Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Opiniones imprecisas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

domingo, 11 de enero de 2009

Opiniones imprecisas


Un amigo me dice que Tagore no le atrae porque le parece blando, una opinión que tiene la lógica propia de algunas elecciones —a mí tampoco me gustan algunos géneros o algunas obras de mérito— pero que conviene precisar. En lo que yo conozco, que no es mucho, pienso que Tagore puede ser sentimental en algunos contenidos y blando en la manera de formularlos otras veces, pero llamarle blando es parecido a decir que la no-violencia de Gandhi es blanda o que poner la otra mejilla es una doctrina más blanda todavía. Las memorias citadas días atrás ayudan a conocer al autor un poco mejor: en ellas se pueden leer comentarios bromistas como el de que «la Providencia, apiadándose de la humanidad, ha dotado a todas las cosas tediosas de un hechizo soporífero», pero también contundentes como el de que no debemos temer tanto el mal «como los tiránicos esfuerzos por crear el bien». Y, por citar otro libro, entre los aforismos que hay en Obra escojida —que es lo que yo hace años leí de Tagore— hay muchos excelentes como, por ejemplo, el de que «si de noche lloras por el sol no verás las estrellas», el de que «la vida se nos da y la merecemos dándola», el de que «no insultes a tu amigo con méritos de tu bolsillo», o el de que «el poder cree que las convulsiones de sus víctimas son de ingratitud». [Actualización: puntualizo que la j de «escojida» fue una elección de los traductores para las palabras donde la g suena j, como en frájil, fujitivo, etc.].

Rabindranath Tagore. Obra escojida. Aguilar, 1955; 1464 pp.; trad. de Zenobia Camprubí; prólogo de Agustín Caballero Robredo. El libro que contiene los aforismos del autor se titula Pájaros perdidos.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo