable de profesores y padres que aceptan con naturalidad comportamientos maleducados en la vida cotidiana (los malos olores de las zapatillas o de otras cosas no son nada divertidos, por ejemplo, aunque a lo mejor en Educación para la Ciudadanía cabe un concurso de a ver quién lleva las zapatillas más olorosas).

También, de modo más general, es cierto que relatos como estos aceptan sin discusión el modo de vivir centrado en sí mismos de muchos chicos y presentan un estilo educativo (en mi opinión) demasiado complaciente y a veces lamentable. Pero supongo que al final todo depende del entorno del receptor: según lo que los destinatarios vivan alrededor habrá quien los considere cercanos y graciosos y habrá quienes los vean como improcedentes e incluso estúpidos.

Megan McDonald. Stink, el increíble niño menguante (Stink. The Incredible Shrinking Kid, 2005), Stink y el increíble rompemandíbulas supergaláctico (Stink and the Incredible Super-Galactic Jawbreaker, 2006), y Stink y las deportivas más superespantosas del mundo (Stink and the World’s Worst Super-Stinky Sneakers, 2007). Madrid: Alfaguara, 2008; 136, 124, 136 pp.; col. Alfaguara infantil; ilust. de Peter H. Reynolds; trad. de P. Rozarena; ISBN 978-84-204-7286-7, 978-84-204-7287-4, ISBN: 978-84-204-7288-1.
Megan McDonald. Judy Moody está de mal humor, de muy mal humor (Judy Moody, 2000), Judy Moody se vuelve famosa! (Judy Moody Gets Famous!, 2001). Madrid: Alfaguara, 2004; 167 y 141 pp.; col. Judy Moody; ilust. de Peter H. Reynolds; ISBN: 84-204-0119-6, 84-204-0120-X.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo